La educación es una forma de política

Entrevista a Peter McLaren

Habíamos leído a Peter McLaren, pero fue hasta comienzos del siglo XXI cuando tuvimos la oportunidad de escucharlo “en vivo” y conversar con él. A donde iba (y va) Peter McLaren era (y es) una especie de espectáculo, con mucha gente alrededor suyo, queriendo sacarse fotos con él y que le firme sus libros.

Peter McLaren es autor de más de 50 libros, traducidos cada a varios idiomas, es Profesor Distinguido en Estudios Críticos, Co-Director The Paulo Freire Democratic Project y deInternational Ambassador for Global Ethics and Social Justice

Es un “rock star” de la pedagogía crítica; en la intimidad una bella persona, un ser humano excepcional y un gran amigo. Es un hombre de tatuajes, con un cierto estilo tejano y contundente pensamiento revolucionario. Su casa es un santuario donde hay trozos de su recorrido por el mundo

Desde el 2004 comenzamos a tener una estrecha relación pedagógica y personal con Peter. Lo llevamos varias veces a Venezuela, a compartir con colectivos pedagógicos, en el Centro Internacional Miranda (CIM) y la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

En el 2005 se lo presentamos al comandante Hugo Chávez en un evento en el Palacio de Miraflores donde participaban intelectuales de distintos lugares del mundo.  Luego nos acompañaría en la conformación de la línea de investigación de pedagogías críticas del CIM.

Años después impulsamos una cátedra del pensamiento de Peter McLaren en la UBV, la cual en su momento se aprobó. Luego, el común amigo y compañero de sueños Sergio Quiroz fundó el Instituto McLaren de Pedagogías Críticas, centro de formación e investigación que se ha convertido en un centro de referencia del pensamiento crítico continental.

Antes de la muerte de Sergio Quiroz, teníamos la oportunidad de compartir clases cada dos años en el Instituto ubicado en La Ensenada, Baja California Sur, México. Estoy seguro que seguiremos coincidiendo allí para reivindicar el legado de Sergio.

Peter es considerado uno de los exponentes mas renombrados de las pedagogías críticas en el mundo, por ello nos pareció importante compartir esta entrevista con les lectores de OVE.

Peter, cuéntanos un poco tu historia personal, ¿cómo llegaste a las pedagogías críticas?

Primero quiero agradecer a mi hermano Luis Bonilla-Molina y la compañera Luz Palomino por esta oportunidad de comunicarme con los lectores y colaboradores del portal Otras Voces en educación.

Nací después de la Segunda Guerra Mundial, cuando mi padre regresó de luchar contra los nazis en Europa; crecí en mi Canadá natal en la década de 1950. En nuestra familia éramos de clase trabajadora, y mis antepasados ​​vinieron de Escocia e Irlanda. Parece que mi tatarabuelo paterno perteneció a la comunidad de viajeros irlandeses, muchas veces conocidos como gitanos irlandeses.

Mis antepasados ​​se establecieron en Ontario, Canadá y eran granjeros o trabajadores itinerantes. Mi padre formaba parte de la clase trabajadora hasta que los televisores se pusieron de moda y se unió a una empresa holandesa de electrónica que vendía televisores. Entonces pudimos comprar una casa modesta. Fui la primera persona de mi familia en ir a la universidad.

Durante la década de 1960 fui parte del movimiento de la contracultura, y como “hippie” hice varios viajes al sur de la frontera, a San Francisco y Los Ángeles, para explorar los movimientos de protesta estudiantil. Mientras estuve allí, aprendí sobre los movimientos de derechos civiles y el movimiento del poder negro. Comencé a leer sobre Martin Luther King, Malcolm X, las Panteras Negras; tuve la oportunidad de escuchar a los manifestantes que estaban en contra de la invasión norteamericana a Vietnam.

Vivía en habitaciones con otros hippies y veía como el FBI allanaba casas y se llevaba a prisión a jóvenes que se negaban a unirse al ejército y luchar en Vietnam. También conocí al poeta Allen Ginsberg y al Dr. Timothy Leary, el famoso sumo sacerdote del LSD, considerado el hombre más peligroso de Estados Unidos y quien luego sería enviado a prisión.

Llegué a Estados Unidos varios meses después de que Martin Luther King fuera asesinado, y regresé a Canadá poco después de que Bobby Kennedy cayera asesinado. Estaba triste y abatido, sentía que Norteamérica iba a arder en llamas.

Al no estar conectado a ningún grupo radical de izquierda, decidí inscribirme en la universidad. Estaba muy interesado en la literatura y estudié inglés actual e inglés antiguo. Después de graduarme con una licenciatura, fui al Toronto Teachers College durante un año y enseñé en la escuela primaria durante 5 años. Hice una maestría por la noche mientras trabajaba como maestro, y me inscribí en la Universidad de Toronto para hacer un doctorado.

Al mismo tiempo, un diario que escribí sobre mis experiencias docentes se publicó en 1979 y se convirtió en un best-seller canadiense. Cuando escribí mi diario definitivamente estaba en la izquierda políticamente hablando, pero no contaba con las palabras, los conceptos, las teorías que me ayudaran a profundizar mi conciencia política y forjar un compromiso con el socialismo.

Todavía estaba cautivo por la ideología burguesa, y en ese momento estaba aprendiendo mucho de lo que posteriormente jugaría un papel importante en mi pensamiento. Fue entonces cuando descubrí el trabajo de Paulo Freire, y ello fue por casualidad. Una vez que leí a Freire, descubrí a otros maestros norteamericanos que estaban motivados de manera similar por el trabajo de Freire.

Eso me llevó a despertar un interés especial en Trotsky y otros revolucionarios marxistas. Recuerdo que tomé clases con Michel Foucault, quien en ese entonces enseñaba en Toronto. Era un excelente maestro, pero yo estaba más interesado en la tradición marxista. También había auditado una clase con Ernesto Laclau cuando enseñaba en la Universidad de York.

Comencé a leer vorazmente obras de marxismo y estudios culturales, principalmente de la Escuela de Frankfurt y sus exponentes. También estaba interesado en la teología de la liberación latinoamericana.

Crecí desdeñando a los académicos liberales. La política liberal es una política de personas ricas que quieren parecer que se preocupan por la humanidad, sin hacer ningún sacrificio personal para hacer del mundo un lugar mejor. Los liberales unas veces están diez grados a la izquierda del centro, principalmente durante los buenos tiempos y luego, diez grados a la derecha del centro cuando los tiempos económicos se tornan difíciles y los afectan personalmente.

Mi trabajo en pedagogía crítica se profundizó considerablemente después de recibir invitaciones de varios países para unirme a diversas discusiones políticas y comprender el impacto que el capitalismo de austeridad neoliberal que se estaba imponiendo fuera de los Estados Unidos.

Entonces, al reunirme con camaradas en Brasil, Argentina, Croacia, Serbia, Polonia, Grecia, Israel, Palestina, Pakistán, India, China, Venezuela, México, Costa Rica, Taiwán, Colombia, Tailandia, Japón, Hungría, Perú, Alemania, Austria, Malasia, Hong Kong, Cuba, Turquía, el Reino Unido, Suecia y Finlandia y México, ello realmente me abrió los ojos a una perspectiva internacional sobre las políticas educativas.

Cuando uno vive en los Estados Unidos y es de izquierdas se suele tener pocas posibilidades de desarrollo político, pero tuve la suerte y oportunidad de hacer amigos y colegas fuera de los estrechos recintos de los Estados Unidos. Estas oportunidades me ayudaron a profundizar mi reflexión personal y teórica sobre el trabajo de Paulo Freire, el humanismo marxista y la teología de la liberación y me proporcionaron un contexto más amplio, con matices, para explorar el impacto que han tenido Paulo Freire y otros en la educación y su relevancia para las pedagogías críticas a nivel mundial.

Precisamente, esa sensibilidad por los asuntos sociales y pedagógicos, nos permite preguntarte, ¿cuáles consideras que son los elementos más significativos de la crisis educativa mundial actual?

El mayor desafío educativo que tenemos hoy es la eliminación de la pobreza (que solo puede ocurrir adecuadamente bajo el socialismo), el fin de la injusticia económica y la eliminación del sistema del capitalismo racial.  Esto se relaciona con otro desafío: construir una sociedad socialista en la que se compartan la tierra, la riqueza y el poder político, y se respete la dignidad de todas las personas.

