Aporrea cumple 13 años rompiendo cercos mediáticos desde la comunicación popular

Logo actual de Aporrea
Logo actual de Aporrea Credito: Martin Sánchez – Aporrea.org

Aporrea.org cumplio el 14 de Mayo, 13 años al servicio de la información y comunicación popular. Nació en el año 2002 como un resultado de las jornadas populares para evitar, resistir y derrotar el golpe de Estado contrarrevolucionario de la derecha venezolana, los traidores internos y sus mentores vinculados a potencias imperialistas.

Segundo logotipo de Aporrea
Segundo logotipo de Aporrea

Logo inicial de Aporrea

LOGO INICIAL DE APORREA

Credito: Martin Sánchez – Aporrea.org

QUÉ ES APORREA

Aporrea es un Sitio Web de divulgación de noticias y opinión socio-política-cultural, identificado con el proceso de transformación revolucionaria y democrática de la República Bolivariana de Venezuela, con una visión que se extrapola al resto de la humanidad, en la perspectiva de la liquidación del sometimiento capitalista-imperialista y la construcción de sociedades libres, democráticas y no capitalistas, basadas en el poder de los trabajadores y el pueblo, sin explotación.

Aporrea.org es una agencia popular alternativa de noticias, cartelera digital abierta e interactiva del movimiento popular y de los trabajadores, de los movimientos sociales, de las corrientes políticas de la revolución bolivariana, de las organizaciones comunales y del poder popular en general. Es un medio de expresión, información, debate y difusión de contenidos de interés colectivo, principalmente políticos, sociales, económicos y culturales, donde predominan el enfoque y la perspectiva popular. También funciona como un instrumento de inteligencia social y de contraloría social. Contamos con una base de datos de la historia de la revolución bolivariana y de los acontecimientos internacionales que venimos acumulando y enriqueciendo desde nuestro surgimiento, como un valioso recurso para la investigación y documentación.

ROMPIENDO LOS CERCOS MEDIÁTICOS

Somos un medio para el debate, la denuncia y la generación de ideas, con miras a la construcción del Socialismo del Siglo XXI. Buscamos contribuir a romper los cercos mediáticos corporativos servidores del capital o de los intereses burocráticos. Combatimos el cerco impuesto por los medios privados de comunicación, nacionales e internacionales, comprometidos con la conspiración golpista y contrarrevolucionaria en Venezuela, manifestación de la globalización imperialista, contra la cual también luchamos junto a los demás pueblos del mundo. Pero también abrimos brecha frente al control de los medios por funcionarios que desde una visión de Estado tienden a invisibilizar o a silenciar las expresiones y luchas autónomas de los trabajadores y del movimiento popular.

En esta lucha contra la administración privada y corporativa de los medios, venimos cumpliendo el papel de difusor y distribuidor -vía Internet- de productos de y para las emisoras comunitarias o la prensa popular. Apuntamos hacia la construcción del Sistema Nacional de Comunicación del Poder Popular como alternativa frente a la comunicación capitalista o estatal, en concordancia con objetivos formulados en el Plan de la Patria del Comandante Chávez, que incluyó planteamientos defendidos por los y las comunicadoras populares.

El Objetivo 5.2.7.2 del Programa de la Patria de Chávez se refiere a la Comunicación Responsable y Crítica

QUÉ PROCURAMOS

Pretendemos contribuir a la profundización del proceso revolucionario de transformación de la sociedad, así como a la defensa y afianzamiento de las conquistas contenidas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela: derechos humanos, económicos, sociales y culturales, civiles y políticos, en el camino hacia la construcción del socialismo.

Aporrea.org procura el cumplimiento de su rol mediante la recepción y difusión de informaciones y opiniones de diversas fuentes, especialmente las informaciones y opiniones generadas desde el movimiento popular, las organizaciones sociales, sindicales, culturales y políticas comprometidas con la transformación revolucionaria del Estado y de la sociedad venezolana.

Para ello promueve la formación y cooperación de corresponsales comunitarios y reporteros de calle, columnistas colaboradores, equipos editores y enlaces con las organizaciones populares y del movimiento obrero, medios de comunicación comunitarios y alternativos, medios informáticos, así como con entes civiles o estatales de carácter académico, científico-tecnológico o cultural.

