Quién es Vanessa Neumann y por qué negocia el Esequibo venezolano

Misión Verdad.- La vicepresidenta ejecutiva Delcy Rodríguez realizó una rueda de prensa el pasado jueves 5 de septiembre para dar a conocer una conversación entre la pseudoembajadora de Juan Guaidó para el Reino Unido, Vanessa Neumann, y Manuel Avendaño, asesor externo del autoproclamado.

Al inicio de la conversación telefónica, Neumann informa a Avendaño que ha trabajado en conjunto con Isadora de Zubillaga, “enviada especial” de Guaidó en Francia, en torno al crecimiento del apoyo internacional hacia el militante Voluntad Popular. Ante esto, Neumann señala que la “Foreign & Commonwealth Office” (el ministerio de asuntos exteriores británico) no los apoyará si sostienen la línea oficial de tomar el “Esequibo de Guyana”.

Una vez más, la controversia del Esequibo está sobre la mesa; así como han hecho con la apropiación de CITGO y otros activos de la República, no es de extrañar que esta vez el territorio del Esequibo, rico en recursos minerales y energéticos, sea parte del plan estratégico de socavar al Estado venezolano.

¿Quién es Vanessa Neumann?

El abuelo de Vanessa, Hans Neumann, judío oriundo de la extinta Checoslovaquia, fue Presidente de la Junta Directiva de la Corporación de Industrias Montana (Corimon). También apuntaló los proyectos periodísticos en Venezuela como The Daily Journal y el Diario Tal Cual con Teodoro Petkoff.

La familia Neumann fundó el Instituto de Diseño Neumann y el Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), y a su vez, participaron en la fundación del Museo de Arte Contemporáneo con Sofía Ímber en Caracas.

En cuanto a Vanessa, según su perfil en LinkedIn, obtuvo el Doctorado en Filosofía en la Universidad de Columbia. Y describe que en los 90 trabajó en la empresa de su abuelo (Corimon) cuando se ofertaron sus acciones en la Bolsa de Nueva York.

La venezolana, con nacionalidad estadounidense, fundó Asymmetrica en 2010, una consultora que realiza investigaciones sobre asuntos gubernamentales para “contrarrestar” las finanzas ilícitas. Esta “iniciativa” la complementa con sus asesorías al Departamento de Estado y de Defensa de los Estados Unidos.

Asymmetrica es miembro de la Red Global de Investigación contra el Terrorismo (GCTRN, según sus siglas en inglés) de la Dirección Ejecutiva del Comité contra el Terrorismo (CCT) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Es autora del libro Blood Profits (“Rentas de sangre”), en el cual relata “cómo los consumidores americanos inconscientemente financian terroristas”. En esta “obra”, Neumann narra su casamiento con William Cash, hijo del parlamentario británico del Partido Conservador, Sir Bill Cash.

Además, en el libro intenta explicar, cómo operan las células terroristas en el mundo y, aparte, se hace notorio su discrepancia hacia las políticas del presidente Hugo Chávez.

Neumann y el lobby antivenezolano

En marzo pasado, Vanessa Neumann recibió la llamada de Leopoldo López, un viejo amigo de su familia, en la que le ofreció el cargo de “enviada especial” de Guaidó para el Reino Unido. De inmediato, Neumann enfocó sus esfuerzos en tomar posesión de uno de los edificios de la embajada venezolana en Londres.

Un mes después, Neumann en una entrevista con el periodista Mehdi Hasan, de Al Jazeera, trató de ignorar el historial de intervenciones militares de Estados Unidos en América Latina, al expresar jocosamente y con nula preocupación, que era “demasiado joven” para haber vivido tales “incidentes”.

Entre las maniobras a mediano y largo plazo, la anglovenezolana ha sido una de las operadoras principales en el lobby para secuestrar ilegalmente los 1,2 mil millones de dólares en reservas de oro venezolano a manos del Banco de Inglaterra.

Recientemente, para NTN24 dio unas declaraciones donde alegó que “gracias a su labor” desde abril pasado y a sus encuentros mensuales con diputados británicos, ha maquinado el lobby para mostrar a Venezuela como un supuesto peligro regional para el Reino Unido. Otro caldo de cultivo necesario para desarrollar el escenario ideal para una posible intervención militar en el territorio venezolano.

Es bien sabida la controversia con el territorio Esequibo, la cual tiene como marco de entendimiento el Acuerdo de Ginebra de 1966. Es un tema que atraviesa profundamente los intereses de compañías energéticas y de potencias como Gran Bretaña.

ExxonMobil, desde el año 2015, ha iniciado trabajos de exploración en la zona de litigio internacional entre Venezuela y la República Cooperativa de Guyana, específicamente en el bloque Stabroek, precipitando los reclamos de Venezuela.

No es alejado de la realidad pensar que, para las operaciones de cabildeo de Neumann, el tema del Esequibo entre como una carta sobre la mesa. Más aún con una corporación con elevados intereses económicos y energéticos como ExxonMobil.

Con un castellano poco fluido, Neumann es parte de los pseudoembajadores de Guaidó que pone en evidencia y a la luz pública el desconocimiento y falta de arraigo sobre la historia, cultura y contexto venezolano, demostrando que lo más venezolano que puede tener es su lugar de nacimiento.

Fuente: http://www.cubainformacion.tv

Anuncios