En los Estados Unidos existe una gran preocupación por los problemas culturales que rodean la identidad y la justicia racial, étnica y de género. Sí, esto es importante, estoy de acuerdo. Pero el principal problema que veo es la desigualdad económica que el capitalismo no puede resolver, especialmente asociadas al “casino global” en el que vivimos.

Millones de seres humanos han sido devastados por la austeridad neoliberal, el empobrecimiento, el empleo precario y han sido declarados excedentes de trabajo. El uno por ciento más rico de la humanidad controla más de la mitad de la riqueza del mundo, mientras que el 80 por ciento de la población tiene que conformarse con solo el 4.5 por ciento de las riquezas.

La clase capitalista transnacional está llevando a cabo un programa de neoliberalismo que consiste en una reforma fiscal regresiva, una desregulación y privatización generalizadas, subsidios ampliados al capital, ruptura de sindicatos y recortes masivos al gasto social.

La actual crisis mundial es de sobreacumulación, donde la absorción rentable de los excedentes resulta imposible por la falta de mercados por la precariedad de los posibles consumidores. El costo de esta crisis de sobreacumulación se está transfiriendo a las clases trabajadoras y populares. La crisis actual es de sobreproducción / bajo consumo, donde es extremadamente difícil para el sistema capitalista descargar los excedentes de manera rentable.

Recuerdo muy bien, a partir de mis experiencias de vida, las recientes crisis sufridas por el capitalismo desde mediados de la década de 1990: la crisis del peso mexicano de 1995, el colapso financiero asiático de 1997-98, la recesión de 2001 y el estallido de la burbuja financiera en 2007- 8.

Estas crisis fueron lo suficientemente malas para los pobres, pero como señala mi compañero William Robinson, luego de los ataques terroristas del 11 de septiembre, Estados Unidos comenzó a militarizar la economía global, desde un énfasis en la informática y la tecnología de la información hasta lo que hoy se llama el “complejo militar y la seguridad petrolera”.

Todo es ahora “negociable” y, por lo tanto, una fuente de especulación y acumulación, lo que lleva a la consolidación del capital financiero transnacional depredador, donde los operadores financieros ganan dinero haciendo nada más que especular, a partir de atrapar el dinero en las fluctuaciones del mercado.

La financiación de las escuelas públicas ahora es vulnerable al saqueo y al robo. La privatización de la educación es desenfrenada, ya que los fondos públicos se están desplazando para subsidiar escuelas privadas, y los ejecutivos de empresas están siendo contratados por juntas escolares y universidades para instituir un “modelo de negocios” en la educación, centrado en la obtención de ganancias y las reformas impulsadas por el mercado.

Las escuelas en los EE. UU se están convirtiendo en excluyentes, ya que las oportunidades para los estudiantes de minorías y de clase trabajadora son cada vez más escasas. Existe una disparidad evidente entre las escuelas que atienden a estudiantes negros y latinos/a versus las que acogen estudiantes blancos. Los patrones arraigados de viviendas segregadas, la pobreza creciente y la falta de recursos públicos para la educación han destruido las oportunidades para muchos estudiantes de clase trabajadora que se ven obligados a trabajar en empleos mal remunerados en el sector de servicios, sin seguro médico u otros beneficios.

La educación bilingüe, en su mayor parte, ha desaparecido a medida que los inmigrantes se ven obligados a ir a aulas donde el único idioma de enseñanza es el inglés.

El costo de la educación universitaria hace prohibitivo que muchos estudiantes de los barrios obtengan una educación universitaria.

El sistema educativo, a través de “organizaciones de gestión educativa” está reproduciendo las jerarquías y estratificación de clases existentes en la economía capitalista, generando “esclavos asalariados” para asegurar que el sector corporativo tenga un número suficiente de trabajadores. Para ello se profundiza el modelo educativo que divide el trabajo manual e intelectual.

Los salarios de los docentes no coinciden con el aumento en el costo de vida, y los sindicatos de docentes están bajo asalto constante. La calidad de la escolaridad en los distritos ricos supera con creces el de las escuelas en los distritos de clase trabajadora.

La segregación racial sigue siendo indiscutible, ya que la educación es ahora un escenario de exclusión de clase y racial. Básicamente es un sistema de dos niveles, diseñado para crear graduados universitarios y generar una fuerza laboral no calificada de bajos salarios, ello ocurre incluso ahora que los trabajadores están siendo despedidos como resultado de la pandemia actual.

Las políticas de disciplina en las escuelas tienen un mayor impacto en los estudiantes latinos y afroamericanos. Existe una disparidad racial en las sanciones por varios delitos, especialmente punitivas con los estudiantes afroamericanos y latinos /a quienes son suspendidos o sancionados de manera desproporcionada por los oficiales escolares.

Las tasas de graduación son significativamente más bajas para los estudiantes afroamericanos y latinos. Las pruebas estandarizadas de alto riesgo y las reformas educativas basadas en estándares alineados con las necesidades de capital y la creación de una fuerza laboral productiva que tengan las habilidades y actitudes específicas solicitadas por la comunidad empresarial. Se están cerrando las oportunidades para que los estudiantes pobres y minoritarios tengan éxito en escuela y puedan ingresar a la universidad. Estos estudiantes se convierten en parte de la reproducción intergeneracional de la desigualdad de clase: los pobres se empobrecen y los ricos se enriquecen.

Los trabajadores tienen derecho a acceder al conocimiento científico, técnico, filosófico, económico e histórico. Pero están excluidos de muchas instituciones de educación superior.

Los presupuestos de educación deben basarse en las necesidades de los estudiantes, no en los dictados de corporaciones u organismos financieros internacionales.

La educación sigue al servicio de las grandes corporaciones e instituciones financieras internacionales, es decir, de la clase capitalista transnacional. Las diferencias de clases, ahora además racializadas, afectan las posibilidades de una nutrición sana de los estudiantes y ellos son privados del acceso a los recursos económicos y el capital cultural necesarios para tener éxito en las instituciones burguesas.

La desigualdad de clases racializadas es la mano invisible que pretende conducir e impulsar nuestras actividades como maestros, intentando limitar nuestro trabajo a la reproducción del “consenso o ideología legitimadora”, mediante sistemas escolares administrados por la clase dominante, asegurando que las ideas hegemónicas sean las de la clase dominante. A ello nos resistimos desde las pedagogías críticas.

Al obligar a los estudiantes a aceptar la ideología dominante, la escolarización en la sociedad capitalista naturaliza y reproduce sin crítica las relaciones sociales de producción. Mientras que los educadores críticos luchan por la ciudadanía crítica, las escuelas públicas se han creado para forjar la ciudadanía del consumidor, que acepta el trabajo enajenado bajo el capitalismo como un hecho y promueve el cumplimiento de las demandas del capital.

Otro desafío importante es el cambio climático y salvar al planeta del desastre ecocida (que incluye pandemias). El Partido Republicano en los Estados Unidos está lleno de negadores del cambio climático, y ellos deben ser desafiados.

Y otro problema importante es la amenaza de una guerra nuclear. El principal violador de la legalidad internacional y el principal perpetrador de la ilegalización internacional son los Estados Unidos, nación que en este momento está siendo liderada por un loco, Donald Trump.

Solo como un ejemplo, señalo el hecho que se necesitarían 69 paredes del tamaño del monumento de Vietnam para enumerar a todos los vietnamitas que fueron asesinados en la invasión estadounidense de Vietnam.

Gran parte de la barbarie del siglo XX es tanto una consecuencia de la modernidad, como un producto de relaciones sociales capitalistas específicas. Debemos reconocer la difícil situación de los pueblos indígenas que durante los últimos 500 años han estado librando alguna forma de lucha anticolonial: se resisten a la amputación cultural, la eliminación y el genocidio. Crear socialismo es la única posibilidad que tenemos para abordar todos estos serios desafíos a la actual crisis educativa mundial.

Peter, ¿consideras que la formación de profesores se corresponde a los actuales retos que enfrentan los y las docentes? ¿Cuáles deberían ser las reelaboraciones en materia de formación inicial y continua de les educadores en la actualidad?

¿De qué sirve la formación docente si su ideología está desenfocada? Los estudiantes están siendo influenciados por la movilización de extrema derecha y neofascista en internet. Al mismo tiempo, los jóvenes están descubriendo plataformas de internet que promueven una crítica del capitalismo global.

