Trump y Covid-19 en EE.UU., entre vacunas y tiempos de guerra

Washington, 19 mar (Prensa Latina) El desconcierto crece hoy en Estados Unidos luego de una jornada previa en la que Donald Trump se definió como un presidente en tiempos de guerra, cerró la frontera con Canadá y prometió concluir una vacuna contra la Covid-19 en tiempo récord.

El mandatario se mostró presto para contener el avance de la enfermedad, que ya causó en el país al menos 116 muertos y más de siete mil contagios.

Trump elogió los esfuerzos por lograr una vacuna contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, en referencia al estudio que ya comenzó a probar la fórmula con 45 voluntarios en el estado de Washington.

‘Estoy orgulloso de reportar que una candidata a la vacuna comenzó la fase 1 de las pruebas clínicas’, indicó.

Tras recordar que este tipo de proceso ‘solía demorar años’, aseguró que Washington está ‘desarrollando terapias antivirales, con primeros resultados promisorios, para reducir la severidad y duración de los síntomas’.

Sin embargo, el diario The New York Times indica en un editorial que el presidente puede estar intentando calmar a la opinión pública, desconcertada por la rápida propagación de la afección.

El citado medio insiste en la necesidad de tomar medidas paliativas, y llama al Gobierno una vez más a no descuidar la calidad de vida de la ciudadanía en estos momentos.

Aunque es bueno buscar remedios definitivos ello no puede hacer que se pierda de vista el apoyo a la población y la provisión de medios para detectar Covid-19 y tratarlo con lo que hay, pero tratarlo, detalla The New York Times.

Al referirse a la advertencia del secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, acerca de que la pandemia podría elevar el desempleo al 20 pr ciento, Trump intentó bajarle el tono subrayando que ese sería solo en ‘el peor de los escenarios’.

El diario califica como peligrosa la declaración del jefe de Estado al respecto.

La nota publicada indica que alertas de esa índole no se deben desconocer o subestimar; es preciso tomar en cuenta cada detalle en medio de esta situación para prevenir a toda costa los daños macroeconómicos y a la población.

Entre otras cosas, Trump anunció además la suspensión de todos los desalojos y las ejecuciones hipotecarias durante las próximas seis semanas como parte del esfuerzo del gobierno para aliviar el impacto económico de la pandemia.

‘Anuncio que el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano está brindando alivio inmediato a los inquilinos y propietarios suspendiendo todas las ejecuciones hipotecarias y desalojos hasta fines de abril’, indicó.

Expertos insisten en que afirmaciones como esas pueden ser empleadas con el objetivo de lograr la reelección, y despojarse de las críticas contra la gestión desplegada para contener la crisis asociada a la Covid-19.

jha/rrj/cvl