El “sacudón” de Maduro: adiós al giro de timón. Todo lo que se pudo hacer y no se quiso

Manuel Sutherland
Manuel Sutherland

Con gran expectación se esperaba el gran “sacudón” varias veces asomado por el gobierno. Con nervios se esperaban grandes cambios en materia económica (fundamentalmente) ante los gravísimos problemas que en esa área se suceden. Las grandes medidas nunca llegaron, las “movidas de mata” se transformaron en enroques y la incertidumbre por el advenimiento de grandes cambios se diluyó en las varias horas que duró la alocución…

Nada nuevo bajo el Sol… las promesas socialistas se diluyen en la NADA

Luego de una sobradamente repetida introducción histórica donde el Presidente recalcó lo maravilloso que ha sido el proceso bolivariano para todo el pueblo, Maduro soltó el corazón de su mensaje de manera inusualmente breve: «Estos son entonces un conjunto de ajustes, cambios sumamente necesarios para colocar en su justa dimensión las tareas de este momento histórico, las tareas, las cinco grandes tareas, las cinco revoluciones (…)” Sobre éste último punto, Maduro redondeó: “Las «cinco revoluciones» se harán en materia económica, del conocimiento, en las misiones sociales, en la política del Estado y en la propuesta de: «socialismo en lo territorial».

Lo que se pudo hacer y no se quiso

Con una introducción grandilocuente, Maduro generó cierto nerviosismo en empresarios que creían que ésta vez sí se venía el socialismo de verdad y que el gobierno iba (al menos) a estatizar el comercio exterior y dejar de venderle dólares preferenciales a importadores sobradamente fraudulentos. Se pensó que se iba a lanzar alguna medida para frenar la fuga de capitales que arruina al fisco, algún importador tramposo devenido en millonario se asustó en vano.

Algún empresario tembló al oír a Maduro, e imagino que le iban a expropiar su improductiva fábrica, parapeto útil para el fraude y la especulación con divisas oficiales.

Uno que otro burgués creyó que Maduro iba a crear un sistema de salud pública que barriera con el matrimonio criminal de aseguradoras y clínicas (mercaderes de la muerte).

Seguramente un explotador descontento con la ley del trabajo, que según él es demasiado buena para el obrero, se asustó al imaginar una reforma a tan odiada ley, en la cual se incluyeran la legalización de los consejos obreros y mayores beneficios sociales.

Algún banquero multimillonario a fuerza de especular con los bonos del Estado, devengando grotescas ganancias supuso que Maduro iba a poner fin a semejante sangría, estatizando la banca y la deuda interna pública, seguramente estuvo al borde del infarto.

El patrón especialista en doble contabilidad, adorador del ajuste por inflación y de otras lindezas que facilitan los fraudes tributarios que arruinan a la nación, estuvo al borde del colapso nervioso al imaginar que iba a ver la prometida (desde hace meses) reforma fiscal que acabaría con los suculentos fraudes tributarios de la burguesía…

Muchas promesas y expectativas, pero al fin y al cabo NADA SUCEDIÓ.

Algunos “cambios” poco menos que cosméticos…

Las cinco revoluciones son tan abstractas (Socialismo Territorial (¡!)) y tan a futuro (desarrollo de ciencia y tecnología nacional) que parecen más bien uno de los objetivos que a largo plazo se plantean en los “planes” de la nación.

Los “cambios” de ministros fueron meros enroques salvo algunas caras “nuevas”. El Ministro de Energía a Cancillería, el Ministro de las Comunas a Cultura, el Canciller a Ministro de las Comunas y un corto etc., ya que la mayoría fueron ratificados sin novedad. Los iniciales mea culpa por seguir sosteniendo a un Estado burgués parasitario, indolente y capitalista (Maduro dixit), terminaron en un “intercambio de carteras ministeriales” que parece tan intrascedente como colocarle: -Poder Popular-, a los mismos ministerios del Estado burgués.

Aunque la fusión de Ministerios es positiva, lo cual muestra un freno a la hipertrofia de ministerios y viceministerios, parece quedarse aún muy corta y tampoco reviste una transformación significativa en la administración pública. Las “fusiones” no plantearon la necesidad de unificar bajo un mismo capital, el desorden atomizado de empresas que prestan el mismo servicio. Por ejemplo, es ineficiente, ineficaz y disparatada la cantidad de bancos estatales. Fácilmente pudieran ser absorbidos por el Banco Venezuela y aumentar así la concentración y centralización del capital que permitiese un sólido aumento de su capacidad financiera. Nada de ello se asomó.

A través de los años, las “vicepresidencias” como órganos de la necesaria articulación intraestatal, han manifestado su inoperancia, improvisación e impotencia. Los delegados que cada ministerio envía hacia ellas suelen ser funcionarios de bajo escalafón que a duras penas realizan informes superficiales de realidades que desconocen. Rara vez se logran articulaciones efectivas y duraderas. Nada hace pensar que la situación cambiará esta vez.

