TV de prófugos pone su mira contra Venezuela

ANDRÉS PARAVISINI RODRÍGUEZ

Luis Isaias CNN LatinoEl enemigo de tu enemigo es tu amigo. Esta parece ser la premisa por la cual un grupo de empresarios con problemas legales en Ecuador han podido desarrollar, a sus anchas, en Estados Unidos (EEUU) una base de medios de comunicación que atacan a Venezuela y otros gobiernos de carácter nacionalista en América Latina.

Así lo hacen desde el canal MiraTv, una plataforma de televisión digital en señal abierta para toda la Florida que dedica gran parte de su programación a reproducir matrices de opinión del ala radical de la diáspora opositora venezolana.
Entre sus presentadores se encuentran la corriente anticastrista más radical de EEUU, que informan sobre las intenciones del “regimen chavista”, con una plantilla de periodistas, funcionarios y militares de gobiernos de la Cuarta República así como activistas opositores venezolanos, dentro y fuera del país.
El canal difunde afirmaciones sin verificar en los que continuamente relaciona supuestos nexos de corrupción y violación de derechos humanos de funcionarios del gobierno venezolano, allegados y familiares del Comandante Hugo Chávez, así como su conexión con “organizaciones terroristas” de origen diverso dependiendo de la matriz mediática estadounidense.
En septiembre pasado en un programa titulado “Las cuentas millonarias de María Gabriela Chávez”, presentado por Maria Elvira Salazar se invitó al capitán (R) de navio Bernardo Jurado, un autodenominado exiliado político, quien denunció como “prueba irrefutable” de millonarias cuentas “y de su relación con el terrorismo islámico” un recibo de telecajero a nombre de la hija de Chávez, elaborado en una web de chistes que tiene una sucursal de un banco ficticio.
Henrique Capriles, J.J. Rendón, Maria Conchita Alonzo, Maria Corina Machado, Leopoldo López, entre otros opositores que han pasado por Miami expresan desde allí su simpatia con el exilio cubano y realizan llamados abiertos a la intervención de EEUU en Venezuela, alegando la defensa de derechos humanos o la libertad de expresión .
Vale acotar, que Napoleón Bravo realiza las suplencias de Salazar, junto a otros venezolanos y extalentos de RCTV que allí laboran.
La relación entre el canal y opositores venezolanos con planes anticonstitucionales ha llegado al punto de ofrecer su plataforma para “dar apoyo” a movimientos radicales “contrarrevolucionarios”, tal como lo afirmó durante un programa en pasado mayo, Salvador Romaní, terrorista anticastrista y miembro del Colegio Nacional de Periodistas de Cuba en el Exilio, según difundió el portal Aporrea.

Quiénes están detrás de MiraTv

MiraTv se define como un canal dirigido a la audiencia hispana en EEUU “deseosa de contenidos informativos objetivos” acerca de la realidad latinoamericana.
Según información oficial, el canal pertenece a MiaTv LLC, una compañía dirigida por Luis Pérez, Manuel Enríquez, Gerardo Necuze, Judith Prado, dueños Pasteur Investment Group, una red de clínicas cubanas en Miami, y Luis Isaías (del Grupo Isaías, también conocido como TIG) que alquilan la señal de la WDFL-12 en Florida.
Luis Isaías es hijo de Roberto Isaías Dassum, prófugo de la justicia ecuatoriana, junto a su hermano William, por delitos de peculado bancario y falsedad en el manejo arbitrario de 1.1 billón de dólares en fondos de depositantes y varios créditos otorgados por el Banco Central de Ecuador para salvar la entidad Filanbanco, donde presidían su junta directiva, durante la crísis financiera que afectó al país veicno al final de los años noventa producto de políticas neoliberales.
Según la prensa local y de organizaciones en EEUU, los Isaías ya usaban medios en su poder para proclamar su inocencia en relación a la quiebra, al mismo tiempo que promovían a través de su junta directiva la entrega de créditos sin interés a empresas de sus exaccionistas.
Desde hace 14 años los Isaías viven en Miami donde pudieron lavar al menos 261 millones de dólares del pueblo ecuatoriano a cambio de cuantiosas donaciones a congresistas del ala más radical de la comunidad cubanoestadounidense como Ileana Ros-Lethinen, Marco Rubio, entre otros, a pesar de estar condenados en ausencia por las cortes ecuatorianas a ocho años de cárcel.
La entonces embajadora de EEUU en Ecuador, Kristie Kenney alertaba a Washington que la fortuna “mal habida” de los Isaías “les permitió comprar una salida segura” por lo que solicitaba negarles el visado.
En 2005, el Departamento de Estado de EEUU apunta, en cables filtrados por Wikileaks, que los Isaías seguían operando desde la ciudad de Coral Gables (Florida) un imperio que incluía al único operador por cable de la época en Ecuador, 70 estaciones de radio, 3 canales de TV y una vasta red empresarial
Sin embargo, los Isaías iniciaron desde EEUU una guerra mediática al presidente de Ecuador Rafael Correa luego que apoyó la confiscación de 200 empresas como medida para recuperar 400 de 661 millones de dólares en deudas que dejó el fraude bancario.
Actualmente. la extraditación de los hermanos prófugos aún pende de una apelación luego que la Corte de Justicia de EEUU negara la solicitud, después que los Isaías solicitaron asilo y se ampararan bajo el estatus de perseguidos políticos por el gobierno ecuatoriano, pese a que los convictos escaparon años antes de que Correa llegara a asumir la presidencia.

