CHILE.“Derecha resguardó actual Constitución, todo seguirá igual”: Movimiento social en Chile

15 nov CI.- Luego de 28 días de fuertes movilizaciones con millones de personas en las calles, partidos políticos de gobierno y oposición lograron esta madrugada el ´Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución´. La salida institucional, según los políticos, busca la paz por medio de un instrumento democrático. El Acuerdo, sin embargo, fue logrado entre partidos desacreditados que no representan la voluntad popular y bajo condiciones que no garantizan verdaderos cambios.

El documento suscrito que consta de doce puntos y no contó voluntariamente con la participación del Partido Comunista, deberá pasar por el Congreso Nacional y de ser aprobado impulsará un Plebiscito en abril del año 2020. La pregunta formulada será la siguiente:

  1. ¿Quiere usted una nueva Constitución? Apruebo o Rechazo
  2. ¿Qué tipo de órgano debiera redactar la Constitución? Convención Mixta Constitucional o Convención Constitucional.

De ganar, la Convención Mixta será integrada en partes iguales por miembros electos para el efecto, y parlamentarios y parlamentarias en ejercicio. La Convención Constitucional, por su parte, se formará por representantes de la sociedad y, para ambos casos, los y las constitucionalistas serán elegidas en octubre de 2020. El plazo máximo para realizar la nueva Constitución será de un año.

Dos tercios

El órgano constituyente deberá aprobar las normas y el reglamento de votación de las mismas por un quórum de dos tercios de sus miembros en ejercicio. Según el abogado chileno Jaime Bassa, esta es una regla compleja y hay que analizarla con detenimiento.

“No se trata del mismo quórum que está vigente en la Constitución del 80, aún cuando sea el mismo número. El quórum de 2/3 de la Constitución del 80, en la práctica política, cerraba la discusión sobre posibles reformas al texto constitucional y terminaba petrificando el contenido del texto, de modo tal que si no se alcanzaban los 2/3 seguía vigente la Constitución de Pinochet”, explicó el profesor.

Y continuó: “Los 2/3 actuales que se proponen para la decisión constituyente generan el efecto exactamente contrario, no habrá una Constitución del 80 que rija si no se consigue el acuerdo sino que empujará a todos los actores políticos representados en la Constituyente a que lleguen a los acuerdos efectivamente necesarios para garantizar un piso constitucional compartido”.

Sin embargo, esto deja ver que temas sensibles como el sistema político y el modelo económico neoliberal pueden continuar ya que todo lo que no logre los 2/3 de apoyo no va a entrar en la Constitución y, por lo tanto, será regulado después por Ley.

Según Juanita Aguilera, presidenta de la Comisión Etica contra la Tortura -Cect-: “La derecha está resguardando a que nada se cambie con ese punto de los 2/3, y el articulado de la carta fundamental que rige a Chile seguirá igual. Todo eso lo hicieron a espaldas del movimiento social, nadie del movimiento social fue incluido en estas decisiones. Fue un acuerdo a altas horas de la madrugada, sacaron el comunicado cuando toda la ciudadanía estaba durmiendo, mientras la represión no ha parado”.

Según la Cect, la represión ha sido brutal: más de cinco mil personas detenidas, 1400 querellas por tortura, 208 personas que perdieron sus ojos, niños baleados y más de mil personas hospitalizadas en solo la región metropolitana. Ayer se declaró emergencia sanitaria en los hospitales de Santiago, Antofagasta, Valparaíso, Concepción, y Valdivia.

Para Aguilera, “el gobierno de Sebastián Piñera se da un respiro para terminar los dos años que le quedan, y como si fuera poco, estos parlamentarios que participaron en el Acuerdo no pusieron en tela de juicio las violaciones a derechos humanos, nada, ni la continuidad de Piñera en el poder, que pudieron haber dicho que renuncie”.

La posición de los Partidos

Jaime Quintana, del Partido por la Democracia y, Presidente del Senado, dijo que el Acuerdo logrado es: “Una respuesta de la buena política que piensa en Chile y asume su responsabilidad en un conjunto de aspectos que la sociedad nos planteó durante este tiempo. Somos responsables, efectivamente, de muchas de las injusticias que los chilenos nos han señalado, de las iniquidades y también de los abusos”.

Por su parte, Gabriel Boric, diputado del Frente Amplio, aseguró que: “Chile tiene la posibilidad cierta de ser más democrática, y que a partir de este Acuerdo se le entrega al pueblo de Chile la posibilidad de decidir cuál es el mejor mecanismo para tener una Constitución que nos represente a todos y todas”.

Las movilizaciones continuarán

Esta mañana los y las parlamentarias hicieron lo que debieron trabajar hace décadas, por eso millones de chilenos y chilenas continuarán con las manifestaciones pacíficas y violentas. Si bien se logró la convocatoria a la Constituyente hay temas públicos que no tienen posibilidad de esperar para solucionarse, mucho menos hasta 2021: las pensiones dignas, la salud pública, la educación gratuita y de calidad, así como el aumento del salario mínimo.

Durante 46 años el régimen político chileno ha sido dictatorial, y desde hace 29 con un tinte de democracia restringida. El país nuestroamericano tiene actualmente una Constitución creada por el dictador Augusto Pinochet en el año 1980, de modo que no es un error asegurar que en Chile no hay un Estado democrático.

CI ER/JA/15/11/2019/14:00