Bernal: Un paramilitar no es alguien necesariamente vestido de verde camuflaje

Es una cultura de terror que se ha inoculado silenciosamente en el país
El paramilitarismo es una cultura de terror que lamentablemente se ha ido inoculando silenciosamente en Venezuela, expresó este jueves el diputado a la Asamblea Nacional Freddy Bernal.
Durante una entrevista en el programa Entre Todos, que transmite Venezolana de Televisión, el dirigente revolucionario denunció: «Se ha trasladado a Venezuela esa cultura, en complicidad con funcionarios que cedulan a estas personas a través de una mafia. El paramilitar no es una persona que se identifica con un uniforme ni mucho menos, está entre nosotros y no lo sabemos, lamentablemente».

En relación al asesinato de Serra, Bernal, explicó que el homicidio fue por diferencias con el jefe de escoltas, quien luego se buscó una banda de delincuentes corrientes para planificar el hecho.

Bernal indicó que Leyva, alias el “Colombia” y el jefe de escoltas de Robert Serra, Edwin Torres, vivían en un urbanismo de la Misión Vivienda y fue el lugar donde el “Colombia” escucha sobre las diputas entre Serra y Torres.

“Ahí (el Colombiano) comienza a potenciar esa diferencia, luego busca una banda de delincuentes comunes e inicia a planificar la operación (…) Llegamos a la conclusión de que el móvil no fue el robo o un problema personal porque evidentemente, el homicidio no dura más de siete minutos y en el lugar donde ocurrió el homicidio no tumbaron florero, no revisaron la casa, no revisaron gavetas. El móvil era directamente el homicidio“, aseguró Bernal.

Mencionó que los presuntos autores materiales iban con los elementos para un homicidio para no alarmar a los vecinos. “Llevaron cinta adhesiva de plomo y un punzón para no producir sonido”.

Sobre el vínculo existente entre el paramilitarismo y el asesinato del diputado Robert Serra, explicó: “Cuando hablamos de un paramilitar, no estamos hablando de alguien vestido de verde camuflaje y un fusil (…) Lo paramilitar es una cultura, lamentablemente inducida desde la República de Colombia con vías prácticas, que a la vez son dirigidas por el departamento de Estado (…) Esa cultura se ha ido inoculando en Venezuela desde hace por lo menos 10 años para acá (…) Se ha cedulado a paramilitares colombianos con la complicidad de mafias que se han ido desmantelando en la Onidex (Saime), tanto así que a uno de ellos se le había asignado a una vivienda”.

Freddy Bernal dijo que están buscando al alias “el Colombia” para conocer quién pagó el crimen, debido a que este no conocía ni tenía vínculo directo con Robert Serra.

“Detrás del colombiano hay alguien que pagó (…) aún no tenemos respuesta de quién pagó (…) Esa respuesta la vamos a tener si logramos efectivamente detener al colombiano (…) Como sabía en la operación en la que estaba, desde las primeras 24 horas se fue de la ciudad de Caracas”, concluyó.

El diputado pidió al pueblo no bajar la guardia y no permitir la banalización del crimen de los jóvenes revolucionarios Robert Serra y María Herrera.