24 SEPTIEMBRE 2021: HUELGA GENERAL POR EL CLIMA

Debemos actuar ahora para frenar la crisis climática y la extinción global de la biodiversidad. Debemos actuar ahora para no rebasar el límite de 1,5 grados de calentamiento global y cumplir nuestra promesa del Acuerdo Climático de París.
¡Conoce las demandas!

Hasta ahora, la gran coalición gobernante ha reaccionado a las protestas de millones de personas en las calles con medidas absolutamente insuficientes. Sin embargo, se avecinan las elecciones federales y si logramos volver a llenar las calles, convertiremos juntos la cuestión climática en el tema central de las elecciones. El 26 de septiembre votaremos por preservar el clima que hace posible nuestra vida.

Quien quiera obtener nuestro voto en las elecciones, tiene que proteger la libertad y los derechos de las generaciones venideras y concebir la solución de la crisis climática como una oportunidad para volver más moderna nuestra sociedad, más democrática y más justa. Se crearán millones de puestos de trabajo y una mejor vida para todos.

Nuestras demandas ante el futuro gobierno son las siguientes:

• Que a más tardar en 2030 descarte el carbón como fuente de energía y que nadie más tenga que ser echado de su hogar por más minas de carbón.
• Que se construya la infraestructura y se tomen medidas para que hasta 2030 por lo menos el 80% de consumo de electricidad provenga de fuentes renovables. Y que esto sea realizado de manera solidaria y aceptable socialmente, sin destrucción adicional de la naturaleza. Es preciso para lograrlo invertir en alternativas al gas fósil como por ejemplo el hidrógeno verde, y se deben adoptar medidas para ahorrar energía.

• Que se invierta en hacer más atractivo el transporte público local y en la infraestructura para bicicletas, que se detenga todo nuevo proyecto de autopistas y se fije una fecha final después de la que no se pueda ya registrar vehículos con motores de combustión.

• Que estas medidas sean realizadas de manera que salvaguarde la justicia social y sean socialmente aceptables. Nuestra propuesta es eliminar gradualmente tales vehículos antes del 2030.
• Que haya de parte del gobierno y de las instituciones un compromiso con la agricultura respetuosa del clima y del medio ambiente, con precios justos para los productores, así como con la cría de animales sostenible, menos cruel y con estrictos límites del número de animales para cada área determinada. Los subsidios agrícolas deben estar supeditados a criterios de sustentabilidad y protección del medio ambiente.

• Que se inicie por fin la transformación socio ecológica de la economía, a través de la inversión en tecnologías y procesos sostenibles en lugar de subsidiar aún más las ramas de la economía que dañan el clima.

• Que se garanticen salarios dignos y se cree un estado de bienestar solidario para que la electricidad, la vivienda, la alimentación y la movilidad sean respetuosos con el clima y al mismo tiempo asequibles para todos.
• Que se defienda la justicia climática en el Sur Global y como mínimo se duplique la financiación climática alemana de cooperación internacional para 2025.

• Que se monten campañas contra los acuerdos perjudiciales para el clima, tales como el CETA y el Acuerdo UE-Mercosur, que se rechacen los tribunales de arbitraje privado y – junto con el mayor número posible de países de la UE- se abandone el Tratado sobre la “Carta de la Energía”, mediante la que las empresas pueden emprender acciones legales contra el cierre de plantas de energía de combustibles fósiles en tribunales arbitrales secretos.

¡Únete! El viernes 24 de Septiembre vamos a salir a la calle junto a Fridays for Future. Si la situación de la pandemia lo requiere, estaremos presentes con máscaras y manteniendo la distancia social. Personas de las más diversas y coloridas proveniencias sociales le plantan cara a los partidos y les hacen saber: que este año votaremos por un gobierno, que por fin tome en serio la crisis climática. Únete, para un futuro mejor para todos.