Por los contenidos que difundimos, Aporrea es un instrumento para la educación popular.

DE DÓNDE VENIMOS

Somos hijos e hijas de la insurrección cívico-militar del 13 de Abril, que rescató al Comandante Chávez. La fecha de inicio de un nuevo período de radicalización de la revolución bolivariana, que llevó a declarar esta revolución como antiimperialista y socialista e inició un proceso de transición caracterizado esencialmente por el protagonismo popular, las conquistas sociales y democráticas, y el afianzamiento de la soberanía con visión de unidad latinoamericana.

Aunque aparecimos en Internet un mes después, venimos del ejercicio de comunicación popular de la Asamblea Popular Revolucionaria, como espacio de articulación popular-revolucionaria, establecido el 9 de abril de 2002, esencialmente para enfrentar la ofensiva golpista de la burguesía venezolana contra el gobierno del Presidente Hugo Chávez, y para la defensa de las conquistas de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y de la voluntad del pueblo. La Asamblea Popular Revolucionaria dio paso a otros espacios de coordinación para la contingencia, como los que suelen crearse cada vez que aparecen situaciones similares a la del 11 de Abril de 2002 y que durante el sabotaje petrolero tomó el nombre de Coordinación de Organizaciones Populares de la Gran Caracas.

Los y las activistas populares que creamos Aporrea, venimos del esfuerzo de convocatoria a la resistencia en Puente Llaguno, la Avenida Baralt y los alrededores de Miraflores para defender al Gobierno Bolivariano y a la revolución. Con este objeto, nuestra primera expresión comunicacional fue el volante que se repartió por millares en los barrios desde el amanecer del 11 de Abril para interponer un “Tapón Popular” que pudiese bloquear el acceso de los golpistas a la sede del gobierno y de ahí el enfrentamiento con la Policía Metropolitana, que actuó como brazo armado del golpismo produciendo la Masacre de Puente Llaguno. He aquí una copia del volante:

CÓMO COMENZAMOS

Tras la consumación del golpe contra Chávez en 2002, el sitio web Aporrea.org se comenzó a diseñar y codificar a partir de la madrugada del 12 de abril, como instrumento de comunicación para la resistencia popular, por el ingeniero informático Martín Sánchez, quien se encontraba fuera del país. Otros fundadores, como Gonzalo Gómez y Juan García, ya venían realizando ejercicios de comunicación popular con periódicos obreros y socialistas y con el programa de la Red Venezolana Contra las Deudas por la Radio Alternativa de Caracas, allanada por los golpistas “carmoníacos” (como les llamábamos a los que apoyaban al dictador Carmona).

A partir de su aparición, Aporrea se convirtió en una herramienta fundamental para vencer el cerco mediático de la prensa, la radio y la televisión golpista y para superar las limitaciones de los medios oficiales, que continuaron siendo instrumentos demasiado burocráticos a los ojos del activismo popular autónomo, para enfrentar las tareas políticas, de inteligencia popular y de movilización revolucionaria posteriores a la derrota del golpe y durante la nueva coyuntura del sabotaje petrolero y el llamado “paro cívico” de la derecha.

Aporrea comenzó con la divulgación de las proclamas y documentos de la Asamblea Popular Revolucionaria, sus foros, actos y asambleas, las jornadas de movilización para desmantelar los coletazos y resacas del golpe, la campaña para desmantelar a la Policía Metropolitana, el apoyo a los Defensores de Puente Llaguno, la protesta contra la decisión del viejo Tribunal Supremo de Justicia que exculpó a un grupo de militares golpistas “preñados de buenas intenciones”, por aquello del “vacío de poder”…

