Cuba. A 61 años de la agresión militar de Estados Unidos

Por Tony López R*, Resumen Latinoamericano, 17 de abril de 2022.

Ayer 16 de abril se conmemoran 61 años del histórico pronunciamiento del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, al declarar el carácter Socialista de la Revolución Cubana.
La esquina de la calle 12 y 23 fue el escenario de dicho pronunciamiento, cuando miles de cubanos acompañaban las honras fúnebres de las victimas de la cobarde agresión militar de Estados Unidos, contra tres aeropuertos militares cubanos y preludio de la invasión mercenaria.

Fue todo un pueblo, que con valentía y coraje enfrentó la agresión del imperio y ante la proclamación del carácter Socialista de la Revolución los miles de hombres y mujeres levantaron sus fusiles y metralletas y juraron estar dispuestos a defender con las armas en las manos a la Revolución Socialista proclamada por Fidel.
Tal y como el Comandante en Jefe, Fidel Castro había alertado, al día siguiente de los ataques aéreos el 17 de abril de 1961 y bajo el nombre de la Operación Pluto, se produjo el desembarco de la brigada mercenaria compuesta por 1511 mercenarios, reclutados y entrenados en Estados Unidos y en Guatemala y arribaron a playa Girón procedente de la Nicaragua del dictador Somoza.
La composición de esta brigada era muy heterogénea, entre ellos los hijos de grandes latifundistas y burgueses propietarios de 27,556 caballerías de tierra. Dueños de 9,676 edificios y casas, 70 industrias, 10 Centrales Azucareros, 2 bancos y 5 minas. Junto a ellos exmilitares de la dictadura y conocidos asesinos, narcotraficantes, malversadores y políticos corruptos, que habían huido a Miami llevándose millones de dólares del erario público.
En medio de la brutal agresión nuestro Gobierno Revolucionario en breves horas puso sobre las armas, unos 10,000 combatientes de la Milicias Nacionales, Ejército Rebelde, la Policía Nacional Revolucionaria, la Marina de Guerra y la Aviación. Destacados todos en el enfrentamiento contra la brigada mercenaria y todos alentados por la presencia en la zona de combate del Comandante en Jefe Fidel Castro.
En su libro “Memorias” o “Malas Memorias” mi querido compañero y amigo, Manuel Orgallez Ferrer, (Manolo) combatiente de Playa Girón y uno de los operadores de las ametralladoras antiaéreas, conocidas como 4 bocas y que le causo severos daños a la aviación enemiga y a la propia infantería, narra sus vivencias, de aquel 17 de abril de 1961.
Con apenas 17 años Manolo, expone sus recuerdos: “Ya a las 0600 de la mañana teníamos nuestra batería No 3 para partir, sin saber hacia donde y con la incertidumbre de no saber que había sucedido realmente. Salimos de la Base Granma, ubicada cerca del Mariel en Pinar del Rio, atravesamos La Habana, Matanzas y los poblados de Jovellanos, Pedro Betancourt, Jagüey Grande hasta llegar al Central Australia. Con el acompañamiento de varias baterías más de 4 bocas de 12.7 milímetros”.
“En ese trayecto se rompió uno de los camiones que trasportaba los cañones antiaéreos de 37 mm y todo nuestro parque. Tuvimos que detener tres camiones civiles, que venían cargado con sus mercancías y uno de volteo cargado de ladrillos, el conductor presto, arrimó el camión a la cuneta y dejo allí su carga y amarramos a su parte trasera la pieza de 37 mm y así llegó hasta Girón. Pero lo importante de ese incidente fue la actitud de los tres camioneros, que se pusieron al servicio y se sumaron nosotros y se fueron para Girón, a combatir a los mercenarios.”
“Al llegar al central Australia ya se encontraba nuestro Comandante en Jefe, y el capitán José Ramón Fernández, haciendo los preparativos de las operaciones para la toma de “Playa Larga” que era la zona más importante de había como punto priorizado, donde teníamos que desplazar de allí al enemigo invasor, que era el escogido por ellos para organizar una cabeza de playa y dejar allí un gobierno provisional constituido, que pediría ayuda y reconocimiento a los Estados Unidos, lo que le daría la “legitimidad” de invadir con sus fuerzas militares a Cuba”.
“Nuestra presencia a lo largo de toda la zona de combate como defensa antiaérea, era ansiada, ya que la aviación enemiga estaba campeando por su respeto, ametrallando salvajemente a la milicia, a la infantería y a los pobladores, ancianos, mujeres y niños. Los compañeros de la Escuela de Responsables de Milicias de Matanzas y un batallón de milicia y de la Policía, que se dirigían en ómnibus y camiones fueron salvajemente ametrallados y muchos milicianos y civiles quemados vivos con las bombas de napalm que lanzaban los aviones mercenarios”.
