PRONUNCIAMIENTO DE LA COMUNIDAD COLOMBIANA EN VENEZUELA

PrintPRONUNCIAMIENTO DE LA COMUNIDAD COLOMBIANA EN VENEZUELA A PROPÓSITO DE LA INJERENCIA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMERICA CONTRA LA SOBERANÍA DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA EN 2015

“…. llegó el día, por fin, en que, recobrando nuestra América su soberana independencia, podrán sus hijos libremente manifestar al universo sus ánimos generosos”. Francisco de Miranda

“Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria a nombre de la Libertad… Los Estados Unidos como el amo del reino más poblado de América, sería bien pronto señor de toda la tierra; por fortuna, se ha visto con frecuencia un puñado de hombres libres vencer a imperios poderosos” . Simón Bolívar

 “Defender la Revolución Bolivariana es un deber impostergable ante la historia. El imperio tiene miedo, y cuando el imperio tiene miedo es más peligroso”        Hugo Rafael Chávez Frías

Hoy sábado 28 de marzo de 2015, conmemoramos 265 años del natalicio de Sebastián Francisco de Miranda y Rodríguez (Caracas, 28 de marzo de 1750), considerado «El Precursor de la Emancipación Americana» contra el Imperio español. Conocido como «El Primer Venezolano Universal» y «El Americano más Universal» , quien participó en la lucha por  la Independencia de los Estados Unidos, en la Revolución Francesa y en la Independencia de Suramérica proclamada desde Venezuela, siendo líder del «Bando Patriota» y gobernante de la Primera República.

Consagró su vida a la libertad de los Pueblos, participando como venezolano y americano en conflictos armados al servicio de diversos países, entre los que destacan tres guerras a favor de la democracia: la Independencia de los Estados Unidos; la Revolución francesa, acontecimiento del que fue un protagonista destacado, por lo que le fue otorgado el título de Héroe de la Revolución Francesa; y de  las Guerras de Independencia Hispanoamericana.

En este propicio momento de definiciones, la remembranza  del Generalísimo Francisco de Miranda nos llama a enarbolar su nombre, el legado de libertad de su heredad, su significación como hombre de los tiempos, su protección, su ejemplo de amor a la libertad de los pueblos del mundo y su lucha contra los imperios, su fervor patrio, su estirpe de hombre humilde, hijo de Canarios, oriundo de familia trabajadora y sencilla, militar y estratega, políglota, universal, su imagen y desprendimiento, su profundo americanismo y particularmente su visión del continente latinoamericano como espacio verdaderamente independiente del injerencismo y de toda forma de coloniaje de la Patria Grande Colombeia, ideada por él.

Hoy, en esta Batalla contra la barbarie, el oscurantismo, la insolencia, la intromisión, el irrespeto, la arrogancia y  la traición, queremos recordar a Miranda.

Para recordarlo como hombre de carne y hueso, que se trasmuta en los hombres, mujeres, niños, adultos mayores, y en los  Movimientos Sociales amantes de la Paz, la Libertad, la Democracia, el Socialismo y la Equidad, de la Justicia como forma de Vida; valores a los que no estamos dispuestos a renunciar los habitantes del Abya Yala, Nuestra América y de Venezuela.

Por tanto, la Patria  nos llama, a los hijas e hijas des tas tierra, de Colombia, a las venezolanas y venezolanos, a los ciudadanos de los Países Hermanos, Residentes y Nacionalizados que han hecho de esta nación la tierra de la esperanza y de la libertad, a rechazar y condenar las recientes decisiones del Presidente Obama y del imperio estadounidense en contra de la República Bolivariana de Venezuela, que constituye una amenaza permanente, directa y abierta a la Paz y la Soberanía en Nuestra América.

Elevamos nuestra palabra a los Pueblos del Mundo por cuanto consideramos que la declaración de “emergencia nacional” de Estados Unidos ante la supuesta “amenaza” que representaría Venezuela, es una declaración explícita de guerra contra el pueblo venezolano y un paso más en la escalada estadounidense para aplastar, silenciar y humillar las voces que desde la tierra soberana de Guaicaipuro, Chirinos, Miranda, Bolívar, Zamora, Primera y Chávez se levantan y extienden por todo el continente en reclamo del respeto a su libre autodeterminación y la democracia, como rasgos distintivos de la civilización humana, a la cordura y a la inteligencia como motivación de la solidaridad, el respeto y la coexistencia pacífica de los Pueblos y las Naciones.

                Por ello nos convocamos como Colombianidad, en la concepción y sentido que le dio el Libertador Simón Bolívar a esta condición, como mujeres, hombres, abuelos, trabajadores, jóvenes, niños y niñas que en distintos momentos hemos sido acogidos en esta Tierra de Gracia,  después de haber sido perseguidos, excluidos, desplazados, echados de nuestro suelo Neogranadino por las jerarquías sociales y económicas de la oligarquía colombiana y los agentes de la clase política  a su servicio, conservadores y liberales.