Nuestros primeros pasos como página Web fueron en torno a la divulgación de las actividades del movimiento popular, de las denuncias proporcionadas por la inteligencia social, nutriéndonos de la información producida por sus propios lectores, por reporteros espontáneos de calle que fueron surgiendo, por voceros de las organizaciones, por el equipo voluntario inicial de Aporrea y por una red de comunicadores populares de otros medios alternativos y comunitarios. Durante los meses de mayo, junio, julio y septiembre de 2002 le dimos prioridad a la difusión de los documentos de la Asamblea Popular Revolucionaria para la realización de un Encuentro Nacional de Organizaciones Populares con el Presidente Chávez, que efectivamente se realizó en septiembre de ese año (en el Liceo Fermín Toro y en el Teatro Municipal de Caracas). Lee la Plataforma de Lucha de la Asamblea Popular Revolucionaria presentada al ENOP con Chávez pinchando aquí

En el diseño y administración de Aporrea confluyeron sus creadores Martín Sánchez y Gonzalo Gómez, y luchadores populares venezolanos de larga trayectoria en los movimientos sociales. La propuesta de comunicación popular de Aporrea dio un gran salto a partir de su intervención como instrumento informativo y de debate de los trabajadores y las comunidades en contra del sabotaje petrolero y el paro patronal golpista que constituyó la segunda gran oleada de la oligarquía fascista y el imperio contra el proceso revolucionario venezolano.

Aporrea ha hecho y hace vida en el movimiento de la comunicación popular venezolana, hizo parte de la fundación de la a la Asociación Nacional de Medios Comunitarios, Libres y Alternativos. Posteriormente procuró tener una ubicación que le permitiese una relación equilibrada con los distintos agrupamientos de la comunicación alternativa en Venezuela. Ha participado con compañeros y compañeras en el Consejo de Comunicación del Gran Polo Patriótico y en el Consejo Nacional de la Comunicación Popular. Ha participado en encuentros nacionales y jornadas de movilización de los medios comunitarios y alternativos. Trata de servir como receptor y emisor de noticias de y para los MAC en articulación y xinergia con éstos.

Así nos mostraban los medios burgueses a los portales alternativos de la revolución: un matón desaliñado, con «bemba» y exagerados rasgos raciales negroides o afrodescendientes (con intención discriminatoria racista) mal encarado, cabilla en mano, pistola al cinto, granadas, calaveras… Esto fue publicado por un periódico burgués golpista de la más alta circulación. Las Web de ellos, representadas por un cara de angelito, apacible e inofensivo, bien arreglado, con lapiz en la oreja, libros de gente culta y de piel blanca, por supuesto. Todo un manejo de la simbología propio de la guerra mediática.

CÓMO ES Y CÓMO FUNCIONA APORREA

Aporrea es producida por un equipo voluntario, cuyo trabajo es un servicio social, no mercantil ni lucrativo, más allá de la remuneración del trabajo y de los costos básicos de mantenimiento y actualización, esencialmente para y a través de la información en el ciber-espacio. Dentro de su definición como un medio propulsor de la revolución bolivariana y socialista, se declara independiente de cualquier fracción o partido político, intereses privados o instituciones del Estado.

Nos insertamos en la perspectiva de la lucha por el socialismo y en dicho marco, en la lucha por la socialización de los medios de comunicación en general, entendida como la construcción de un sistema público de comunicaciones, bajo la forma de servicio gratuito para la realización de un derecho humano y no como comercio privado ni como monopolio estatal burocrático. La socialización de las comunicaciones significa la toma de posesión de los trabajadores y el pueblo organizado sobre los grandes medios privados y sobre los medios estatales que deben estar a su entera disposición, constituyéndose en instrumento directo de las organizaciones sociales y movimientos actuantes en el proceso revolucionario y de transformación del país, sin excluir a ningún sector de la sociedad, pero sin sometimiento a  ninguna hegemonía capitalista o burocrática.

Aporrea es un periódico popular digital, un instrumento multimedia de comunicación en Internet, con noticias y material informativo de diferentes tipos de fuentes, ya sea por elaboración propia, sean procedentes de agencias y de organizaciones sociales, de personas individuales, activistas sociales y políticos del pueblo que envían sus elaboraciones o simplemente ciudadanos, que reportan u opinan sobre su propia realidad, sus necesidades e intereses, como parte de sus comunidades, de sus organizaciones sectoriales o espacios de lucha y como parte del pueblo en general.

