LAS CORNADAS DEL HAMBRE

Por Reinaldo Spitaletta

Cómo han cambiado los tiempos desde cuando se escuchaba decir a las mamás: “comida les doy, ganas no”. Colombia, uno de los países más desiguales del mundo, reparte hambre a montones. Ya ni siquiera los niños alcanzan a comer papel, como pasaba en la Guajira; ahora, nada comen. La desnutrición los mata. Parece que habrá que acoger por estas geografías la “modesta proposición” del irlandés Jonathan Swift, de comerse los niños menores de un año. Así se evitará que perezcan de hambre.

Seguir leyendo «LAS CORNADAS DEL HAMBRE»