Doña Susana Awad de Ojeda: Primera alcaldesa de Colombia

Dirigente política, historiadora, escritora, Susana Awad de Ojeda, marcó un hito en el devenir de Norte de Santander. Fue alcaldesa de Ocaña entre 1961 y 1962. Durante 16 años fue la directora de la Quinta de Bolívar en Bogotá. 

Dirigente política, historiadora , promotora de las ideas liberales, de enorme vocación social, vivió de cerca la historia del país, cuando llegó el momento fue activista en favor de los derechos políticos para la mujer y, hasta sus últimos años, ratificó su convicción de defensora del legado del Libertador Simón Bolívar. 

Nació el 25 de diciembre de 1919 en el municipio de Río de Oro (Cesar), en el hogar creado por el migrante libanés Elías Awad y la colombiana Inés Maestre, Susana Awad fue la segunda de trece hijos y vivió sus días de infancia entre Ocaña y Aguachica (Cesar). Sin embargo, terminó su bachillerato en Barranquilla, donde conoció a quien sería su esposo, Pedro Julio Ojeda. Con él contrajo matrimonio en 1943, en una época en la que la violencia partidista ya empezaba a hacer estragos en Colombia. 
Después de su mandato en Ocaña durante el primer gobierno del Frente Nacional orientado por Alberto Lleras Camargo, donde además ofició como concejal en los años 60, se trasladó con su esposo e hijos a Bogotá, donde prosiguió su formación profesional y continuó vinculada a los círculos políticos. 

El matrimonio se asentó primero en Gamarra y finalmente en Ocaña, donde Susana Awad sacó a relucir sus condiciones de lideresa política. En defensa de las ideas liberales y en apoyo a la causa gaitanista, afrontó las difíciles circunstancias que llevaron la violencia a Norte de Santander. Pero desde que se abrió paso en el país la causa sufragista, además de sus convicciones políticas, tuvo claro que ese debía ser otro de sus derroteros personales: concretar los derechos políticos para la mujer. 

En 1974, fue nombrada directora de la Quinta de Bolívar y ejerció ese cargo hasta 1990. Esa condición le permitió incursionar con éxito en el círculo de los historiadores colombianos, y lograr estrechos vínculos entre la Casa Museo y la Sociedad Bolivariana de Colombia. También hizo parte de la Academia de Historia de Ocaña y de otras sociedades históricas como el Consejo de Mujeres de Colombia, la Sociedad Napoleónica, la Sociedad Santanderista y la Asociación y Casa de Cultura Nacional. 

Junto a Alicia Hincapié, en 1998 fue autora del libro “Las mujeres mártires de Colombia”, y en 2013 presentó su obra “Manuelita Sáenz, 200 años de olvido”. En síntesis, como resaltó su familia en un perfil para exaltar su vida, Susana Awad de Ojeda vivió de cerca los acontecimientos que marcaron la historia del siglo XX a nivel mundial, y de los hechos de 27 mandatos presidenciales en Colombia. Y, lo más importante para ella: su respaldo incondicional a tres procesos de paz: Benidorm en 1956, con el M-19 en 1990 y con las Farc en 2016.

Desde Norte de Santander apoyó la iniciativa que finalmente llevó a concretar el voto femenino durante la constituyente de Rojas Pinilla en 1954. Tras su apoyo al plebiscito de diciembre de 1957 en el que las mujeres acudieron por primera vez a las urnas, vio compensada su lucha regional al ser nombrada alcaldesa de Ocaña. La designación la hizo el entonces gobernador Eduardo Cote Lamus, y se convirtió así en una de las primeras mujeres en ejercer mandato en el poder ejecutivo. Doña Susana Awad, era la señora madre del dirigente político y médico Alonso Ojeda Awad, quien ha sido embajador y aspiró al Senado de la República