                Nuestro pueblo humilde, ávido  de paz, de trabajo, de justicia social, de estabilidad emocional, de Inclusión y visibilización, y de oportunidades, hemos sido recibidos en diversos momentos históricos de la conflictividad, contradicción y luchas intestinas  de la sociedad colombiana, con aceptación de iguales, con derechos y garantías, con estatus de ciudadanos y ciudadanas en igualdad de condiciones en la sociedad venezolana; hecho inédito que solo es pertinente entre pueblos hermanados por profundos lazos de sangre y memoria histórica común, sin distingos ni marginalización.

La diáspora a la cual fuimos impulsados por los gobernantes de nuestro país de origen, y que ha encontrado y encuentra en la Patria de Miranda, Bolívar y Chávez la esperanza de una vida digna para nuestros hijos e hijas, hoy se siente amenazada, y en consecuencia, CONSIDERANDO, que:

  1. Con las amenazas del imperialismo a Venezuela también se amenaza a la Patria Grande.
  2. La defensa de Venezuela es la defensa de la Patria Grande, la defensa de las naciones a su soberanía y de los pueblos a su libre determinación, incluyendo a los pueblos de Norteamérica, capturados por la máquina despótica del capitalismo financiero, extractivista e industrial, y de una cultura consumista y materialista.
  3. La defensa de la democracia participativa, protagónica y popular en Venezuela, es la defensa de la posibilidad de que en otros países del mundo también avancen y se consoliden formas de sociedad auténticamente democráticas, con autonomías comunitarias, colectivas, sociales, grupales e individuales, desplegando capacidades autogestionarias.
  4. La defensa de la solidaridad de Venezuela, es la defensa de las relaciones entre las Naciones y los pueblos basadas en la cooperación, la complementariedad y el respeto a la soberanía, la autodeterminación y la integridad territorial de los países; es la defensa de alianzas vitales, productivas y consensuadas, a favor de los pueblos y no de las oligarquías económicas.
  5. La defensa de la Patria Grande es también la defensa de la vida y del planeta, pues este derecho/deber está dado desde la potencia de la vida misma.
  6. La defensa de la Patria Grande es la defensa de las alternativas al capitalismo, de la construcción de vías distintas al desarrollismo, el colonialismo, el patriarcalismo y a las corporaciones de la muerte, la droga, la violencia, y de las corporaciones mediáticas y a la industria de las corporaciones culturales alienantes de los pueblos.
  7. Ellos, los imperialistas han declarado la guerra; nosotros no. Nosotros respondemos con la guerra múltiple, la guerra integral, guerra territorial, de defensa de la Patria Grande, de la vida, de las naciones y pueblos del mundo, sometidos por la vorágine del capitalismo financiero, extractivista e industrial. Ante las amenazas del imperialismo de hacernos la guerra, respondemos con nuestra determinación a defender el derecho que tenemos de vivir en paz, con la dignidad y el orgullo de ser grancolombianos y grancolombianas resueltos y resueltas al mayor sacrificio por nuestra independencia y soberanía.

Por lo expuesto, DECIDIMOS:

Convocamos y asistir a la Defensa de la Patria Grande, a la Protección  del Abya Yala, de la Colombeia, alertando a todos los pueblos del mundo que con las decisiones del gobierno imperialista de los Estados Unidos a través del decreto Barack Hussein Obama, se cierne sobre la tierra libre de Bolívar una posible y cada vez más inminente invasión abierta de los Estados Unidos en Venezuela.

Hacer un llamado a todas las voces antiimperialistas, a los colombianos esparcidos por el mundo, a los hermanos que habitan en la República de Colombia, para que denuncien el atropello mediático internacional que pretende acallar el despertar de un pueblo, que tergiversan la realidad que vive la Venezuela del siglo XXI para que el mundo no se entere que es posible proponerse llevar a la realidad el sueño milenario de la humanidad de una sociedad de igualdad, justicia y equidad.

Solicitar a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU que se pronuncien sobre la injerencia descarada e hipócrita de los Estados Unidos en los asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela.

Invitar a todos los pueblos de los países bolivarianos a asumir Colombia y la condición de colombianos en la significación que le dio el Comandante Supremo Hugo Chávez:

En la ciudad de Caracas, capital de la República Bolivariana de Venezuela,  28 de Marzo de 2015, a los 265 años del natalicio de Francisco de Miranda, el Americano Universal.

¡UNÁMONOS 0 EL IMPERIALISMO NOS DEVORARA!

Fernando Arellano Ortiz