El valor y la entereza de los combatientes frente a esas acciones, de aviones, que cobardemente les habían pintado insignias de nuestra Fuerza Aérea, para confundir. Pero con ese cobarde engaño no detuvieron nuestra ofensiva por tierra y la de nuestra pequeña y maltrecha Fuerza Aérea, precisa Manolo, en su relato. Y dedica una parte de su narrativa a la heroicidad de la Fuerza Aérea Revolucionaria Cubana.
“El heroísmo de nuestra Fuerza Aérea y sus pilotos se hizo sentir en Girón, nuestros heroicos pilotos, salían en sus cacharros de aviones, desde la base aérea de San Antonio de los Baños, hasta Girón, combatir a la Fuerza Aérea enemiga y atacar el territorio donde se había atrincherado el enemigo, y los barcos donde habían sido transportados los mercenarios y pertrechos de guerra, entre ellos 5 tanques de guerra. Regresar a San Antonio, casi sin combustible”.
El heroísmo de nuestros pilotos fue muy grande y tuvieron importantes logros al derribarle 10 aviones mercenarios” Ese heroísmo, cuenta Manolo, “lo apreciamos en el nicaragüense Carlos Ulloa, que fuera derribado en su primera misión, tripulando un Sea Fury, en combate desigual con un B-26 de la aviación mercenaria el mismo 17 de abril”.
“Otro heroico hecho lo protagonizaron el capitán Luis Alfonso Silva Tablada y su heroica tripulación, compuesta por el mecánico Reynaldo González, el navegante Alfredo Noa y el sargento artillero Martin Torres, cuyo avión un B-26 en sus segunda misión fue alcanzado por la artillería de un buque mercenario, los compañeros de los otros aviones ven que averiaron al avión de Silva, le llaman por la radio para saber que pasaba y el responde que sí, que su avión había sido averiado y que no había nada que hacer y que iba a tratar de lanzar el avión contra uno de los barcos mercenarios que se encontraba mar afuera y al grito de Patria o Muerte, apagó la radio y lanzaron el avión contra el barco mercenario, lo que demostró el derroche de heroísmo y coraje de nuestros hombres de la Fuerza Aérea.”
En estas aún, algunas inéditas memorias de Manuel Orgallez Ferrer, él explica de como se hizo sentir la presencia de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, a lo largo y trayecto de los combates, desde el Central Australia hasta la misma toma de Playa Girón el 19 de abril de 1961”.
Y como dato interesante y para que el lector tenga en cuenta que las grandes mentiras, los inventos contra Cuba, no es solo lo que los mafiosos y depravados contrarrevolucionarios de Miami, hoy, atacando al sector cultural cubano fabrican, esto viene de lejos y aprécienlo en el siguiente párrafo que Manolo nos regala en sus memorias.
Precisa Manolo, que: “Su batería de cañones antiaéreos fue emplazada cerca de un lugar donde los compañeros de la Seguridad del Estado, estaban interrogando a unos mercenarios que había caído prisioneros y en el interrogatorio estos decían que ellos, estaba perdiendo porque quienes los habían derribados eran aviones y artilleros RUSOS y CHINOS.”
“Al oír esto uno de los interrogadores fue hasta la batería y les pidió que algunos de los artilleros le acompañaran y le acompañó un grupo de nosotros y nos llevó a donde estaban los prisioneros y le dice, ven a estos muchachos que están aquí, algunos tienen 15 años y otros no pasan de 17, y miren allá su batería, estos son los rusos y chinos que ustedes dicen les habían derribado sus aviones, la reacción de aquellos individuos era tal, que miraban para otro lado, no tenían vergüenza”
Como ven esas son las grandes mentiras que el sistema, introduce en el pensamiento y en las ideas de las personas, apoyados por los grandes medios hegemónicos, como lo son la CNN, ABC, New York Time y Washington Post, El País de España, El Clarín de Argentina, El Tiempo de Bogotá, El Mercurio de Chile entre otros y los canales cloacas de Miami como Telemundo, Univisión y América TV. A la que se suma las redes sociales y decenas de portales y páginas Web, financiados por la NED, la SIP, todas agencias y organizaciones que reciben financiamiento de la Agencia Central de Inteligencia de Estado Unidos. (CIA).

(*) Periodista, politólogo y analista Internacional.
La Habana, Cuba, 16 de abril de 2021. 23.30 hrs.