Uruguay: Pepe Mujica pide «cómo y por dónde sea» mar para Bolivia

Uruguay es el país más solidario con la causa de Bolivia
Uruguay es el país más solidario con la causa de Bolivia
Bolivia remarcó el viernes que el juicio marítimo que radicó en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) no apunta ni mucho menos a la modificación del Tratado de 1904 con Chile y menos aún a la alteración de la frontera, después que el presidente uruguayo José Mujica pidiera una salida «cómo y por dónde sea» para el país mediterráneo y que La Moneda expidiera su posición tradicional a este respecto.
«Bolivia ha solicitado a la Corte Internacional de Justicia que declare que Chile tiene una obligación pendiente de negociar con Bolivia, entendiendo que la negociación es la base del Sistema Internacional», remarca el documento de la cancillería boliviano.

En esa línea, la Cancillería boliviana invita a la República de Chile «que por respeto a la Corte Internacional de Justicia y al Sistema Internacional de Naciones Unidas que representa, se espere a que sea ésta la que se pronuncie sobre la competencia de la demanda presentada por Bolivia».

La posición de la jefatura de la diplomacia boliviana se conoció después que el presidente de Uruguay, José Mujica, pidiera en Montevideo al Mercado Común del Sur (Mercosur) ayudar a Bolivia a obtener una salida plena y soberana a las costas del Pacifico, «como sea y por donde sea», en una extensa entrevista publicada el viernes por el periódico boliviano El Deber.

«Como sea y por dónde sea», afirmó el Jefe de Estado uruguayo a ese matutino, después de recibir un reconocimiento como Personaje del Año 2014 en Uruguay.

Siempre según el tabloide boliviano, uno de los de mayor tirada en ese país, Mujica dijo que el diferendo marítimo entre Chile y Bolivia es histórico y vaticinó que no se superará de inmediato, no obstante del juicio que La Paz ha abierto ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya para que Santiago se siente a negociar de buena fe la reposición de la cualidad marítima boliviana perdida en 1879, tras una invasión militar a su puerto de Antofagasta.

«Los pueblos no pueden vivir anacrónicamente. De alguna manera Bolivia tiene que salir al mar y si no puede salir por allá, tiene que salir por acá», insistió el mandatario uruguayo, uno de los más reconocidos del planeta por sus políticas de amplitud progresista.

Mujica admitió que «Bolivia tiene una dificultad para salir al mar que es horrible», por lo que convocó a las autoridades bolivianas a concretar un proyecto para la construcción de un puerto en las costas uruguayas.

Desde principios del siglo XX, Uruguay se ha convertido en el país más solidario con la mediterraneidad de Bolivia.

Esa repercusión no se hizo esperar en Chile y horas después, el canciller de ese país, Heraldo Muñoz, aclaró que Bolivia sí tiene acceso al mar.

«Y tiene acceso al mar justamente por el Tratado de 1904 que le otorgó el más amplio y libre tránsito por los puertos chilenos», afirmó.

Muñoz aseguró que a través del video realizado por la cancillería de su país para explicar la demanda boliviana y las medidas entregadas por Chile en virtud del Tratado de 1904, que dejó a Bolivia encerrada geográficamente y resignar 400 km lineales de costa, todo su litoral, además de 120.000 km2 de ricos territorios mineros, «el mundo está reconociendo que Bolivia sí tiene acceso al mar». Eso dijo.

«Que tiene instalaciones aduaneras en nuestros puertos, que tiene almacenaje gratis para las importaciones durante un año, y para las exportaciones por 60 días, que tiene beneficios libres de gravámenes, todo aquello que es inmejorable respecto a otros países sin litoral y que ningún empresario chileno o de otro país tiene», dijo Muñoz citado por la página digital del periódico La Tercera.

Esa postura fue abordada por el ex presidente vocero internacional de la causa marítima boliviana, Carlos Mesa, que en un artículo publicado en la prensa española dijo que el juicio instaurado por su país a Chile en la CIJ se basa en los compromisos asumidos durante el siglo XX por La Moneda para restaurar la calidad marítima de Bolivia con soberanía.

Bolivia perdió su acceso al Pacífico en una guerra que junto a Perú libró contra Chile en el Siglo XIX (1879) y para consolidar un acceso soberano presentó en abril de 2013 una demanda ante la CIJ, en busca de que ese alto tribunal internacional obligue a Chile a negociar una salida soberana al Pacífico.

Sin embargo, en julio pasado, Chile decidió impugnar la competencia de la CIJ para resolver ese conflicto limítrofe, argumentando la «defensa inclaudicable» de la integridad territorial de ese país y los intereses nacionales.