No estamos entrenando maestros para luchar contra un mundo de escasez de alimentos, escasez de agua, destrucción ambiental y cambio climático, posible guerra nuclear y la seguridad de que enfrentarán más crisis dentro del sistema capitalista a medida que pase el tiempo. Estamos enseñando a los estudiantes a adaptarse a la sociedad tal como es, en lugar de cambiarla de la manera radical necesaria para sobrevivir y sobrevivir con dignidad.

No quiero que los estudiantes se adapten a un sistema roto. Y no quiero que arreglen un sistema roto porque si está roto, puede que no esté en el camino correcto. Quiero que los estudiantes puedan comprender qué cambios sistémicos deben hacerse y luchar por esos cambios; en resumen, quiero que transformen el sistema de una sobreacumulación capitalista al socialismo.

Lo que necesitamos es construir ciudadanos socialistas, como el Che Guevara a menudo nos lo recordaba. Pero, no nos convertimos de repente en socialistas, sino solamente instituyendo los cambios necesarios en las relaciones sociales de producción. Esto debe ir acompañado de una educación social. Y esto significa que necesitamos formación docente para un futuro socialista. Para mí, la mejor manera de lograr esto es a través de la pedagogía crítica revolucionaria.

Los desafíos que traen el neoliberalismo, el populismo autoritario y el resurgimiento del fascismo, así como las tensiones políticas entre los grupos de poder plantean oportunidades formidables para las pedagogías críticas, para el desarrollo continuo de la visión de la pedagogía crítica de un futuro socialista.

Y aunque no hay garantías de que prevalezca la pedagogía crítica, la lucha por un futuro socialista debe continuar si se quiere lograr el progreso hacia un futuro socialista sostenible.

La realidad objetiva solo tiene sentido para cada uno de nosotros cuando intentamos examinarla. De lo contrario, podemos ignorarla o seleccionar ciertos aspectos que se ajusten a nuestros deseos subjetivos.

La realidad objetiva con demasiada frecuencia se reduce al telón de fondo que contrasta contra nuestros propios conceptos, privados y autoseleccionables. Si bien el mundo más grande de pobreza, dolor y sufrimiento aparentemente a menudo es “irrelevante” para nosotros, esto no significa que no nos influya esa realidad más grande.

Una de las diferencias que impulsa las pedagogías críticas radica en la medida en crear las condiciones de posibilidad para conocer de manera reflexiva el mundo fuera de la burbuja subjetiva que llenamos con amigos, familiares y actividades selectas.

El objetivo manifiesto de la pedagogía crítica es crear una transformación social y personal radical, a partir de la comprensión de las diversas formas de opresión que se entrecruzan entre lo pedagógico y lo político, lo que subraya la verdad de que toda educación es una forma de política.

Pero los educadores críticos no somos un grupo monolítico. Los educadores críticos revolucionarios somos socialistas o nos inclinamos mucho hacia el socialismo. Esta perspectiva no es compartida por todos los educadores críticos, muchos de los cuales se describirían a sí mismos como liberales o de izquierda liberal.

Muchos educadores críticos de inclinación progresista buscan crear reformas dentro de la sociedad capitalista corporativa existente, sin cuestionar los presupuestos económicos básicos sobre los cuales se construyó ese orden social.

A veces, esta exclusión de la visión política se basa en preocupaciones pragmáticas (es decir, no podemos permitirnos esperar a que ocurra la revolución antes de hacer las reformas necesarias), y en otras ocasiones es por razones más pragmáticas, ya que la pedagogía crítica no radical puede ser aceptada por una amplia red política, compuesta por varias representaciones de centro izquierda y liberal de izquierda.

Muchos, si no la mayoría de los educadores críticos, probablemente apoyarían los siguientes temas progresivos asociados con una democracia liberal: la educación es un proceso sociopolítico diseñado para crear pensadores críticos que estarán motivados para usar sus habilidades críticas para crear una sociedad equitativa y diversa; la educación debe estar centrada en el alumno y algunas de las teorías de aprendizaje más importantes incluyen enfoques deweyeanos, freireanos y vygotskyianos que enfatizan la interacción social y la cognición, el diálogo, el razonamiento dialéctico, la experiencia del alumno, la comunicación, la colaboración y la construcción de la comunidad; la educación no puede ser políticamente neutral y debe ponerse del lado de los oprimidos para construir una sociedad socialmente justa que enfatice los derechos humanos y económicos. En su mayor parte, estos temas son importantes y, en cierta medida, desempeñan un papel importante en la formación del profesorado. Pero esto es insuficiente, ya que pueden practicarse hasta cierto punto dentro del ámbito de las sociedades capitalistas, es decir, sin cambiar el sistema.

La formación de profesores(as) debe centrarse en crear un universo social fuera de los imperativos de los intereses capitalistas, fuera del status quo. Y eso significa crear un sistema educativo que pueda trabajar hacia este objetivo. Estamos lejos de lograr esto. El propósito debe ser ir mas allá de la reforma al cambio sistémico.

¿Qué ha significado la crisis del COVID-19 para el magisterio mundial? ¿Considera que el COVID-19 y las medidas que se adoptaron en materia educativa afectan al derecho a la educación?

La pandemia ciertamente me ha hecho consciente de cuán interconectados estamos como sociedad humana. Todos somos vulnerables y, por supuesto, algunos de nosotros somos más vulnerables que otros.

La pandemia ha iluminado los diversos grados de vulnerabilidad social. No existe la igualdad cuando hablamos de vulnerabilidad. Dependemos unos de otros, pero ¿cómo han tratado algunos países a seres humanos de manera tan injusta y, a la vez, con una brutalidad inimaginable?

Grandes abismos de desigualdad han sido expuestos de nuevas maneras como resultado de esta pandemia. Y a los Estados Unidos no les está yendo bien con, al momento de darles esta entrevista, más de 60,000 muertes han ocurrido por el COVID-19, más muertes que las que sufrió Estados Unidos durante la invasión de Vietnam.

Hay un viejo dicho: cuando Estados Unidos estornuda, México contrae neumonía. Bueno, eso es literalmente cierto ahora. Lo que EE. UU. exhala, México lo inspira. Pero también ha hecho que EE. UU. sea más vulnerable y ha aumentado su deseo de construir más muros, detener la inmigración y mantener a los refugiados políticos fuera de sus fronteras. Compartimos el aire con otros y, sin embargo, algunos países tienen una mejor calidad del aire. Sin embargo, el nuevo coronavirus puede sobrevivir tanto en aire limpio como en aire contaminado.

El manejo capitalista de esta pandemia también ha exacerbado el racismo contra los asiáticos. Mi esposa es china y hemos sido puestos en cuarentena por lo que no hemos tenido que experimentar eso, pero nuestros amigos sí.

Debido al estado de salud previo de varias personas, estas corren más riesgo de perder la vida por el patógeno que otras. Los grupos más vulnerables en los EE. UU. son pueblos indígenas, afroamericanos y latinos que han sido privados de atención médica adecuada durante toda su vida.

Todos los que luchan por una atención médica adecuada están en mayor riesgo: personas pobres, migrantes, personas encarceladas, personas con discapacidades, personas trans y queer y personas con enfermedades y afecciones médicas duraderas como problemas cardíacos o pulmonares.

La atención médica para estas personas no es accesible ni asequible. ¿Y qué hay de las poblaciones carcelarias con un número desproporcionado de reclusos negros y latinos? ¿Y qué hay de las infraestructuras de salud pública de otros países, países más pobres?

Los que habitan en esos países son los que tienen más probabilidades de ser amontonados en morgues o camiones que esperan ser enterrados.

Todo esto nos muestra al capitalismo salvaje y las diferencias económicas existentes, dentro y entre las poblaciones globales, y como parte de las brechas de ingresos y riqueza que existen.

Muchos de los que sobrevivirán a COVID-19 se encontrarán desempleados después de recuperarse. Entonces, si bien ahora están luchando por sus vidas mañana lo harán por categorizados como prescindibles una vez que sobrevivan, si es que sobreviven.

Se ha puesto en marcha un modelo educativo de contingencia. Los estudiantes asisten a clases que parecen estar muy alejadas de los problemas del día a día y, sienten que están perdiendo el tiempo aprendiendo sobre temas que no los ayudarán a ellos, sus familias o sus comunidades a sobrevivir.  Ahora estos estudiantes tienen mayores posibilidades de reconocer las mentiras y los engaños provenientes de la Casa Blanca de Trump, ya que los cadáveres se acumulan en morgues improvisadas. Están cuestionando los comentarios poco éticos de Trump y su compromiso con la vida humana sobre su propio ego patológico y narcisista.

