Gobernadora declara estado de emergencia en Puerto Rico ante sismo

San Juan, 7 ene (Prensa Latina) La gobernante puertorriqueña, Wanda Vázquez Garced, decretó hoy un estado de emergencia y activó la Guardia Nacional debido al sismo de 6,5 grados que sembró el pánico en Puerto Rico.

El movimiento telúrico, que afectó mayormente el suroeste de esta isla del Caribe de 3,1 millones de habitantes, cobró la vida de un hombre de 73 años al que le cayó encima una pared en la segunda planta de una residencia en Ponce, ciudad donde otras nueve personas resultaron heridas.

La gobernadora Vázquez Garced exhortó a manejar con calma la situación que ha sembrado el pánico en la población puertorriqueña, ya que el seísmo se ha sentido en prácticamente todo el país.
Recordó que Puerto Rico, con la secuela de destrucción que perdura desde septiembre de 2017 con la devastación ocasionada por los sucesivos huracanes Irma y María, no ha estado expuesto a un terremoto de grandes magnitudes, 7,3 grados, en los últimos 102 años.

Hay que tener en cuenta, dijo, esto no es como los huracanes, que podemos anticiparlos, estamos hablando de una situación que ocurre sin avisar.

Al momento, dada la destrucción de residencias, escuelas y hasta la histórica Parroquia de la Inmaculada Concepción en Guayanilla (sur), se ha informado de 346 refugiados, 210 de ellos en el coliseo de Guánica (suroeste), uno de los municipios más afectados por los temblores.

Vázquez Garced anunció que activó la Guardia Nacional para que ayude en la verificación de puentes, viviendas y caminos que pueden haber resultado afectados por las sacudidas, que dejaron sin servicio a unos 250 mil abonados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Debido a los daños en la planta de Costa Sur, entre otras, el sistema de la AEE, que sufrió daños significativos, se autoprotegió, lo que dejó sin luz a todo Puerto Rico.

‘Se fue la luz en todo Puerto Rico’, reiteró en rueda de prensa acompañada de la delegada ante el Congreso federal en Washington, Jenniffer González Colón, y el presidente del Senado isleño, Thomas Rivera Schatz, ambos del oficialista Partido Nuevo Progresista (PNP), y funcionarios del componente de seguridad.

La corporación pública aseguró que ya ha comenzado a restablecer el servicio de electricidad.

Con excepción de los servicios esenciales, las labores en el gobierno fueron suspendidas y las clases en el sistema público, previstas para comenzar mañana, se han suspendido hasta tanto se inspeccionen los edificios que albergan las escuelas, varios de los cuales han resultado ampliamente afectados y uno hasta derrumbado.

A pesar de que desde 1987 se utiliza un código moderno en las construcciones, explicó Luis Badillo, de la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico en Ponce, muchas estructuras se han afectado, lo que atribuyó en algunos casos a la carencia de recursos económicos de sus propietarios.

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, del opositor Partido Popular Democrático (PPD), quien coincidió con la gobernadora Vázquez Garced, puso a disposición del gobierno central los recursos del ayuntamiento capitalino, incluido el moderno Hospital Municipal en el Centro Médico de Puerto Rico, en Río Piedras.

mv/nrm