Somos una cartelera del movimiento popular venezolano y del activismo progresista-revolucionario del mundo con sus expresiones de vida y pensamiento que se transmite a través de su sección general de noticias y de opinión-reflexión, así como de sus secciones temáticas sobre distintos aspectos relacionados con la defensa de principios y derechos, con la vida y las luchas del pueblo y sus organizaciones sociales.

Aporrea también produce noticias por medio de su equipo publicador, generador de entrevistas y reportajes o través de su conexión con redes de colaboradores y colaboradoras que ejercen el rol de reporteros populares.

APORREA AYER Y HOY

Desde su fundación (14-05-2002) Aporrea sigue acumulando cientos de millones de visitas contabilizadas, sobre la base del trabajo de un equipo voluntario y con muchas dificultades financieras y logísticas, con demandas cada vez más voluminosas de atención de parte de los usuarios y colaboradores que desean ver publicadas sus contribuciones y que se difundan las informaciones que envían.

El número de visitas de Aporrea en Internet, que incluye ahora su versión móvil,  mantiene una tendencia creciente en perspectiva, aunque oscila con las épocas del año y con los acontecimientos de la lucha de clases y los niveles de movilización del pueblo. En estos momentos de celebración de nuestro XIII Aniversario, el último reporte de Google Analytics sobre tráfico de Aporrea, contabiliza 2.516.142 sesiones de visitantes entre el 13 de abril y el 13 de mayo de 2015, procedentes de 1.348.624 usuarios. Este mes hubo picos de hasta 120 mil visitas diarias. En situaciones como los episodios electorales y post-electorales de 2013 y las guarimbas, llegamos a alcanzar las 400 mil visitas por día, lo que nos da una muestra de la importancia y el impacto de Aporrea como medio de  comunicación, especialmente durante las contingencias y momentos críticos para el proceso revolucionario.

Pero además, Aporrea tiende a multiplicarse en su difusión y alcance, con la reproducción de sus materiales por otros sitios Web del mundo. Aporrea se disemina también por muchos otros medios, además de Internet (páginas Web y listas de correo) y de redes Intranet en empresas públicas o privadas (entre los empleados), como periódicos populares (impresos), prensa regional, menciones en programas televisivos, noticieros de radios comunitarias y alternativas, folleticos y fotocopias que circulan en movimientos populares y en los barrios, carteleras de organizaciones sociales y políticas del proceso revolucionario, carteleras de sindicatos, volantes, materiales de micros radiales, videos y documentales. Hemos participado en programas de radio y televisión, como entrevistados, como invitados participantes, como moderadores y hasta como productores.

Se han producido ediciones autónomas de colectivos populares bajo la forma de Aporrea Impreso, folletos y pequeños libros con entrevistas a dirigentes del movimiento obrero, investigaciones sobre la comunicación popular y alternativa que toman a Aporrea como una importante referencia. Los reportajes de Aporrea sobre empresas tomadas por los trabajadores, luchas por la tierra, luchas indígenas y los debates sobre la revolución bolivariana le dan la vuelta al mundo. Hay tesis de grado y tesis doctorales  sobre Aporrea o con materiales de su archivo de artículos y noticias. Los últimos y más importantes avances de Aporrea corresponden al área de videos (Aporrea Tvi) y a los programa de Aporrea Radio.

CÓMO PUBLICAR EN APORREA Y CÓMO CONTACTARNOS

Para remitir artículos de opinión y noticias, para felicitarnos, para solicitar réplica o para quejarte, así como para hacer propuestas o ofrecer colaboración, escribe a:

puebloalzao@aporrea.org

INFORMACIÓN SOBRE NORMAS DE APORREA PARA AUTORES, AUTORAS, USUARIOS Y USUARIAS

Mensaje de Aporrea a los autores y autoras de artículos y a toda la gente usuaria de este medio

El Equipo de Aporrea desea participarle a los autores y autoras que nos hacen llegar sus artículos para que sean publicados, que este colectivo ha resuelto ser más estricto en el cumplimiento de la normativa de publicación, expuesta en la secciónhttp://www.aporrea.org/nosotros. Ver sobre todo los subtítulos 3ro: “La Identidad, Misión y Perspectivas de Aporrea”; 4to: “No al Racismo, la Homofobia, la Xenofobia, la Judeofobia (Anti-Semitismo), la Islamofobia y el Sexismo”; y al final, las “Reglas para la Remisión de Artículos”.