Estas realidades fueron estudiadas y están impregnadas en los trabajos de pensadores como Marx y Freire. Necesitamos reiniciar nuestras economías, sí, pero debemos hacerlo con la atención médica universal. Y debemos hacerlo con un compromiso con las normas internacionales de distribución de atención médica que exigen que los más necesitados sean los primeros en recibir las vacunas.  La pregunta sería ¿Cómo creamos estándares internacionales que sean vinculantes?

Algunos políticos dicen que la pandemia matará a las personas mayores que agotan los recursos de la sociedad y la pandemia reducirá las cargas sobre el sistema de atención médica y liberará viviendas para las personas más jóvenes. Estos comentarios se hicieron aún más escalofriantes, ya que son formulados de una manera desapasionada, pragmática y profesional. Se hacen eco de Aktion T4, el programa para la eutanasia involuntaria en la Alemania nazi, un proyecto de asesinato en masa que cobró la vida de aproximadamente 300,000 personas entre 1939 y 1945. El programa se basó en la teoría de la eugenesia, la higiene racial y las preocupaciones presupuestarias. Ciertas personas fueron seleccionadas como “Indignos de la vida” o “seres inútiles” y fueron asesinados por inyección letal, gas u otros medios. Que tengamos políticos en los estados Unidos que consideran condenar tan fácilmente a seres humanos como “seres inútiles” a una muerte “inevitable” por la pandemia debería servir como una advertencia de que lo impensable podría volver a ocurrir, y esta vez en un país que se jacta de su preocupación por los derechos humanos.

Los estudiantes están pagando ahora por clases en línea y muchos no podrán terminar de pagar sus clases universitarias como resultado del efecto que la pandemia está teniendo en los empleos y la economía. Y, sin embargo, todavía están cargados con enormes deudas.

La crisis de COVID-19 ha hecho que muchos se den cuenta de cómo las sociedades capitalistas neoliberales no están preparadas de manera grotesca para manejar una crisis de esta magnitud y que todo el sistema es corrupto.

La actual crisis del Coronavirus ha revelado a muchos estudiantes que el sistema por el cual están siendo preparados para ser parte de él, necesita ser reemplazado por un sistema que valore la cooperación y la sostenibilidad, la democracia económica.

Marx nos ha enseñado que el capitalismo es un sistema que produce y reproduce la desigualdad: pobreza en un polo, riqueza en el otro. Este es un buen momento para concentrarse en estudiar esta realidad y las posibilidades de revertir tal situación. Las personas se han vuelto más conscientes de las desigualdades que se manifiestan en la vida cotidiana de los estudiantes fuera de la escuela.

Estamos escuchando en las noticias o experimentamos déficits alimentarios de primera mano, acceso inadecuado a la salud y la salud mental, la brecha de aprendizaje digital, problemas con la estabilidad de la vivienda y acceso a tecnología educativa e internet, niños pertenecientes a familias sin hogar, niños de trabajadores migrantes y niños refugiados que Estados Unidos mantiene en jaulas lejos de sus familias, todo ello solo por nombrar algunos problemas.

Algunos de mis estudiantes están interesados ​​en la idea de reorganizar la sociedad a lo largo de las líneas de cooperativas de trabajadores que buscan construir lugares de trabajo alternativos que puedan pasar de las organizaciones de empleadores/empleados a aquellas en las que los empleados también son empleadores.

Están surgiendo ideas de una democracia de abajo hacia arriba en lugar de una democracia de arriba hacia abajo. Esto es progreso, pero esto no eliminará una sociedad de mercado impulsada por las ganancias. Necesitamos ir más allá de esto e imaginar cómo sería la sociedad sin un aumento de ganancias. Sin ese enfoque, es posible que no sobrevivamos en el futuro. La lección que creo que debe aprenderse es que debemos aprovechar la oportunidad de reconstruir la sociedad sobre la base de los principios socialistas.

A partir de su experiencia docente y social ¿cuáles serían algunas de las propuestas alternativas en la actual coyuntura del magisterio americano?

La pedagogía crítica revolucionaria sigue siendo una alternativa viable en la escolarización de los Estados Unidos, pero ha tenido dificultades para incursionar en el sistema escolar público.

En respuesta a los de la extrema derecha (antiglobalistas, supremacistas blancos, etno-nacionalistas) que temen a la pedagogía crítica como una forma de adoctrinamiento socialista de la juventud estadounidense, quiero subrayar que la pedagogía crítica es una forma de invitación a pensar, no de adoctrinamiento.

Lo que les decimos a los demás es esto: no estamos aquí para ayudarlo. Pero si ves que tu libertad y liberación están unidas y enredadas con las mías, entonces construyamos proyectos juntos. Los educadores críticos no imponemos nuestros puntos de vista e ideologías a los estudiantes, sino que creamos espacios de respeto y comprensión mutuos en los que debatir y debatir cuestiones políticas que siguen siendo controvertidas en el ámbito público más amplio. Tratamos de contribuir a que participemos en definiciones y acciones para que la sociedad avance en dirección de la libertad.

Guiados por la colaboración y no por la competencia, debemos entablar estos debates más allá del conocimiento teórico abstracto, con la intencionalidad de transformar los elementos opresores de nuestra realidad política para crear acciones y alternativas significativas para nuestro universo social, dando nueva vida a nuestra realidad comunitaria a través de una orientación práctica-acción, o praxis reflexiva profunda. Una profunda praxis reflexiva conlleva necesariamente a concretar la solidaridad y la unidad.

El año pasado, en 2019, tuvimos numerosas huelgas de docentes en distritos que tuvieron una gran participación sindical. Estas huelgas incluyeron una paralización de actividades por siete días por parte de la United Teachers Los Angeles y una huelga de tres días por parte de maestros de Denver, fundamentalmente originadas por la reforma salarial.

Los maestros de Virginia Occidental hicieron huelga durante dos días contra la privatización de las escuelas, los maestros y maestros de Oakland en ocho escuelas chárter accionaron contra la privatización y los maestros y empleados escolares de Chicago realizaron una huelga exitosa para poner una enfermera y una bibliotecaria en cada escuela y apoyar a los estudiantes sin hogar.

Los maestros en Little Rock Arkansas realizaron una huelga de un día contra la resegregación racial de las escuelas y en un esfuerzo por proteger su membresía y reconocimiento sindical. Los maestros en Dedham, Massachusetts se declararon en huelga y ganaron exitosamente un aumento en los salarios de los maestros y la implementación de protocolos contra el acoso sexual. En Indiana, Carolina del Sur, Carolina del Norte, Virginia y otros lugares se llevaron a cabo días de acción “Red for Ed” en los capitols estatales que pedían más inversión gubernamental en educación.

Los educadores críticos revolucionarios estamos fuertemente inclinados a valorar la perspectiva del socialismo en los asuntos del control popular de los recursos y la producción, para la distribución equitativa de los recursos, para el multiculturalismo, los derechos de los homosexuales y los derechos de las mujeres. Consideramos que la sociedad debe garantizar los derechos básicos con respecto a la alimentación, la vivienda, la atención médica y los ingresos. Estos derechos básicos deben incorporarse a la constitución.

La educación debe ser gratuita y todas las deudas de los estudiantes deben cancelarse. La contaminación por combustibles fósiles debería terminar y deberían adoptarse sistemas de energía sostenibles. El túnel excluyente de las escuelas de pobres que conducen de la escuela a la prisión debe terminar y, junto con ella, el sistema industrial de la prisión que se beneficia financieramente del encarcelamiento masivo.

La reforma migratoria debe comenzar con la abolición de ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) y los campos de internamiento que el gobierno de los Estados Unidos ha establecido para separar a los niños refugiados de sus familias. La amnistía y un camino viable para la ciudadanía deberían estar disponibles para los inmigrantes indocumentados, muchos de los cuales están actualmente encerrados en estos campos de prisioneros administrados por el gobierno como ejemplos de “humanidad excedente”.

¡Estos son problemas sociales que pueden abordarse temáticamente en nuestro sistema educativo hoy! Los educadores críticos ponemos un fuerte énfasis en desafiar la política exterior de EE. UU. y la forma en que dicha política es impulsada por los intereses de los bancos y corporaciones transnacionales.

La pedagogía revolucionaria crítica resuena como una alarma sobre los usos que se le están dando al aprendizaje automático y la inteligencia artificial, a saber, el sistema de guerra electrónica actual y las capacidades militares de nueva generación que están desarrollando los militares estadounidenses.

