Colombia/Entregan cuerpo óseo de Antonio J. Carvajal, militante de la UP en Urabá, victima del terrorismo de Estado

Hernán Durango* 

 En  Colombia en marzo  de 2003 se denunció la desaparición forzada del Sr. Antonio José Carvajal, desplazado de Urabá y militante de la Unión Patriótica –UP- en la región bananera, dirigente común al del barrio Diana Cardona, municipio de Apartadó. La denuncia nacional e internacional se hizo a través de la UP –PCC,  Corporación Reiniciar y el Secretariado Internacional de la Organización Mundial contra la tortura y Desaparición – OMCT- con sede en Ginebra, Suiza. El caso adoptó el número  COL 180303 Desaparición forzada.

Reseña el documento divulgado en 2003 que “El Secretariado Internacional de la OMCT ha sido informado por la Corporación Reiniciar, miembro de la red de la OMCT, de la desaparición forzada, el día 11 de marzo de 2003, del Sr. Antonio José Carvajal, desplazado de Urabá, militante de la Unión Patriótica (UP) y del Partido Comunista Colombiano (PCC)”.

“De acuerdo con la información recibida, varios hombres armados y a cara descubierta irrumpieron a mediodía en la vivienda de Antonio Carvajal, en Medellín, y le obligaron a ir con ellos. Poco rato después, los mismos hombres, que en ningún momento se identificaron, regresaron a la casa para exigir que les entregaran los documentos de Antonio; el grupo armado le dijo a la familia que los iban «a matar a todos» por haber avisado a la policía de lo que estaba sucediendo. Ni Antonio ni el resto de su familia habían recibido amenazas recientemente, pero cuando vivían en el barrio La Cruz de Medellín su casa fue allanada en tres ocasiones por la Fuerza Pública; ahora se habían trasladado al barrio Robledo Aures, que está situado en la salida de la ciudad hacia Urabá”.

Según los informes, distintas organizaciones de defensa de los derechos humanos, entre ellas la Corporación Reiniciar, alertaron a las autoridades sólo una hora después de producirse los hechos. El aviso de las organizaciones a diversas instituciones del Estado (entre ellas Procuraduría, Defensoría y Ministerio del Interior) desencadenó un operativo policial en la zona. Sin embargo, se reporta que a los miembros de la Fuerza Pública les costó localizar la vivienda (se les tuvo que facilitar la dirección varias veces) y, cuando llegaron al lugar, los autores de la desaparición ya no estaban.

El Secretariado Internacional de la OMCT y  demás organismos defensores de derechos humanos solicitaron a  las autoridades Colombianas acción urgente y toma de las medidas necesarias y apropiadas para localizar el paradero del Sr. Antonio José Carvajal y para garantizar su seguridad y su integridad física y psicológica ; llevar a cabo una investigación independiente e imparcial en torno a los hechos arriba mencionados con el fin de identificar a los responsables, llevarlos a juicio y aplicarles las sanciones penales, civiles y/o administrativas previstas por la ley;  garantizar el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales en todo el país de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos.

El Presidente de la República de Colombia era el  Dr. Álvaro Uribe Vélez; su Vicepresidente era Francisco Santos; Ministro del Interior y Justicia el sr. Fernando Londoño y la Ministra de  Defensa la señora Martha Lucía Ramírez de Rincón. Ninguna autoridad respondió al reclamo nacional e internacional por la vida del compañero Antonio José Carvajal. Este es otro crimen que hace parte del  caso 11227 cuya demanda se tramita en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre el exterminio de los militantes de la Unión Patriótica (UP) y del Partido Comunista Colombiano (PCC)”. Genocidio político del estado colombiano contra estas organizaciones de izquierda.

El caso  de desaparición, tortura y asesinato del compañero Antonio José Carvajal se logra aclarar por la denuncia, solidaridad,  la búsqueda permanente y sin desmayo de las organizaciones como la Asociación de Familiares de Detenidos-Desaparecidos (ASFADDES), situación que condujo a  que once años después un paramilitar de las AUC en el departamento de Antioquia postulado en  la Ley de Justicia y Paz reconociera la participación en el crimen y dijera donde lo habían enterrado,  estaba en  el cementerio del municipio de Bello, área metropolitana de Medellín, sepultado como N.N.

Para el día martes 16 de septiembre en Bogotá  sus familiares, compañeros y compañeras, integrantes del PCC- UP, organizaciones y amigos en Bogotá asistirán a partir de las 8 de la mañana en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación donde se informará sobre este vil crimen contra un dirigente de la UP y a las 10 de la mañana  en el cementerio central se hará el acto de devolución del cuerpo óseo del compañero Antonio José Carvajal a su familia.