La Justicia liberó a todos los detenidos por el crimen de Lola la jovencita Argentina de 15 años que fue a pasear a Uruguay Rocha y fue asesinada

 

Lola-lUNASILVIA DANIELA PEREZ PRIARIO                                    La jueza penal de Rocha, Marcela López, liberó en la madrugada de este viernes a todos los detenidos por el homicidio de la adolescente argentina Lola Luna Chomnalez, al no encontrar elementos de prueba para relacionarlos con el crimen.

Hasta el momento se encontraban detenidos en carácter de incomunicados el esposo de la madrina de Lola Luna, argentino de 44 años, y otro hombre sindicado como quien a través de las redes sociales envió un mensaje a la familia de la muchacha expresando que “no iban a encontrar a Lola ya que la tenía secuestrada”. Los investigadores llegaron a localizarlo y apresarlo en Castillos a través de una IP. La madrina de Lola también había declarado como indagada.

Sobre las 3 y media de la madrugada de este viernes la magistrada dispuso la liberación de todos los detenidos por falta de pruebas. El abogado defensor de la madrina de Lola y su pareja, Gustavo Bordes, dijo que quedaron en libertad “porque no hay indicios ni nada que los incrimine, no hay pruebas. Siguen en calidad de indagados, pero se pueden ir del país porque no hay pruebas incriminatorias. Si en su momento fuera necesario que vengan a declarar de nuevo, van a venir”.

Las pruebas científicas a cargo del Instituto Técnico Forense (ITF), que se conocerán la semana próxima, podrían ser determinantes para el avance de la investigación. Ayer a última hora, un equipo de Policía Científica al mando directo del Jefe de Policía local, partieron a un lugar de cercano a Valizas, debido a que podría haber sido localizada el arma homicida y otra serie de elementos a documentar, como ser aparentemente la mochila que llevaba Lola al momento de su desaparición.

Asimismo, los peritos analizaron prendas de la joven fallecida y el vehículo del marido de la madrina, utilizando el elemento químico denominado “luminol”, producto que detecta la presencia de sangre.

Paralelamente, un niño resultaría clave en la investigación, debido a que el mismo habría escuchado una versión sobre la ubicación de un cadáver en determinado lugar. La situación se la comunicó a su padre y junto al mismo acudieron al lugar y allí localizaron el cuerpo enterrado de Lola Luna, hecho que inmediatamente hicieron saber a las autoridades.