Los educadores críticos tienen razón en preocuparse de que los avances en la detección acústica y electromagnética de infrarrojos, electroópticos y de radar estén llevando el desarrollo de la inteligencia artificial a las manos hambrientas del estado de vigilancia.

Los educadores críticos apoyamos la soberanía de los grupos indígenas, luchamos por la protección de los derechos reproductivos de las mujeres y por poner fin a la división del trabajo por género. También estamos comprometidos en reconstruir el movimiento laboral y aumentar la afiliación sindical.

¿Por qué los estudiantes deben encontrarse con esta cruda realidad una vez que se gradúen? Estas cuestiones deben abordarse como parte de un plan de estudios socialista. La pedagogía crítica es una filosofía de praxis cuyos profesionales captan el proceso de enseñanza y aprendizaje como un medio para promover la agenda política y moral alternativa dentro del contexto de las poderosas fuerzas económicas y sociopolíticas que existen en la sociedad en general.

Al hacerlo, los educadores críticos hemos desenmascarado las relaciones de producción, economía moral existentes y las premisas epistemológicas que han ayudado a dar forma a los discursos, prácticas y valores educativos dominantes. Hemos logrado esta tarea al desarrollar y apropiarnos críticamente de varios lenguajes o sistemas de inteligibilidad (es decir, la escuela de teoría crítica de Frankfurt, la crítica marxista de la economía política, la teoría feminista, la teoría de la actividad histórico-cultural, la teoría crítica de la raza) que iluminan las explicaciones sobre la vida social y muestran cómo se fabrica la opresión a través de sistemas de mediación (es decir, lenguaje, cultura, discurso, organización institucional, formaciones sociopolíticas, fuerzas y relaciones de producción) y cómo la gente común puede alcanzar un nivel extraordinario de conciencia crítica de su entorno.

Al final se trata de aprender a tomar medidas para transformar su entorno para que sus necesidades físicas, existenciales e intelectuales estén más satisfechas. La pedagogía crítica proporciona diferentes marcos explicativos para explicar las distorsiones ideológicas que a menudo acompañan el conocimiento oficial que se enseña en los planes de estudio federales, estatales o locales. Pero lo más importante, como filosofía de la praxis, es que ayuda a los maestros a descubrir e interpretar lo que ocurre en la vida cotidiana, especialmente en sus dimensiones políticas. Pongamos estas ideas al frente y al centro de nuestros sistemas escolares.

Los educadores críticos somos pequeños en Estados Unidos, pero a medida que el socialismo logra más legitimidad con las continuas crisis del capitalismo, se pueden abrir puertas y lograr victorias. Aquí invocaría el espíritu y la praxis de los zapatistas “preguntando caminamos”, o “caminando, hacemos preguntas”, el camino del guerrillero / pedagogo. Esto es diferente de “predicando caminamos”. Buscamos crear una forma de organización horizontal en lugar de una forma de organización vertical.

Como un ingeniero amigo de Eduardo Galeano le dijo: lo “único que se hace desde arriba son los pozos” (lo único que puedes hacer de arriba a abajo son los agujeros”).

No podemos ser doctrinarios en nuestro enfoque, despreciando a otros que tienen opiniones diferentes. Como socialistas revolucionarios, no iniciamos nuestra lucha continuamos una senda construida colectivamente. Podemos crear las condiciones de posibilidad para un futuro socialista. ¡El desafío depende de nosotros!

Peter McLaren
Doctor en Educación por la Universidad de Toronto, Canadá.
Docente Distinguido de Estudios Críticos, Universidad Chapman, Estados Unidos.

El cantautor cubano Silvio Rodríguez: “La herramienta estratégica del porvenir es el humanismo”

Por Por José Negrón Valera/sputnik

Hace dos meses, en La Habana, conocí a Silvio Rodríguez por segunda vez. La primera fue hace veinte años, cuando me regalaron un casete con su música. Ese 1999, coloqué la cinta en el reproductor y apreté el botón.

A partir de ese momento, no pasa un día en que no escuche, cante, recuerde, recomiende, toque en la guitarra una canción suya. Cecilia Todd, la maga, obró el milagro.

Seguir leyendo “El cantautor cubano Silvio Rodríguez: “La herramienta estratégica del porvenir es el humanismo””

El coronavirus y la doctrina del shock

Entrevista a Naomi Klein

Por Marie Solis | 18/03/2020 | EE.UU.

«El shock es realmente el propio virus. Y ha sido manejado de una manera que maximiza la confusión y minimiza la protección». Naomi Klein analiza cómo el gobierno de EE.UU. y de los países aliados en acuerdo con las elites globales explotarán la pandemia.

Seguir leyendo “El coronavirus y la doctrina del shock”

“Luchar contra Temer y el golpe es luchar contra el imperialismo”

Por: Ilka Oliva Corado

Eduardo Vasco, periodista brasileño que colabora con Diário Liberade en Brasil y Portugal; y también  con  el portal ruso  Pravda en Brasil, en una entrevista para Crónicas de una inquilina,  coloca en contexto la situación sociopolítica de Brasil desde la destitución de Dilma y nos habla del panorama político ahora que se avecinan  las  elecciones presidenciales.   Seguir leyendo ““Luchar contra Temer y el golpe es luchar contra el imperialismo””

Lukas Avendaño: “Ser  relegado  no es una condición natural si no social”

Lukas Avendaño, puede pensarse como poeta, como narrador, como actor, como performancero, como muxe exponiendo ante el mundo el escarnio de su origen, de su etnia y de condición social. Como un antropólogo utilizando el inmenso escenario de las artes escénicas para realizar un trabajo de campo en los ojos de un público que lo observa  asombrado y con minuciosa atención.  Seguir leyendo “Lukas Avendaño: “Ser  relegado  no es una condición natural si no social””

Mariela Castañón: “Sigo creyendo en el periodismo humano”

Por  Ilka Oliva Corado*

Mariela Castañón es una periodista comprometida con la niñez y juventud de arrabal, de las pocas que en Guatemala sienten y hacen suyo el compromiso de denunciar el abuso sistemático que sufren. Les da voz a esas personas invisibles para los derechos humanos pero perfectamente visibles para el abuso. Tuve la oportunidad de realizarle una breve entrevista en torno al tema del Hogar Seguro y su investigación en las denuncias de tortura y abuso sexual que sufrieron las niñas y adolescentes internadas en ese lugar que estaba a cargo del gobierno. Cabe mencionar que Mariela fue la primera periodista en denunciar desde el diario La Hora lo que ahí sucedía, de haberla escuchado a tiempo las entidades correspondientes el feminicidio de 41 niñas el 8 de marzo de 2017 jamás hubiera sucedido. 

Pudiste haber escogido otra profesión, ¿ por qué el periodismo de derechos humanos?

Porque mi intención ha sido darle voz a quienes no la tienen, tal vez es una forma romántica de ver la realidad, pero yo sigo creyendo en el periodismo humano, con enfoque de derechos.  Este periodismo puede aportar a las sociedades, revelar una realidad que nadie quiere ver, entender el contexto de lo que viven los seres humanos y tratar de cambiar realidades.

En Guatemala, donde todavía es un desafío conocer nuestros derechos humanos y empoderarlos, es necesario este periodismo.

¿Un periodista debe ser imparcial ante el abuso o debe mostrar siempre de qué lado está? 

A mi criterio un periodista no puede ni debe ser imparcial ante el abuso, la violencia, la injusticia y la desigualdad. Ser periodista es un privilegio porque se puede interactuar con personas que pueden tomar decisiones para cambiar la vida de los conciudadanos, creo que esta oportunidad también se transforma en una responsabilidad y obligación social y moral.

La guatemalteca es una sociedad de doble moral y completamente insensible, ¿cómo es ser periodista luchando por los derechos humanos en un país como Guatemala?

Creo que  quienes ejercemos el periodismo jugamos un rol importante en nuestras sociedades, si la gente es insensible también en parte es nuestra responsabilidad, por no educar, no tocar conciencias. Es por eso, que nuestro trabajo debe ser cada vez más humano y respetuoso, para que nuestras sociedades también lo sean.

mariela-01Te he seguido de cerca y tus publicaciones siempre están enfocadas en el tema de la niñez y la juventud guatemalteca, abusadas y excluidas sistemáticamente. ¿Qué es lo rescatable de ellas? 

