¡Chao Piñera!

Por Manuel Cabieses Donoso (para Prensa Latina) *

Santiago de Chile, (Prensa Latina) El gobierno del presidente Sebastián Piñera está acabado. La calle revocó su mandato y exige su renuncia. En adelante la función de este gobierno se reduciría al gotario de concesiones que intentan calmar la indignación popular.

Seguir leyendo “¡Chao Piñera!”

Alguien tiene miedo

Por Carolina Vásquez Araya

La maldad, cuando parece no tener límite, esconde un temor profundo a la justicia.

Tenía la intención de escribir sobre la situación en Chile. Lo sucedido durante los días pasados no solo merece la mayor atención del mundo, sino también un análisis ponderado y sensato sobre los posibles escenarios luego de la masiva protesta del pueblo chileno contra los abusos de un sistema que lo ha marginado durante 30 años. Pero hay otro tema fundamental que no debemos dejar pasar y es, aunque parezca mentira, otra guerra. Esta vez, contra las niñas sobrevivientes de la masacre ocurrida en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción en Guatemala.

Seguir leyendo “Alguien tiene miedo”

Uribe y la desinformación como estrategia de defensa

Por: Javier Ortiz

En medio de la turbia controversia mediática que se ha levantado posterior al formulario de 100 preguntas que se obligó a responder al expresidente Uribe Vélez mientras rendía indagatoria, la historia de la falsa monja es solo una parte de la cortina de humo que se desplegó. Otra, bastante reprochable, ha sido sacar al ruedo una cuestión ya conocida por la Corte y resuelta de fondo: la participación del Comité de Solidaridad con los Presos Políticos (CSPP).

Seguir leyendo “Uribe y la desinformación como estrategia de defensa”

¿Qué futuro laboral tiene en Colombia un universitario recién graduado?

Fernando Alexis Jiménez
Rebelión

El día que María Alejandra se graduó de bachillerato, hicieron un sancocho de gallina, invitaron a los familiares y recibió varios regalos: tres blusas, un reloj electrónico de los baratos y un bolígrafo que le duró lo que dura una ilusión, es decir, muy poco o casi nada.
Una jornada emocionante, lo amargo vino después. Lo constituyó el viacrucis de entrar a una universidad pública. Imposible. No había cupo. La salida fue contratar un crédito educativo. Usted ya sabe dónde. Sí, en aquella entidad pública que cobra intereses y con la que queda endeudado media vida después que se gradúa.

Seguir leyendo “¿Qué futuro laboral tiene en Colombia un universitario recién graduado?”

El fracasado discurso del éxito, turno de Ecuador

Emilio Cafassi, Noam Chomsky, Manuel Castells y Jorge Majfud
Rebelión

¿Cómo lograr que una micro minoría del uno por ciento continúe, década tras década acumulando más riqueza que el restante noventa y nueve por ciento de una sociedad? Quienes lo han hecho lo saben bien:
1) propaganda masiva y ubicua, invisible pero real, como el aumento de CO2 en la atmósfera, y

2) acoso político, económico y militar de cualquier otra opción que contradiga el asalto.

Seguir leyendo “El fracasado discurso del éxito, turno de Ecuador”

El movimiento indígena ha dicho basta y ha echado a andar

Silvia Arana / Rebelión

La Conaie demanda revocar el acuerdo con el FMI, revertir las privatizaciones y terminar con el extractivismo petrolero en territorios en conflicto. Presenta un plan plurinacional en defensa de la soberanía de nacionalidades indígenas, por la justicia, por la educación en general y la educación bilingüe en particular, por la economía campesina familiar, por derechos laborales y sindicales, en defensa de la salud pública, de los derechos de las mujeres, de los medios de prensa comunitarios.

Seguir leyendo “El movimiento indígena ha dicho basta y ha echado a andar”

Terco Uribe. Como una mula

“Viene una jurisdicción especial para la paz”, le advertí. No lo creyó, o no lo tomó en serio. Y acá estamos. Uribe, pase lo que pase, quedará tocado, zarandeado

Por: Álvaro Leyva Durán | septiembre 26, 2019

El último tuit que circulé en las redes sociales dice así: “La suerte que viene corriendo el expresidente Uribe no me divierte. La deploro. La intención de la paz de La Habana fue extenderle la mano a TODOS los actores del conflicto. Se lo puse de presente y no lo entendió. La verdad: aplastante tsunami. “Somos briznas de hierba”.

Notarán los lectores que la palabra TODOS está escrita en mayúscula. Quise significar con esto que de lo que de mi dependió en los momentos de la negociación, mi propósito fue acercar a Uribe al proceso de paz para tenerlo a él en cuenta como parte de la solución; para evitar que terminara siendo un obstáculo, o un problema mayor. Ya para entonces pintaba claramente que el hombre, con el tiempo, podía convertirse en difícil escollo. Por esa razón, quien escribe esta cuartilla, cada vez que podía, repetía a la manera de un estribillo la frase “la paz es con todos”. Pero maldita siempre la intransigencia: Uribe dejó pasar la oportunidad. Su oportunidad. Y el reloj continuó su marcha.

