En Maracaibo , La derecha quiere amordazar a la prensa popular y comunitaria

COMUNICADO DEL MPN ANTE LAS AMENAZAS DEL CONCEJO MUNICIPAL DE MARACAIBO A LA COMUNICACIÓN POPULAR

El Movimiento Periodismo Necesario se solidariza con el pueblo zuliano, especialmente los grupos y colectivos que militan en defensa de la comunicación popular y alternativa, ante la amenaza de políticos conservadores de la MUD, afines y conexos, que intentan en la actualidad reformar la ordenanza del Premio Municipal de Periodismo Eduardo López Rivas, en su artículo N° 2, con el fin de amordazar a los comunicadores populares y alternativos zulianos.

Como periodistas y comunicadores defensores de la libertad de expresión y el derecho a la comunicación, al reconocer las importantes conquistas del pueblo venezolano a lo largo de las dos últimas décadas que ha implicado la aprobación del Reglamento de Radio y Televisión Abierta Comunitarias, de servicio público sin fines de lucro (RRTVC) (2002) y la Ley de Comunicación del Poder Popular (2015) hacemos un llamado a la solidaridad y resistencia a otro intento de golpe y retroceso mediático por parte de los ultraconservadores partidos políticos aliados de la MUD, que buscan invisibilizar y hacer clandestinas las luchas que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela reconoce en la importancia de la democratización y la participación plural del poder popular comunicador, organizado e identificado con las luchas sociales y comunitarias.

Las radios, periódicos y redes sociales digitales son plataformas para el desarrollo humano y la contraloría social, son clave en los procesos de formación de identidad y arraigo social, mucho más importante en estados fronterizos como el Zulia, azotado por el flagelo de la violencia en todas sus formas. De allí su importancia estratégica para la seguridad nacional y la soberanía comunicacional de nuestro país.

El llamado a todos los sectores organizados del poder popular es cerrar filas a favor de los medios comunitarios y la comunicación popular y soberana, a rechazar este intento de amordazamiento a la libertad de expresión, a no repetir la persecución, exclusión y linchamiento moral a que han sido sometidos los comunicadores populares en Colombia y Brasil, durante décadas han sido y siguen siendo sujetos de judicialización y encarcelamiento, cierres a sus medios y emisoras, debido a su papel de resistencia y organización de las bases revolucionarias. 

En defensa de la comunicación popular y revolucionaria, rechazamos categóricamente las amenazas reformistas que pretenden desconocer el marco jurídico vigente y la carta magna nacional.

Caracas, 06 de mayo de 2022