Los huele pega, los mareros, las niñas abusadas sexualmente que viven en las periferias, ¿qué le pueden aportar a la sociedad? ¿Por qué tu insistencia en darles un lugar si lo fácil es tratarlos como la mayoría: como escorias?

Porque si abriéramos los ojos y el corazón veríamos la grandeza que hay en estos sectores de la población. Nadie nace oliendo pegamento, ni queriendo ser parte de una pandilla, son las circunstancias y las condiciones que llevan a una persona a esto.  Si la niñez y la juventud guatemalteca tuviera las oportunidades que muchos de nosotros hemos tenido no serían eso.  He entrevistado a jóvenes detenidos, o que están en riesgo social, niñas abusadas y violentadas y me he dado cuenta que sus vidas son tan diferentes a las nuestras cuando teníamos su edad. Es más fácil que alguien llegue a una zona periférica, reclute niños y adolescentes y les regale un AK-47, a que llegue alguien y les regale una beca de estudios, un plato de comida, dulces o un gesto de respeto y amor. Es más fácil juzgar que entender contextos de vida.

Peligra tu vida constantemente cubriendo temas de violencia gubernamental y policial a la niñez y juventud, ¿qué es lo que te mantiene activa en la denuncia?

Creo que en Guatemala nadie tiene la vida garantizada, no solo las y los periodistas, también los pilotos de buses, los pequeños comerciantes, los policías, las personas de la diversidad sexual, las mujeres, la niñez, la juventud. Lo que me mantiene activa en la denuncia es el compromiso y la responsabilidad que adquirí cuando estudié esta carrera. Desde el momento que decidí estudiar periodismo mi papá me advirtió de los riesgos y entró en pánico cuando le transmití mi decisión, pero yo sabía que si estudiaba otra carrera no sería feliz como lo soy ahora. Amo el periodismo y creo que adquirí esta compromiso y esta responsabilidad por decisión propia y esta decisión conlleva riesgos.  Cuando ya no pueda denunciar o no tenga opción para hacerlo, preferiré retirarme del periodismo, porque no estaría cumpliendo con mi función.

¿Cómo llega un adolescente a un centro de detención para menores?Llega por muchos factores: falta de oportunidades, violencia intrafamiliar, familias disfuncionales, rechazo y estigma de la sociedad.

¿Cómo es la vida de un adolescente promedio, encerrado en un centro de detención juvenil? ¿Qué es lo que le provee el estado para su reinserción  a la sociedad? ¿Cumple el gobierno con lo básico para que esto se lleve a cabo?

Es difícil porque hay hacinamiento, violencia, falta de programas para su reinserción, abusos, estigma. El Estado no responde a las necesidades de apoyo y reinserción porque tampoco está preparado para eso, por ejemplo para citar solo un aspecto, la cantidad de espacios en los cuatro correccionales es limitada y existe burocracia para implementar nuevos proyectos. Históricamente la improvisación de los gobiernos tampoco ha permitido colocar a las personas idóneas en los puestos, impulsar políticas integrales para atender a la niñez y adolescencia, ni un sistema de protección integral para prevenir y atender a la niñez y juventud en riesgo y en conflicto con la ley penal.

¿Por qué se escapan constantemente los adolescentes de estos centros de detención juveniles? ¿Qué es lo que denuncian, qué es lo que exigen y cómo actúa el Ministerio Público ante estas denuncias?

En los centros donde hay jóvenes en conflicto con la ley penal no suelen escaparse.  De donde se escapan es en los hogares de protección y abrigo.  Lo que denuncian es violencia, física, sexual y psicológica.  Por ejemplo, de una casa en ciudad San Cristóbal anexa al Hogar Seguro Virgen de la Asunción, denunciaron que sus “educadores” les pegaban con un tubo, hicieron convulsionar a un niño al golpearlo tanto o que les tiraban sus gorras a la basura.  En otra casa anexa al Hogar, en la zona 15, dijeron que un “educador” le lanzó un pan en la cara a un niño y en otra ocasión un adolescente dijo que huía porque lo querían violentar sexualmente. Se supone que el Ministerio Público ya tiene algunas denuncias y las investiga.

¿Has seguido los casos de jóvenes que recuperan su libertad o se escapan, cómo es la vida de ellos fuera del centro de detención juvenil?

En el caso de los jóvenes detenidos, muchas veces reinciden por falta de oportunidades estigma y rechazo. Hace unos años conocí a un joven que recuperó su libertad después de estar condenado por tráfico de drogas, cuando salió de la cárcel empezó a vender dulces, pero los ingresos económicos que obtenía eran insuficientes para comer y nadie quería darle trabajo porque había estado en la cárcel.  Un día fue detenido en un taxi por trasladar un arma de fuego de forma ilegal.

En el caso de los jóvenes que escapan de hogares de protección también he conocido algunos casos, hay chicos que después de huir del Hogar Seguro prefirieron quedarse a vivir en la calle, hoy duermen abajo de pasarelas en la vía pública. Pero también hay historias diferentes, conozco a una jovencita que ahora estudia por madurez porque en el Hogar Seguro no pudo avanzar mucho en su formación académica, está buscando un trabajo y tratando de reconstruir su vida con su mamá.

El tema de las niñas y adolescentes del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, saltó a la luz pública el 8 de marzo de 2017 cuando fueron quemadas vivas. Pero tú ya habías denunciado desde el 2015 el abuso sexual que ellas estaban viviendo. ¿Qué entidades prestaron atención a tu denuncia y la denuncia de ellas? ¿Cuál fue el seguimiento que se le dio?

En 2016, por ejemplo el Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) sin ser una organización de niñez, interpuso una denuncia en el Ministerio Público por trata de personas, igual que la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH). Las denuncias de estas entidades fueron tomadas en cuenta por el Ministerio Público (MP), pero siguen indagando al respecto.

¿Qué ha sucedido después del 8 marzo de 2017, tengo entendido que el Hogar Seguro fue cerrado y las niñas colocadas en casas particulares? En tu reportaje del 4 de agosto en el diario La Hora hablas de trata sexual. ¿Podrías compartir qué han denunciado las niñas sobrevivientes?

Si, después de la decisión de la Sala de la Corte de Apelaciones de Niñez y Adolescencia, la niñez del Hogar fue trasladada a casas de modelo residencial, otros estaban en hogares privados. Quienes están en casas particulares a cargo de la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia, siguen denunciando lo mismo de cuando estaban en el Hogar Seguro: maltrato y violencias.

Sobre el reportaje publicado el 4 de agosto, adolescentes exinternas y madres de ellas han denunciado que las menores de edad fueron objeto de trata de personas en la modalidad de explotación sexual de dos formas: eran trasladadas a casas cerradas y otras eran agredidas dentro del Hogar, además para que se tranquilizaran les aplicaban un medicamento por medio de “vacunas” “vacunas de vaca” y “la dormilona”, por el sueño que les causaba. El caso sigue en investigación por parte del Ministerio Público.

¿Cuál ha sido la reacción y el procedimiento del Ministerio Público ante estas denuncias?

La investigación continúa, de momento no encuentra pruebas y evidencias que sustenten las declaraciones de las adolescentes. La Fiscalía contra la Trata de Personas dice que cerrará la investigación hasta que encuentre a tres niñas que desaparecieron del Hogar Seguro antes del incendio del 8 de marzo de 2017.

¿Qué es lo que necesita saber la sociedad respecto al tema de la trata sexual en el Hogar Seguro?

Necesita conocer la realidad de lo que sucedió desde cuando se abrió el Hogar Seguro, en junio de 2010.

¿Qué sentiste cuando supiste la noticia del feminicidio en el Hogar Seguro, era algo que se veía venir?

Nunca imaginé que morirían y mucho menos de esa forma, tenía la esperanza de que cerraran el Hogar Seguro después de que el Consejo Nacional de Adopciones que es el encargado de verificar los hogares públicos y privados, recomendó el cierre progresivo. Pensé que habría otra alternativa para la vida de las niñas y los niños, pero no pasó.

Lo que sentí fue frustración, impotencia, dolor, porque nadie escuchó  a tiempo las denuncias de maltrato, violencia física, psicológica y sexual. Fue difícil porque quince días antes del incendio había publicado otro reportaje que titulamos “el Drama de la Niñez y Adolescencia del Hogar Seguro, no tiene eco en el Estado” y precisamente ahí se explicaba la pasividad del Estado para actuar ante tantas denuncias.

¿Qué es lo que espera una periodista como Marielaa Castañón de las entidades correspondientes y la sociedad?

