Asamblea General enfrenta retos para seguir trabajando en la pandemia

Naciones Unidas, 18 may (Prensa Latina) La Asamblea General de la ONU asume hoy numerosos retos para continuar su trabajo en medio de la pandemia de Covid-19, mientras su actual presidente, Tijjani Muhammad-Bande, insiste en la necesidad de mayor solidaridad internacional.

Los desafíos que enfrentamos ahora son enormes y por ello demandan más solidaridad, expresó el titular del mayor organismo de la ONU por medio de un mensaje en Twitter.

Debemos actuar de forma urgente y en colectivo para construir un mejor futuro para todos, en el cual sea posible vivir juntos y en paz, señaló en relación a los esfuerzos de rehabilitación una vez superada la actual crisis sanitaria.

A partir del 27 de marzo y hasta la fecha, la Asamblea General de Naciones Unidas ha adoptado siete resoluciones y 13 decisiones, incluida una que ajusta sus métodos de trabajo ante el nuevo escenario de distanciamiento social.

Esos documentos también abogan por una cooperación internacional intensificada para contener, mitigar y derrotar la Covid-19, y que se tomen medidas para evitar la especulación y el almacenamiento indebido que dificulte el acceso al equipo médico.

Asimismo, el presidente de la Asamblea expresó su apoyo al llamado del secretario general de la ONU, António Guterres, a un alto el fuego global y a centrar los esfuerzos en el enemigo común del nuevo coronavirus.

La Covid-19 y sus caídas sociales y económicas amenazan el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, potencialmente llevando a un aumento de la agitación social y la violencia, expresó Mohammed-Bande por medio de su cuenta oficial en Twitter.

‘Es tiempo de silenciar las armas y traer esperanza a aquellos que son más vulnerables’, subrayó.

Más de 100 Estados miembros de ONU, diversas organizaciones regionales y religiosas, y más de 200 grupos de la sociedad civil han respaldado ese llamado, recordó.

Ahora urge actuar de manera coherente para cumplir los mandatos de Naciones Unidas, y apoyar a los 95 mil efectivos de mantenimiento de la paz del organismo multilateral desplegados en todo el mundo, agregó.

También debemos asegurar que la asistencia humanitaria que provee la ONU llegue a más de 110 millones de personas en 57 países, añadió el diplomático nigeriano.

En estos momentos enfrentamos la crisis más desafiante desde la Segunda Guerra Mundial, destacó el titular y pidió a todos los Estados miembros que aún no lo hayan hecho, respaldar el llamado a un alto el fuego global, como un paso concreto en la lucha para proteger a los más vulnerables.

tgj/ifb