Tuve como hablar con el expresidente-senador Uribe en varias ocasiones. No es la primera vez que lo relato. Él, sencillo de trato, ameno, directo, francote. Algo histriónico, por no decir que bastante. Por lo demás, goza de un buen sentido del humor. Pero ni todo es humor, ni mucho menos sencillo. Tanto que cuando amablemente me invitó a su casa en Rioegro, le dejé entrever que el palo no estaba para cucharas. Mi intención fue anticiparle que lo que se venía de golpe tendría para él el color de las hormigas. “Usted será un trompo de poner”, se lo dije así, textualmente. “Vaya a La Habana”, se lo insinué. Se lo propuse. Hasta el propio Timochenko le mandó una nota diciéndole “venga hombre”. Pero no. No fue posible. Terco Uribe. Como una mula.

Siempre supo el expresidente que personas como el autor de esta columna apostábamos a que la solución al conflicto interno pasara por la obligación de decir la verdad y por el rasero de las víctimas para evitar la repetición de la locura de la guerra fratricida. “Y viene una jurisdicción especial para la paz”, le advertí. No lo creyó. O si lo creyó, no lo tomó en serio; no midió las consecuencias. Y acá estamos, porque no hay plazo que no se cumpla.

Amenazas como recurrir a un referendo para golpear a la Corte Constitucional valen lo que todos sabemos:huevo, o huevito, para usar una palabra de Uribe

No soy yo -ni mucho menos que fuera así-, quien pueda anticipar desenlaces jurídicos cuando es una corte la que tiene que decidir asuntos de ciertas montas dentro de su competencia, mirando obviamente hacia el horizonte de la justicia. Pero Uribe, pase lo que pase, quedará zarandeado. Tocado. Como cualquier hijo de vecino en iguales circunstancias. Se comprueba una vez más que los hombres, todos, “somos briznas de hierba”, como lo anoté en el tuit. Y con el tiempo, señores y señoras, se impondrá la verdad y aplastará como un tsunami, porque la JEP no desaparecerá y sus puertas se irán abriendo todas las veces más con la alta mira de buscarle caminos a la paz definitiva, compromiso que esa jurisdicción tiene para con el país todo; algo que continúa perfeccionándose, refinándose, porque aún esa institución está en construcción. Y por favor, téngase presente que amenazas como las de recurrir a un referendo para golpear a la Corte Constitucional valen lo que todos sabemos: huevo, o huevito, para usar una palabra de Uribe. Igual aquellas iniciativas dirigidas a taparle el sol con las manos a cincuenta millones de colombianos. ¿Para qué perder el tiempo?

Preparémonos todos para las olas de verdades reveladoras que se avecinan.
A que se vienen en escalada, lo apuesto doble a sencillo

Y dicho sea de paso: entre más asesinatos sigan aconteciendo, más apremiante la verdad. Preparémonos todos para las olas de verdades reveladoras que se avecinan. A que se vienen en escalada, lo apuesto doble a sencillo. Verdades sin consideración de donde o de quien provengan. Recuerden que hoy la verdad se logra contrastar, más si se trata de un torrente de veracidades espontáneas; no arregladas. Nada de paja habrá entonces. Porque quien mienta o acuda a cuentos chinos, “cogida la tiene”, como decían nuestros mayores. O cuidado: “tape y remache”, como en el juego “las lleva”. La verdad, palabra y concepto, es la idea y compromiso central de nuestros tiempos. Sin cortapisa alguna. Tal la aspiración de las víctimas, la de todos los colombianos y la del mundo entero. A esta patria nuestra, a pesar de los horribles obstáculos que a diario vivimos –matanzas, debilidad estatal y narcotráfico–, le llegará el momento de empinarse. Porque ahí están los acuerdos; están vigentes. Y los acuerdos, más allá de algunos proyectos que se puedan estar adelantando, señor Presidente Duque, son para cumplirlos. Y para concluir: “Que culpa tiene la estaca si la rana salta y se ensarta”.

Izquierda y comunicación

La izquierda en crisis

Que la izquierda a nivel mundial está golpeada, no es ningún secreto. Dejamos de lado acá una definición estricta de “izquierda”; nos valdrá, para el caso, concebirla englobando a cualquier movimiento que, de una u otra forma, tiene un proyecto antisistémico, cabiendo allí un abanico grande: partidos políticos que entran en el juego democrático-parlamentario, cierto movimiento sindical, expresiones de lucha armada, clásicos partidos leninistas, movimientos sociales contestatarios, etc.

Seguir leyendo “Izquierda y comunicación”