En el caso del Hogar Seguro, espero una investigación independiente.  Recientemente me explicó Otto Rivera, de la organización Ciprodeni, que se podría emprender una investigación a cargo de entidades internacionales con enfoque de derechos de niñez, con apoyo de la sociedad civil guatemalteca, para que esclarezca lo que sucedió y se deduzcan responsabilidades, que ningún delito quede impune.

¿Por qué continuar en los temas de derechos humanos, seguridad y justicia, por qué insistir en algo que no hará reaccionar a una sociedad adormecida como la guatemalteca?

Porque creo que el compromiso de dar voz a quienes lo necesitan lo amerita.

¿Hay esperanza alguna? ¿Acaso esperas que tus denuncias hagan que paguen los culpables de tanto abuso así estén dirigiendo las cúpulas del terror  desde el gobierno en el país?

A pesar de todo, si tengo esperanza.  El Hogar Seguro fue una batalla perdida para mí, pero en otros casos sí se ha logrado algo, por ejemplo, en los casos de violaciones sexuales de niñas y mujeres en el Preventivo de la zona 18, en los traslados ilegales de reos hubo investigaciones.  Otros pequeños detalles que no me hacen perder la esperanza, son la solidaridad y empatía de muchas personas que han ayudado por lo menos a solventar las necesidades básicas de familias golpeadas por la violencia.

¿Similares los casos en el Preventivo a los del Hogar Seguro? ¿Qué fue lo que sucedió con las niñas y mujeres que mencionas?

En el caso de las niñas del Hogar Seguro, algunas de ellas ahora mayores de edad, están tratando de reconstruir sus vidas con sus familias. Conozco a una mamá de una de estas niñas que ha sido el soporte de su hija. De los casos del Preventivo de la zona 18 no conocí mucho de las víctimas por el riesgo para ellas y para mí.

Y en el caso de los reos, ¿podrías explicar con más detalles?

En el caso de los reos hubo una sentencia condenatoria contra quienes habrían participado en violaciones masivas. Algunos ya tenían muchos años de cárcel por otros delitos. 

mariela-02a10 años llevas como periodista de derechos humanos, ¿qué sueña Mariela para un futuro próximo?, ¿qué planes tienes dentro del periodismo?Me gustaría escribir un libro que contenga toda la cobertura que hice del Hogar Seguro, en esto no quiero únicamente denunciar, sino aportar.  Cubrir el caso del Hogar Seguro me permitió aprender sobre los derechos de la niñez, los riesgos de la institucionalización, el daño irreparable de la violencia en la vida de la niñez.

ilka-oliva-corado-940-400

“La oligarquía no acepta nada que amenace a la dictadura del capital”

Un análisis de la realidad colombiana

Carlos A. Lozano Guillén es el director de VOZ y un conocido facilitador y analista sobre los temas de la paz. Siete libros sobre el tema de la paz en distintas épocas, así lo certifica. Hemos querido conocer para http://www.semanario voz.com sus opiniones sobre las dificultades de la implementación del Acuerdo de La Habana y de las perspectivas para superarlas en medio de las contradicciones con los enemigos de la paz, las debilidades del Gobierno de Santos, de la campaña electoral y de la búsqueda de una salida democrática de la crisis.

Pregunta.-Algunos analistas de paz, tanto de derecha como de izquierda, opinan que el proceso de paz está pasando una crisis difícil de superar. Crisis de credibilidad, crisis de cumplimiento, crisis en la implementación porque hay resistencia en el Congreso de la República a las leyes y actos legislativos que implementan el Acuerdo de La Habana a partir de la decisión de la Corte Constitucional de darle luz verde a las modificaciones de los proyectos por parte de los congresistas y estos se la tomaron muy en serio. ¿Cuál es su opinión? Seguir leyendo ““La oligarquía no acepta nada que amenace a la dictadura del capital””

Embajador Mario Isea a diario español: EEUU y Derecha pretenden golpe de Estado contra Maduro

 Por: Zabdiel Gutierrez

España, 11 de agosto de 2017.- El embajador de la República Bolivariana de Venezuela en España, Mario Isea concedió una entrevista al Diario 16, de España, en la que insistió en que Estados Unidos (EEUU) y la derecha venezolana planean un golpe de Estado que tendría el visto bueno de la comunidad internacional.

A pesar de la situación económica que está viviendo el país, y con una pugna de dos modelos políticos, uno de los cuales, la derecha, ha puesto obstáculos al encuentro y al diálogo, refirió el diplomático.

¿Cómo se ha llegado a esta situación en Venezuela?

En Venezuela confluyen intereses norteamericanos, europeos y también latinoamericanos que son dóciles a las políticas colonizadoras del Imperio. Venezuela es un país con inmensas riquezas naturales. Con las reservas petrolíferas más importantes del Planeta. Con reservas de gas, de oro, de coltán, reservas hídricas. Una  biodiversidad desbordante. Además se ha descubierto torio (un mineral) recientemente. De manera que es un bocado muy apetecido. Aparte de eso, ha promovido un modelo alternativo de integración y redistribución de la riqueza generada por la renta de los minerales. El imperio no quiere que se consolide como modelo que podrían seguir otros países.

¿Cómo está el conflicto con EEUU?

Hemos desafiado el intento de hegemonía unipolar de los Estados Unidos, y eso es lo que nos hace ser blanco privilegiado de este complejo internacional que favorece el capital monopólico. La derecha opositora, que intenta derrocar al Presidente (de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás) Maduro, lo intentó con (Hugo) Chávez. Falló en el 2002 con un golpe militar. Muerto Chávez, arremeten contra Maduro. Desde el 2013 se intensifica la violencia.

Según usted, el Presidente Maduro llama al diálogo, ¿Y la oposición?

Efectivamente el Presidente Maduro llama al diálogo. Y la oposición no quiere el diálogo. La derecha busca salidas de fuerza para derogar la Constitución y  todas las leyes de redistribución de riqueza, de beneficios sociales y acuerdos solidarios con países del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América- Tratado de Comercio de los Pueblos).  Quieren hacer fracasar los avances que hicimos con Mercosur (Mercado Común del Sur) de orientar y hacer una alianza con los BRICS, (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) para quebrar esa idea unipolar y promover un mundo pluripolar y multicéntrico.

¿Qué busca la oposición?

isea-2Una insurrección para promover una guerra civil y crear condiciones, -so pretexto de crisis humanitaria- para una intervención militar extranjera. Desde luego, no han podido. Estamos llamando al diálogo de manera consecuente. Ante la negativa al diálogo, el Presidente Maduro convocó la Asamblea Nacional Constituyente, que es el momento en el cual estamos.  El pueblo se volcó a votar en un triunfo heroico de más de ocho millones de votos, casi cercano a la máxima votación que alguna vez sacó Chávez. Y esa participación electoral histórica se hizo por encima de amenazas internacionales y del terrorismo interno.

¿Por qué cree que votaron los venezolanos masivamente a la Constituyente?

El pueblo venezolano dijo sí a la Constituyente por la paz, por la justicia, por la superación del modelo rentista, por la superación del burocratismo de la corrupción de los niveles de violencia. Una Asamblea Nacional Constituyente que está tratando de impulsar un conjunto de medidas que no le gustan al imperialismo, a sus socios europeos y a sus gobiernos lacayos de América Latina.

¿Cuáles son, a su juicio, las razones por las que la oposición busca la destitución del Gobierno de Maduro?

La oposición proclama continuamente que no quiere el diálogo.  La dirigencia opositora es incapaz de autocriticarse y de recomponerse.  Hace una campaña mundial de desconocimiento de la Constituyente, que catalogan como golpe.  Un absurdo. Una elección masiva del pueblo es la versión más acabada de la democracia.

¿Y, sin embargo, la oposición va a presentar candidatos a las elecciones, ya convocadas, a gobernadores y a alcaldes?

Es una flagrante contradicción de la derecha opositora. Y una muestra palpable de la falsedad de que Venezuela es una dictadura. Bendita dictadura en la que la oposición se presenta a las elecciones. Como usted señala, están convocadas elecciones de gobernadores y alcaldes. Y la oposición comienza a manifestar que se inscribirá con el mismo Consejo Nacional Electoral (CNE) que ha dirigido la elección a la Asamblea Nacional Constituyente.

¿Qué función han tenido los observadores internacionales en este proceso electoral?

