La Cámara de Periódicos de Venezuela se pronuncia ante el decreto de Obama

 COMUNICADO

Reunida en Asamblea General de sus agremiados y en uso de las facultades que sus estatutos acuerdan a  su máxima instancia de representación;

CONSIDERANDO: Que la República Bolivariana de Venezuela, enriquecido su acervo histórico con la gesta Independentista, inspirada en su amor por la Libertad, la Autodeterminación del Pueblo y las Glorias de los Libertadores, subsumidos todos en la grandeza del Genio de América, Simón Bolívar, El Libertador; 

CONSIDERANDO: Que la República Bolivariana de Venezuela y su pueblo han sido impactados por una agresión, sin razón alguna para ello, de los Estados Unidos de Norte América, perpetrada por el Congreso de ese país y por la superior representación de la nación, su Presidente, el señor Barack Obama;

CONSIDERANDO: Que tal pronunciamiento, producido sin explicación razonable, sin asidero moral y legal alguno, es una incitación a la violencia contra Venezuela, al calificarla como “(…) una amenaza para la Seguridad Nacional de los Estados Unidos de Norte América”;

CONSIDERANDO: Que la victoria electoral que convirtió en Presidente de los Estados Unidos de Norte América, al señor Barack Obama, fue acogida por la gran mayoría de los pueblos de la tierra, como una premonición que nos anunciaba tiempos mejores para el mundo y que el advenimiento de ese acontecimiento podía entenderse como un aviso de que el mal daba paso al bien de la humanidad, mediante el respeto y colaboración de los Estados Unidos de Norte América con el resto de la naciones y, como consecuencia de ello, su poder militar, su poder económico, su poder geopolítico, su poder científico y su poder cultural, estarían al servicio de toda la humanidad, en la prosecución del bien y la paz del mundo:

ACUERDA:

Primero: Rechazar de manera categórica y terminante, la ofensiva y desconsiderada actitud contra Venezuela, expresada por el Presidente de los Estados Unidos de Norte América;

Segundo: Solicitar al Presidente de los Estados Unidos, señor Barack Obama, que revoque su declaración, innecesaria e incomprensible, señalando a Venezuela como un peligro para su país;

Tercero: Demandar al señor Barack Obama, para que convenga en hacer el mayor esfuerzo, como Presidente de su país,  para ser amigo del pueblo y gobierno de Venezuela.

Cuarto: Requerir del Presidente de Estados Unidos, que inicie la tarea de   de reconciliación con Venezuela y con el resto del mundo, hoy convertido en un volcán, a punto de erupción y en cuyas confrontaciones, mueren miles de miles de personas inocentes, especialmente niños, mujeres embarazadas y ancianos, que nunca debieran morir, ni padecer las consecuencias de decisiones que conducen a las guerras, usualmente causadas por la intolerancia, la incomprensión y la posición de dominio que las naciones poderosas imponen a las naciones que no se someten a sus dominios.

Quinto: Hacemos propios los deseos, reiteradamente expresados por el Excelentísimo Señor Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moro, de restablecer los vínculos de amistad y respetuosas relaciones entre los pueblos de Venezuela y Estados Unidos de Norte América, representados por sus Presidentes y secundados por sus respectivos gobiernos.

En Caracas, a los ocho días del mes de Abril, del año dos mil quince.