Agradecemos a los autores y autoras que se ajusten a esos parámetros éticos para el sano debate, fuera de los cuales no nos comprometemos a publicar ningún material. En aquellos casos en que haya objeciones de este equipo a la publicación de algún contenido que contravenga tales normas, se le hará saber al autor o autora para su corrección previa, en caso de que desee que se le publique.

Esto lo hacemos con el propósito de preservar el decoro y sano clima de los debates, de respetar plenamente los derechos de las personas, de resaltar los argumentos por encima de los calificativos o acusaciones personales sin soporte; así como para asegurar la integridad de Aporrea frente a posibles acciones legales, como una manera de defender y mantener esta herramienta al servicio de la comunicación popular, de la información veraz y de la libre expresión crítica y también responsable, combativa pero constructiva y humanizada. Deseamos garantizar al máximo el respeto en las formas, por duro que sea el contenido y apasionado el tono o por grave que sea la denuncia, en la exposición y en el desarrollo de la discusión.

En las reglas mencionadas lo decimos bastante claro: Procura ser respetuoso o respetuosa, en especial al referirse a otros columnistas de Aporrea o a personas con las que se pueda tener discrepancias. Las críticas o réplicas a otros artículos, deben limitarse a responder con argumentos, no con ataques personales o descalificaciones. Nos reservamos el derecho de rechazar material en el que se ofenda, difame, discrimine o humille a terceros. Igualmente, insistimos en que sin ser puritanos y sin restar valor a la “chispa criolla”, debemos evitar el lenguaje procaz y grosero. La responsabilidad de los que se insultan y difaman rebota sobre Aporrea y hay quienes no desaprovecharán oportunidades para perjudicar a este portal. Aunque no negamos la reserva de la identidad de autores por razones de seguridad o de otra índole, incluyendo la utilización de pseudónimos, Aporrea debe conocer siempre (de manera comprobada) la identidad y localización de autores y remitentes de contenidos (nombre y apellido, documento de identidad, teléfonos y otros medios de contacto) aún cuando esos datos no se hagan públicos. No se publicarán artículos de autores que usen fotos correspondientes a otras personas; la usurpación de identidad dará lugar al bloqueo y supresión de sus artículos.

Agradecemos toda la colaboración para seguir aporreando a la injusticia, a la opresión, a la explotación, a la corrupción… Pero a la vez exhortamos a la escogencia de las mejores formas para dialogar o discutir y forjar conciencia.

Para consultar algunas reglas de la publicación de artículos y noticias en Aporrea.org acude a la sección: http://aporrea.org/nosotros (parte final).

SOSTENIMIENTO ECONÓMICO Y NECESIDAD DE APOYO

Aporrea está integrada por voluntarios y por personas militantes que atienden los asuntos de la página con una pequeña remuneración, quiénes a distintas horas del día y dependiendo de sus compromisos personales y de trabajo, donan su tiempo para insertar las noticias, denuncias, colocar los artículos de opinión y salir a la calle o viajar a cubrir eventos y reflejar luchas o experiencias no reseñadas por otros medios.

Nuestro trabajo no es tarea fácil, porque todo lo hacemos desde la autonomía y sin someternos a la lógica del capital, que busca sujetar las expresiones y las voces dentro del modelo comunicacional comercial-burgués, donde la «libertad de expresión» o la «libertad de prensa» no es más que la libertad de los banqueros e industriales, la libertad de los patronos y la exclusión de nosotros, de los trabajadores y del pueblo. Esto se traduce en tremendas limitaciones financieras y logísticas.

El financiamiento por la vía de donativos resulta insuficiente por las limitaciones de los bolsillos del pueblo, ya que no recibimos donativos de los ricos, no porque no queramos dinero, sino porque no nos vendemos y queremos mantenernos libres de toda sospecha.