Los acompañantes internacionales entre los cuales se encuentran Fran Pérez miembro de la ejecutiva de Izquierda Unida (IU), Vanessa Angustia senadora de En Marea dentro de Unidos Podemos y Vicent Garcés, ex eurodiputado del Partido Socialista, verificaron que hubo una votación masiva del pueblo y un proceso transparente dirigido por el Consejo Nacional Electoral. No solo había acompañantes internacionales de Unidos Podemos, de Izquierda Unida, también hubo acompañantes vinculados al PSOE (Partido Socialista Obrero Español).

A través de los medios de comunicación conocemos una realidad terrible en Venezuela. Por ejemplo, la corresponsal de Televisión Española (TVE) en Colombia, informando con casco, máscara antigás o chaleco antibalas…

Hay un doble rasero. Los terroristas son buenos si atacan gobiernos progresistas. Paramilitares dotados de cascos, máscaras antigás, con armas de fuego y con financiación externa. Atacan bases militares, queman personas vivas, linchan personas indefensas, amenazan con matar a todos los que ellos presumen que sean simpatizantes del chavismo y a sus familiares. Ese terrorismo es estimulado por las corporaciones mediáticas, incluidos los medios españoles, pero también por políticos representantes de instituciones que vienen calificando de régimen tiránico, al gobierno venezolano.

El precio de petróleo se hundió, los precios cayeron artificialmente y no se han recuperado. ¿Tiene algo que ver el costo del barril de petróleo con intentar derrocar a los gobiernos de los países productores?

En 2002/2003 hubo un sabotaje a nuestra industria petrolera. Ahí empezó descaradamente la guerra económica del imperio. El pueblo venezolano derrotó ese sabotaje y recuperamos la industria petrolera. En los últimos años con el fracking (extracción de los hidrocarburos mediante utilización de la fracturación hidráulica) se ha inundado el mercado de petróleo, sumado al control del petróleo que lograron después del genocidio en Irak del año 2003 y del petróleo libio. -que se contrabandean, que se vende sin ningún tipo de control de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo)-, lograron entonces tumbar el mercado petrolero, afectando a Rusia, Brasil, Ecuador, Venezuela y a otros países.

isea-3¿Que buscan con estos ataques al precio del petróleo?

Con esto buscaban tambalear en el caso de Brasil, el gobierno de Dilma Rousseff, a la que luego dan un golpe parlamentario. Buscaban dificultar la consolidación de los BRICS donde están Brasil, Rusia, China, India y Sudáfrica y se conectan con Venezuela a través de Mercosur. Luego han tomado el gobierno en Argentina para debilitar Mercosur, y Rusia e impedir un polo alternativo al Polo hegemónico norteamericano. –A pesar de- esta tumba del precio petrolero con la desestabilización que se trata de mantener en países como Venezuela, no han podido derrotarnos. Parte del esfuerzo de la Constituyente será un nuevo modelo no rentista en la economía diversificada.

La oposición niega que haya violencia.

Es una manipulación de la violencia terrorista. Víctimas de “la guarimba” asocia a la mayoría de los familiares de las víctimas del año 2014. La violencia que convocó Leopoldo López (sujeto condenado a 13 años de prisión por instigación pública, daños a la propiedad en grado de determinador, incendio en grado de determinador y asociación para delinquir), por eso está enjuiciado. Aquí se han negado a recibirlos el presidente (de España, Mariano) Rajoy,  y ninguna institución de gobierno y los medios de comunicación los silencian  porque prefieren manejar el término -de las víctimas del régimen- y acusar al gobierno de ser violento y represor, cuando realmente no es el Gobierno el que reprime, sino que es la oposición la que lanza esta violencia.

Las informaciones que tenemos, indican que la violencia viene desde ambas partes…

Esta violencia es estimulada por los medios y por los gobiernos que apoyan a esa oposición de derechas, porque tienen los intereses del imperialismo norteamericano. Eso no es mal que dure más de 100 años, ni cuerpo que lo resista.  Se puede engañar a mucha gente durante mucho tiempo, pero no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo. La mentira tiene patas cortas y esto ya lo entendió el pueblo venezolano, por eso rechazó la violencia en la Constituyente y nosotros estamos en tarea divulgativa, explicando todo esto para que el pueblo español y el europeo entiendan cuál es la verdad y nos acompañe solidariamente a derrocar este afán imperialista.

Para la comunidad internacional Venezuela es una dictadura.

Han tratado de satanizar a nuestro gobierno, calificándolo de dictatorial, de represor. Calumnian a sus dirigentes, acusan de narcotraficante a cualquiera con el fin de estigmatizarnos y producir una especie de ola de odio y de rechazo internacional. Es un linchamiento mundial, como se hizo con Fidel Castro en su momento, como se hizo con (Nelson) Mandela. Estados Unidos mantuvieron a Mandela en la lista de los terroristas más peligrosos y más buscados durante 12 años después de haber recibido el Premio Nobel de la Paz. De modo que es una práctica recurrente de los norteamericanos, así satanizaban a (Patrice) Lumumba -Primer Ministro de la República Democrática del Congo- y  a cualquier dirigente popular independentista en África, en América Latina o en cualquier lugar del mundo. La misma táctica que nos aplican a nosotros. Y es una lástima que otros gobiernos en el mundo que son democráticos, se plieguen a esa práctica de descalificación en lugar de trabajar de verdad y con sinceridad por el diálogo y por la solución pacífica de los conflictos.

¿Hay libertad de prensa en Venezuela?

Totalmente, en Venezuela no asesinan periodistas. Nosotros presenciamos la muerte lamentable de José Couso en Irak por estar cumpliendo con su deber, vemos cómo en México hay decenas de periodistas asesinados, en Colombia, Guatemala, Honduras y no sale nada de esto en los medios españoles. En Venezuela hay libertad de prensa y de expresión. Los opositores salen y entran del país, hablan mal de Venezuela y vuelven a entrar. Convocan marchas, acciones violentas y no les pasa nada. Ahí están todos los periodistas en Venezuela. No se asesinan periodistas, no persiguen periodistas. Funcionan cientos de diarios, periódicos y emisoras (de radio) que son de propiedad privada.

isea-4/CP

Entrevista con Moisés Carrasquilla, presidente del Partido del Pueblo de Panamá

Por: Hernán Durango | Bogotá

A partir de este momento el diálogo informativo es con Moisés Carrasquilla, Coordinador General del Partido del Pueblo de Panamá PPP, fuerza popular de izquierda de los trabajadores y el pueblo del istmo, quien nos habla acerca de la ardua lucha contra la corrupción, la defensa de los derechos sociales y económicos de los habitantes y las grandes posibilidades de instaurar en Panamá un nuevo gobierno democrático.

El Partido del Pueblo de Panamá rescata los valores patrióticos e independentistas del General Omar Torrijos y expresa su solidaridad con los pueblos que construyen procesos de soberanía, democracia y socialismo como Cuba, Nicaragua, Venezuela, Ecuador, Bolivia.

Moisés Carrasquilla, Coordinador General del PPP participó como invitado especial en el XXII Congreso del Partido Comunista Colombiano PCC realizado del 13 al 16 de julio en la capital colombiana.

MOISES-CARRASQUILLA
Moisés Carrasquilla y Hernán Durango.

ESCUCHE AQUÓ EL AUDIO: 

Contacto: 3114778351

Los militares tienen a Santos bajo chantaje: Myles Frechette

Exembajador de EE. UU. en Colombia en la época de Samper, dice que Acore es quien presiona para que a los militares no se les dé el mismo tratamiento que a la guerrilla en la JEP.

myles_frechette
Para el exembajador Frechette, los autores intelectuales del crimen de Álvaro Gómez siguen libres en Colombia. / Jorge Gómez Pinilla

El embajador de Estados Unidos en Colombia durante el proceso 8.000, Myles Frechette —a quien Jaime Garzón llamaba “procónsul” y Horacio Serpa definió como “gringo maluco”— publicó en 2015 un libro-entrevista con el periodista Gerardo Reyes (Frechette se confiesa, Editorial Planeta), donde al ser preguntado sobre los posibles autores del asesinato de Álvaro Gómez Hurtado, habló de un grupo de militares retirados. Teniendo en cuenta que él era quizás la persona mejor informada sobre lo que ocurría en el país en ese entonces, y que en el libro confesó que “hay secretos de Estado que no los voy a contar”, viajé hasta Washington a entrevistarlo, en busca de que aportara nuevas luces que contribuyan a esclarecer ese crimen. Seguir leyendo “Los militares tienen a Santos bajo chantaje: Myles Frechette”