Nace desde Grupo de Puebla centro por la justicia y democracia

Buenos Aires, 9 nov (Prensa Latina) Al calor de la segunda reunión del Grupo de Puebla, que transcurre hoy aquí, nació el Centro Latinoamericano de la Justicia y la Democracia, que integrarán 20 juristas de siete países.

Conducido por la jurista brasileña Carol Proner y el juez español Baltasar Garzón, su misión será acompañar, observar y combatir la guerra jurídica o lawfare, apuntó a la prensa el chileno Marco Enriquez-Ominami, uno de los impulsores del Grupo, junto al recién electo presidente argentino, Alberto Fernández.

Según apuntó el fundador de este mecanismo progresista, la nueva herramienta trabajará para actuar jurídicamente en casos que son inaceptables como el de la diputada ecuatoriana Gabriela Rivadeneira o en tantos países donde hoy se utiliza la ley para quitar políticos. No se puede hacer política sin Estado de derecho. Los problemas de la democracia se resuelven con más democracia, no en los tribunales. Estamos viendo muchos procesos que sectores políticos utilizan la justicia para resolver las elecciones, sostuvo.

Abordado por la reciente liberación del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, el exdiputado chileno sostuvo que desde la fundación del Grupo de Puebla, hace seis meses atrás, nos propusimos su libertad y hoy, en esta segunda edición, lo vivimos con mucha emoción pero también un desafío.

Lula es un hombre que unió a América Latina y para muchos de nosotros una inspiración, resaltó tras subrayar que su excarcelación abre una gran esperanza.

‘Su libertad era nuestro combate, el progresismo se renueva, renace, pero nos falta innovar, ser más creativos porque América Latina está en muy mal momento’, agregó.

A la segunda reunión, inaugurada por Fernández, asisten 32 líderes de 12 países, entre ellos los expresidente Dilma Rousseff (Brasil), Fernando Lugo (Paraguay), Ernesto Samper (Colombia), el excanciller brasileño Celso Amorim, entre otras personalidades.

acl/may