Candidato de extrema derecha, Bolsonaro es el más rechazado en Brasil

Brasilia, 25 sep (PL) Con mucho, el candidato de la extrema derecha Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), figura hoy como el presidenciable más rechazado por los potenciales electores brasileños de cara a los comicios de octubre próximo.

Por Bolsonaro no votaría bajo ninguna circunstancia un 46 por ciento de los más de dos mil 500 entrevistados por el Instituto Brasileño de Opinión Publica y Estadística (Ibope), en una encuesta realizada los días 22 y 23 de los corrientes en 178 municipios de todo el país.

La cifra es cuatro puntos porcentuales superior a la de hace una semana atrás, y mayor en 16 por ciento a la del aspirante de la coalición El pueblo feliz de Nuevo, Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT).

El sondeo de Ibope, cuyos resultados fueron difundidos anoche, mostró además que Haddad es el único que logró crecer en la intención de voto del 11 de setiembre (cuando fue oficializada su candidatura en reemplazo del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva) a la fecha, al pasar de ocho a 22 por ciento de la preferencia del electorado.

Señalado como misógino, homofóbico, racista y favorable a la dictadura militar, el aspirante del PSL encuentra particular resistencia entre el electorado femenino, parte del cual comenzó a organizarse días atrás a través del grupo de Faceboook ‘Mujeres unidas contra Bolsonaro’.

Bajo el lema de ‘Él no, él nunca’ la página logró en pocos días la adhesión de un millón de féminas; posteriormente sufrió un ataque de los hackers y después de éste su membresía aumentó hasta más de dos millones y medio de participantes.

Las mujeres convocaron ya para el próximo sábado 29 de septiembre a manifestaciones anti-Bolsonaro, que por el momento tendrán lugar en Sao Paulo, Río de Janeiro, Belo Horizonte, Porto Alegre, Fortaleza y Recife, entre otras capitales estaduales, y a las cuales confirmaron ya su participación miles de ciudadanas.

En recientes declaraciones a la revista Carta Capital, la socióloga y catedrática universitaria Esther Solano recordó que el elector típico de Bolsonaro es hombre, blanco, de clase media, con enseñanza superior completa y de las regiones Sur y Sudeste.

De acuerdo con la también autora del libro El odio como política, la existencia de un candidato que no tiene pudor en asumir un discurso prejuicioso e intolerante fue lo que permitió a la extrema derecha ‘salir del armario’.

No podemos olvidar -remarcó- que tenemos una sociedad muy machista y racista. Brasil es el país que más transgéneros mata en el mundo y tiene además una elevada tasa de feminicidios.

Infelizmente, este fue construído sobre una base de odio contra lo diferente, en el discurso y en la práctica, apuntó.

TGJ/MPM/CVL | PRENSA-LATINA.CU

Anuncios