Amenazas paramilitares hacia periodistas y medios de comunicación

Agencia Colombia Informa

El pasado 10 de septiembre llegó a la casa de una periodista del medio el Macarenazoo un panfleto firmado por el Bloque Capital de las Águilas Negras; en este amenazaron a comunicadores, periodistas e integrantes de los medios alternativos y populares de comunicación: el Macarenazoo, el Turbión, Clarín de Colombia, Desde Abajo y Colombia Informa.

En el panfleto se le da sentencia de muerte a cuatro comunicadores con nombre propio y a los integrantes de los cinco medios de comunicación. Los medios y periodistas amenazados señalamos que dicho panfleto hace parte de la creciente ola de persecución a las organizaciones sociales que se ha evidenciado a través de los asesinatos a líderes, lideresas y defensores de derechos humanos en el país.

A través de este tipo de actos violentos se pretende silenciar las voces de los y las periodistas, así como su trabajo de difusión, denuncia y defensa de los derechos humanos de las comunidades en la capital y en todo el territorio nacional. Consideramos que este no es un hecho aislado, teniendo en cuenta las múltiples amenazas que han recibido líderes sociales a lo largo de este año.

Estamos convencidos de que estos hechos son ecos de una violencia sistémica que por décadas se ha venido ejerciendo contra el pueblo. Esta ha dejado a su paso millones de víctimas, puesto que el Estado no ha brindado garantías de derechos humanos en el territorio nacional, ni ha tenido la intención de salvaguardar la libertad de expresión para los 89 periodistas que fueron amenazados y perseguidos en los primeros seis meses de este año.

Consideramos que este tipo de actos atenta contra la democracia, violenta el derecho fundamental a informar y estar informado y asimismo busca limitar la participación de los diferentes sectores sociales. Que este tipo de actos sigan sucediendo, solo demuestran la resistencia que ponen quienes históricamente han detentado el poder y se han opuesto a las transformaciones sociales y la construcción de una paz con justicia social desde las voces de los territorios.

A pesar de los objetivos explícitos de dicha amenaza nosotros y nosotras recalcamos que esto lejos de amedrentar, debe generar el efecto contrario: reforzar lazos de solidaridad y unidad entre quienes, desde la comunicación o cualquier otra disciplina.

Anuncios