Violación de derechos Humanos en la mira de foro internacional

Por Rafael Calcines Armas

Santiago de Chile, 24 ene (Prensa Latina) Las constantes violaciones de los derechos humanos en Chile quedaron expuestas en las críticas generalizadas a esa situación durante la apertura del Primer Foro Latinoamericano sobre el tema.

El foro fue inaugurado la víspera en medio de consignas como ‘Piñera, asesino igual que Pinochet’, y ‘Piñera, cobarde, tus manos tienen sangre’, coreadas por la multitud que abarrotó el Salón de Honor del antiguo Congreso Nacional, en esta capital.

El interés despertado por el evento sobrepasó las expectativas de los organizadores, que debieron instalar una pantalla gigante en los jardines del Congreso para que todos los asistentes pudieran presenciar la sesión del evento, encabezado por el lema Derechos Humanos aquí y ahora.

En la inauguración, el reconocido jurista español Baltasar Garzón, una de las personalidades invitadas, señaló que desde su llegada a Chile se reunió con entidades de derechos humanos y víctimas de la represión durante la dictadura en Augusto Pinochet y en los acontecimientos más recientes.

Aseguró que ello le permitió constatar que en Chile los derechos humanos se están violentando y el pueblo está exigiendo la protección que el Estado no le está ofreciendo.

Garzón, quien hace años llevó adelante el sonado proceso que condujo a la detención en Londres de Pinochet para procesarlo por sus crímenes, señaló que no se puede permitir que en Chile se instale de nuevo la represión desde el Estado y llamó a impedir la impunidad.

El ex juez intervino como parte del panel El Horizonte de los Derechos Humanos, en el cual también habló vía streaming la ex presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien insistió en que el neoliberalismo y su profundización de las desigualdades es la causa de las protestas que se viven en varios países del área.

Al respecto señaló que en Chile, considerado la vitrina del neoliberalismo, este se agotó y por eso el pueblo se lanzó a las calles para exigir una sociedad más justa en la que sean restituidos todos los derechos conculcados.

Dilma puntualizó que el destino de América Latina depende de los caminos que tomará la indignación de los pueblos y aseguró que cada uno, a su manera y a su debido tiempo, buscará alcanzar los cambios sociales que demandan las mayorías.

Por su parte el destacado abogado y periodista chileno Eduardo Contreras, advirtió que la solución a las desigualdades históricas en Chile radica en cambiar el modelo económico y social, que solo se logra con una nueva constitución que establezca nuevos fundamentos del Estado que respondan a los intereses de la sociedad y no de una élite.

Al inaugurar el foro, Alejandro Navarro, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, señaló el interés que despertó el evento en el cual se inscribieron más de mil 300 participantes y cuenta con 87 expositores de 22 países.

Puntualizó que este evento persigue no solo reflexionar sobre la situación de los derechos humanos en Chile y en América Latina, sino definir líneas de acción concretas que permitan luchar por la verdad, la reparación a las víctimas y sobre todo que se haga justicia y se elimine la impunidad.

El evento, que sesionará este viernes con exposiciones y debates en paneles y comisiones, concluirá mañana con la presentación de un documento elaborado a partir del trabajo de las comisiones.

tgj/rc/cvl