_____________________________________

Obama ganó su reelección con dinero lavado por Isaías

Los dueños del canal Mira TV, el grupo Isaías, al que pertenecen los banqueros prófugos ecuatorianos William y Roberto Isaías donaron más de 90 mil dólares para la campaña presidencial de Barack Obama en 2012 y más de 320 mil dólares a 20 políticos, entre congresistas demócratas y republicanos, a cambio de apoyo para evitar su extraditación al Ecuador.
De acuerdo al New York Times, el Departamento de Seguridad Nacional de EEUU inició una investigación para determinar el origen de la fortuna de los Isaías.
Todas las donaciones fueron efectuadas por las esposas, familiares y empleados de los prófugos, según constan registros oficiales.
El escándalo obligó el pronunciamiento de la Casa Blanca, quien rechazó que la negación, hasta ahora de tres órdenes de extraditación a Ecuador, estuvieran influenciadas por dichas donaciones.

_____________________________________

Banqueros prófugos, senadores y la CNN

En enero de 2013 se anunció con bombos y platillos, desde un prestigioso restaurant de Miami, en Estados Unidos, el lanzamiento de la sucursal CNN Latina de la cadena de noticias CNN en Español, con operaciones en más de siete ciudades, dirigidas a captar a un tercio de los 34 millones de hispanos en EEUU, a través de la señal del WDFL-12 y otras sucursales del grupo MiaTv y la corporación SIMA Communications, cuyo socio principal era The Isaías Group (TIG), tal como reseñó la propia CNN en su portal web.
El canal duró tan solo seis meses al aire y fue retirado por supuestamente incumplir las expectativas financieras de la corporación. Sin embargo, los negocios de la CNN fueron material de difusión en el Ecuador, cuando un exmiembro de esa cadena, Alberto Padilla, señaló que el fin del canal estuvo relacionado con una investigación federal en EEUU que demostró la conexión entre los banqueros ecuatorianos prófugos de la justicia William y Roberto Isaías, propietarios de TIG, con representantes del Congreso Estadounidense que intercedieron para su asilo en EEUU a cambio de 320 mil dólares en donaciones a sus campañas electorales y poder de influencia en la editorial del canal. Padilla señaló cómo CNN agendó entrevistas con opositores al presidente de Ecuador Rafael Correa. “Con la investigación del FBI al senador Robert Menéndez por sus vínculos con los Isaías, corroboró que no están legalmente en EE.UU. y que necesitan comprar a un político para tal hecho. Entiendo entonces por qué buscaron legitimarse por medio de una cadena de televisión, como CNN Latino, la cual controlaban, y se explica la campaña de relaciones públicas que financiaron en contra del Gobierno de Ecuador”, manifestó Padilla a medios ecuatorianos. La CNN sólo se limitó a responder que los Isaías eran socios más no inversionistas de la cadena. / CIUDAD CCS