Consternación por asesinato de dos ambientalistas en Santa Marta

Por. Hernan Durango Patrillau.

Decenas de luchadoras y luchadores sociales del país, ambientalistas y académicos se encuentran en la ciudad de Santa Marta, departamento del Magdalena, acompañando a familiares y amistades de Natalia Jiménez, bióloga, Ecologa y Antropóloga, quien venía realizando trabajos con la Fundación Natura en la conservación ambiental de la región Caribe y la cuenca del río Magdalena, y de su esposo el líder ambientalista Rodrigo Monsalve Guerrero , antropólogo quien además era muy reconocido como DJ en Santa Marta y el corregimiento de Palomino, Municipio de Dibuya (La Guajira), cuyos cuerpos sin vida fueron localizados con signos de tortura y con capucha en sus cabezas este lunes 23 de diciembre de 2019, cerca de Buritaca, en la vereda Perico Aguao’, zona rural y turística del corregimiento de Guachaca, jurisdicción del municipio de Santa Marta.

El crimen estremeció a la ciudadanía samaria. Los cuerpos de las dos personas oriundas de Bogotá se encuentran en medicina legal y los voceros de las organizaciones, familiares y amistades esperan que las autoridades aclaren lo sucedido y se castigue ejemplarmente a los responsables.

El alcalde de la ciudad, Rafael Martínez, manifestó su repudio y dirigió todos los esfuerzos del gobierno distrital para atender la delicada situación en la Sierra nevada.

Fuentes en la región indicaron que la zona donde ocurrió el secuestro y desaparición el viernes anterior se han presentado acciones en los últimos días atribuidas según habitantes al grupo narco-paramilitar autodenominado Clan del Golfo, acciones que al parecer son por el control territorial. Según las fuentes las operaciones de estos grupos se activaron, sobre todo, luego de las últimas medidas medioambientales con ocasión del incendio ocurrido recientemente en Taganga.

La pareja de esposos impulsaba el proyecto Magdalena–Cauca Vive, de la Fundación Natura, dedicada a la conservación, uso y manejo de la biodiversidad, y se había destacado por sus acciones de defensa de las especies animales de la región.