Diputados “on line”

Jesús A. Rondón* |Ultimas Noticias

Soñé hace poco que estaba participando vía Skype en la reunión del Consejo Comunal, y sin mayores problemas formé parte del quórum necesario para la sesión, también pude escribir un mensaje pidiendo la palabra y a la hora de decidir, voté desde la comodidad de mi cama.

En mi sueño, había miembros de juntas de condominio y otros cargos de elección popular, como concejales o gobernadores asumiendo sus atribuciones de ley en línea. Desperté cuando me decía: si pretenden hacer una Asamblea Nacional virtual, con diputados “on line”: ¿por qué en mi barrio no podemos tener un consejo comunal con voceros “on line”? Solo una duda tuve ¿Qué haremos cuando el internet sea lento o se caiga?

Al despertar recordé que en la Asamblea Nacional, la fracción opositora al chavismo modificó el Reglamento interior y de debates, de tal manera que los diputados en fuga participarán en las sesiones del órgano, es decir sin estar de cuerpo presente; mediante cualquier plataforma de comunicación, en consecuencia pueden formar parte de quórum, de las deliberaciones y de las votaciones. Da igual si están en el hemiciclo, en Bogotá o Washington.

Casi de inmediato, diputados suplentes y del mismo bando opositor impugnaron ante el Tribunal Supremo de Justicia dicho acto, y este declaró como ya es costumbre la nulidad de esta decisión de la Asamblea Nacional en desacato. Ya lo dicen los versados en asuntos legales: lo que abunda no perjudica.

La política es el campo donde se dirimen los intereses contrapuestos en una sociedad y para ello la interacción entre los que participan en fundamental. Si bien es cierto desde hace varios siglos se han incorporado medios de comunicación que van desde la escritura, pasado por la imprenta, hasta el internet, en ningún caso se ha podido sustituir el contacto cara a cara.
Las tecnologías están modificando la manera de hacer política (como las noticias falsas), pero en esencia es el contacto directo entre los actores políticos, lo fundamental para la construcción de la correlación de poder en función de un interés determinado. Ahora mismo no recuerdo ningún parlamento en el mundo que permita a sus diputados ejercer sus funciones parlamentarias en línea.

Parecen errar, nuevamente, quienes se oponen al chavismo en Venezuela, al querer implementar una táctica que ningún efecto tiene en los hechos y menos en el de derecho, y que por lo tanto no suma a sus propósitos de hacerse del poder. Nuevamente se imponen en este sector político quienes consideran lo absurdo, gracias a la desesperación y desgaste en el que se encuentran.
*Sociólogo