Pero tampoco es fácil apelar a las políticas sociales del Estado, terreno en el cual el pueblo ha obtenido importantes conquistas en el actual proceso revolucionario, porque todavía pesa la inercia de las instituciones del Estado capitalista que, aunque viene experimentando transformaciones, no ha muerto aún en Venezuela. También operan los bloqueos institucionales, cuando nuestra labor o las denuncias del pueblo chocan con el burocratismo, la ineficiencia, la corrupción o la inconsecuencia.

Somos defensores del proceso revolucionario y hemos defendido en los más crudos momentos al gobierno del presidente Chávez y actualmente al gobierno del presidente Nicolás Maduro, frente a la conspiración oligárquica-imperialista. Pero nuestra independencia política, nuestra labor contralora y crítica, no es cómoda ni digerible para aquellos estamentos burocráticos que admiten sólo las alabanzas y noticias complacientes, que procuran silencios o pretenden imponer líneas, y que por consiguiente mezquinan recursos, cuidan chanchullos o destilan sectarismo. No conspiramos con la información, la información nos llega desde el movimiento popular, desde las bases y estructuras sociales del pueblo, y vuelve a salir por nuestro conducto, con sus propias expresiones, reclamos y exigencias, aspiraciones o aplausos, desde sus propias luchas y dramas. Afortunadamente, también hemos encontrado algunos apoyos, muy contados pero que se agradecen, sin condicionamientos contrarios a principios, allí donde hay visiones más abiertas y más claras, allí donde mejor se entiende lo que es romper el cerco mediático para abrir cauces a la revolución, a la altura de las exigencias del proceso.

Reiteramos que la inclusión de patrocinantes en nada compromete nuestra independencia, sino que por el contrario, nos permitirá tener más capacidad financiera para la generación de noticias y reducir el margen de dependencia respecto a la información generada por agencias de noticias comerciales, tanto del capital privado nacional como de las transnacionales imperialistas de la manipulación mediática. Igualmente contribuirá a concedernos mayor capacidad de acción para desenvolvernos con autonomía respecto a la información por medios del Estado venezolano, con el objeto de privilegiar las fuentes informativas del movimiento popular.

Instituciones del Estado, Empresas de Producción Social, cooperativas, fundaciones, ONGs y algunos entes comerciales, dentro de nuestro marco ético, tienen la posibilidad de acceder a la colocación de publicidad en Aporrea, dentro de ciertos parámetros, con lo cual apoyarán nuestro trabajo, al tiempo que podrán hacer llegar el mensaje de sus servicios a decenas y hasta centenares de miles de personas diariamente. A la vez estarán contribuyendo a sostener y fortalecer un instrumento para la comunicación del pueblo ante la guerra mediática de la oligarquía y del imperio o ante los sesgos que suelen impregnar a la comunicación oficial. La colocación de publicidad es 100% sin compromiso por parte de Aporrea.org.

Pero lo que es más importante, es que personas y organizaciones del movimiento popular, asuman cada vez más la responsabilidad de ayudar al sostenimiento de sus herramientas comunicacionales, que como Aporrea demuestras día a día, a lo largo de años, su lealtad y rectitud al servicio del proceso revolucionario y de las luchas de los movimientos y comunidades, de la contraloría social y del debate, con visiones críticas no con formatos propagandísticos de manipulación de masas.

PARA COLABORAR ECONÓMICAMENTE CON APORREA

Si visitas frecuentemente Aporrea.org, colaboras con artículos o noticias, o simplemente crees en la labor que lleva a cabo este medio, y deseas hacer un aporte económico para el mantenimiento de este espacio para la crítica, la discusión y el debate, estaremos agradecidos por el apoyo, en nombre de todos nuestros usuarios y usuarias que a escala nacional e internacional tienen a Aporrea entre sus primeras fuentes informativas y expresivas.

Cuentas bancarias:

BANESCO
Cuenta Corriente: 0134 0014 87 0141130057
A nombre de: AC Sitio Web Aporrea.org
RIF J-31033747-0

Banco Industrial de Venezuela
Cuenta Corriente: 0003 0029 2400 0115 0571
A nombre de: AC Sitio Web Aporrea.org
RIF J-31033747-0

PARA CONTRATAR PUBLICIDAD, escribe a publicidad@aporrea.org

Aporrea/Colarebo