FARC en Colombia insiste en implementación integral de Acuerdo de Paz

Bogotá, 10 ene (Prensa Latina) Después de tres años de la firma del Acuerdo de Paz entre el Estado colombiano y la exguerrilla FARC-EP, el ahora partido político FARC insiste hoy en la necesidad de implementar de manera integral lo pactado.

Buena parte de los problemas que se han venido agudizando en la sociedad colombiana, especialmente en los territorios, tienen su explicación en la ausencia de implementación o en la alteración de sus propósitos, expresó en una declaración.

En su opinión, ‘el país reclama con urgencia que se retome el camino de la implementación integral. Sabemos que ese propósito se encuentra en disputa y que tendrá opción real si se logra una mayor aprehensión social y se continúa en la construcción de la necesaria correlación social y política de fuerzas’.

Cualquier balance juicioso sobre el estado general de la implementación permite aseverar que se atraviesa por un periodo crítico y de precariedad, apuntó.

No de otra manera se comprende, además, que una de las demandas de las movilización social y ciudadana que ha continuado tras el paro nacional del 21 de noviembre de 2019, consiste en el requerimiento al Gobierno por una implementación integral del Acuerdo de Paz y por asumir con toda consecuencia la senda de la construcción de la paz, añadió.

Según la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), ‘nuestro balance indica que, en sus rasgos esenciales, la implementación se caracteriza por una política de simulación, que se acompaña de una también marcada desfinanciación’.

No desconocemos cifras y registros, o logros parciales, (…) pero todos ellos deben interpretarse bajo el principio de integralidad, que no fue una elaboración caprichosa de las partes en La Habana (sede de los diálogos durante cuatro años), añadió.

No podemos mostrar satisfacción alguna con el aplazamiento de facto al que ha sido sometida la reforma rural integral, limitada a una visión sesgada de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial; o con las reformas de participación política para la apertura democrática; o con la distorsión de la política contra las drogas ilícitas, manifestó.

Asimismo, expresó su preocupación por la ausencia de garantías de seguridad, reflejada en la continuidad sistemática del asesinato de líderes sociales y de exguerrilleros de las FARC-EP, en cifra que a la fecha alcanza 180 luego de la firma del Acuerdo.

La declaración del partido FARC se conoce a pocos días del 13 de enero, cuando será presentado el Informe trimestral (del 27 de septiembre al 26 de diciembre de 2019) del Secretario General de las Naciones Unidas (António Guterres) al Consejo de Seguridad en Nueva York sobre la Misión de Verificación en Colombia.

tgj/mfb/cvl