China advierte de secuelas en OMS por suspensión de fondos de EE.UU.

Beijing, 15 abr (Prensa Latina) China advirtió hoy que la decisión de Estados Unidos de retirar fondos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) debilitará las capacidades de trabajo de la agencia y socavará la cooperación global contra la Covid-19.

Zhao Lijian, vocero del ministerio de Relaciones Exteriores, expresó en rueda de prensa profunda preocupación por ese paso, al urgir a Washington a reconsiderarlo y cumplir con sus obligaciones frente a la pandemia.

Enfatizó en el rol irreemplazable de la OMS en un momento tan crítico para la salud pública del planeta y recordó que la falta de financiamiento impactará con mayor fuerza en su apoyo a las naciones con débiles sistemas sanitarios.

Asimismo, remarcó la voluntad del país asiático de mantener el respaldo a la organización de la ONU y a su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien desde el estallido de la enfermedad busca promover la colaboración entre todos los estados del planeta.

Aparte de Zhao, varias voces dentro y fuera de China deploran y alertan sobre los efectos negativos del cese de fondos a la OMS en medio de la pandemia de Covid-19, la cual todavía no alcanza el pico.

La víspera el presidente estadounidense, Donald Trump, cumplió su amenaza y ordenó detener la entrega de capital bajo el argumento de que la agencia se concentra demasiado en China y da malas recomendaciones durante la crisis sanitaria.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, indicó que no es momento para acciones coercitivas como esas y más bien es imperativo el trabajo mancomunado y la solidaridad si se quiere derrotar a la pandemia.

Por su parte, el jefe de la diplomacia de Alemania, Heiko Maas, insistió en la cooperación estrecha y dejar a un lado las acusaciones, tras considerar como la mejor inversión el respaldar a la agencia en la coordinación de proyectos para desarrollar y distribuir vacunas.

De igual manera, varios políticos demócratas y el multimillonario norteamericano Bill Gates coincidieron en que se trata de un movimiento peligroso de la Casa Blanca, porque ninguna otra institución podrá reemplazar a la OMS y ahora es más necesaria que nunca.

En tanto el experto chino Zeng Guang valoró la decisión de antiética y auguró que solo empujará más a Estados Unidos al aislamiento.

El país norteamericano aporta 22 por ciento de los fondos de la Organización Mundial de la Salud.

mem/ymr