Golpe en Brasil amenaza futuro de la región, dice analista peruano

alberto-adranzen


Lima, 31 ago (PL) El golpe parlamentario que hoy derrocó a la presidenta brasileña Dilma Rousseff es »una infamia y un acto claramente ilegal y antidemocrático» y proyecta un futuro sombrío para toda América Latina, afirmó hoy el analista peruano Alberto Adrianzén.

El experto en relaciones internacionales e integración contrastó lo ocurrido en Brasil con la decisión del gobierno y la guerrilla colombiana llegan a acuerdos y construyen un camino donde la paz, es decir, el fin de la guerra, fortalece la democracia en ese país y en la región.

Adrianzén se preguntó ‘si, por el contrario, en Brasil, con este golpe, se cierran las posibilidades de un cambio democrático y pacífico’.

‘La derecha brasileña e internacional demuestran con este hecho que la democracia se respeta siempre y cuando no le toque sus intereses. No me extrañaría, por ello, que lo que podría venir en la región no sea el camino que acaba de abrir Colombia, es decir el camino de la paz, sino más bien el de la agudización del conflicto social y político’, agregó.

Advirtió igualmente que lo sucedido en Brasil va a repercutir en países como Bolivia, Ecuador y, sobre todo, en Venezuela.

‘Cuando pensábamos que finalmente la violencia política terminaba en la región con el fin de la guerra en Colombia, Brasil nos vuelve al pasado y nos abre un futuro incierto; más aún si lo sucedido en Brasil es el inicio de la ofensiva final de la derecha en el continente’, añadió.

Se trata, agregó, de ‘un panorama realmente incierto y sombrío que no merecemos’.

arc/mrs

Redaccón Canadá