Parece interesante la designación de Dante Rivas, quien pasará ahora a ser «Autoridad Única Nacional de Trámites y Permisología», un nuevo organismo encargado de combatir el burocratismo. Por lo poco que se escuchó al respecto, no parece haber voluntad para abrir al ciudadano común una plataforma que permita auditar a través de internet las muy oscuras operaciones estatales. Ni se habló de mecanismos informáticos para abrir al público la lóbrega información estatal: compras, importaciones, inversiones, “ayudas”, “donacione” y demás recursos que a todos nos pertenecen, pero que ningún ciudadano tiene la información suficiente para lograr hacer una auditoría mínima del uso que se les dio. Los 100 mil millones de dólares (equivalente a un Plan Marshall), que en pocos años pasaron por el FONDEN administrado de manera discrecional por el Ejecutivo, es un ejemplo del gravísimo secretismo que inunda la gestión estatal. Sin ese paso, la lucha anticorrupción es mero discurso huero.

Es positiva la fusión de varios fondos financieros internacionales en uno sólo bajo domino del Banco Central de Venezuela. Sin embargo, preocupa que gestionen ese fondo de forma poco transparente, sombría e imposible de fiscalizar. De esa manera, miles de millones de dólares se esfuman con una rapidez trepidante. Peor aún es que esos fondos vayan a regalarse a nuestros radicícolas empresarios importadores, que ni siquiera importan las mercancías (traen cajas vacías y se apropian de las divisas preferenciales), ellos son excelentes exportadores de divisas.

Adiós al giro de timón o la insistencia en seguir haciendo “lo mismo”

Parece que el gobierno está negado a emprender cambio estructural alguno. La gravísima situación económica de la actualidad (la inflación y fuga de capitales más alta del planeta, escasez, desabastecimiento, endeudamiento oneroso, fraude importador (llamado por Maduro: Cadivismo) deterioro del salario real etc.) fue olímpicamente negada o barrida por debajo de la alfombra. Si bien Maduro insistió en que no va a haber un “paquetazo” del tipo FMI, tampoco parece que va a haber un giro de timón hacia la izquierda, ni ningún impulso concreto en la construcción socialista. En economía no se lanzó ni una sola medida importante, ni un solo desventurado cambio concreto que permita frenar la fuga de capitales, impulsar el aparato productivo o solucionar los duros problemas que líneas atrás comentamos.

A menos que suceda un milagro o una desgracia universal (una invasión estadounidense a Irán) que dispare los precios del petróleo, los problemas económicos van a agravarse. El gobierno insiste en no efectuar medidas radicales para enfrentar problemas radicales. Parece no notar el voraz deterioro económico que sufren los asalariados que en el 2008 gozaban de un salario con mucho mayor poder de compra, que destinaban a productos que ahora ni siquiera se consiguen o cuestan 6 veces más que hace 6 años. El gobierno sigue dándole la espalda a la espiral: fraude importador, fuga de capitales, escasez, inflación, devaluación y caída del salario real. Lamentablemente para nosotros esa espiral se sigue expandiendo sin remedio.

Centro de Investigación y Formación Obrera (CIFO_ALEM)

twitter@alemcifo Ccs. 08/09/2014

alemcifo@gmail.com http://www.alemcifo.org

3 comentarios sobre “El “sacudón” de Maduro: adiós al giro de timón. Todo lo que se pudo hacer y no se quiso

  1. SE LE DEBE AGREGAR INTELIGENCIA POLÍTICA A UN PASEO EXCLUSIVO POR LAS VOCES OPOSITORAS DEL MUNDO QUE NECESITA LAS INDULGENCIAS IMPERIALES; CUANDO LA URGENCIA ES CONVERTIRSE EN UN VOCERO
    DE LAS DESVERGÜENZAS UNIVERSALES, DE LOS PUEBLOS QUE PERSISTEN EN SU NECESIDAD DE HINCARSE PARA OBTENER RECONOCIMIENTO Y MIGAJAS DE INTELIGENCIA EMOCIONAL Y SOCIAL.
    CON ESA INTELIGENCIA POSIBLE PUDIESE CONSTRUIRSE UNA MIRADA AL POSICIONAMIENTO POLÍTICO DEL GOBIERNO VENEZOLANO, AL MENOS CON UN DEJO OSTENTOSO DE INCULTURA LATINOAMERICANA; POR LO CUAL RECOMIENDO LEER: «MENSAJE SIN DESTINO», «LAS VENAS ABIERTAS DE AMÉRICA LATINA» , «LA COLONIALIDAD DEL SABER» Y EL DISCURSO DE GABRIEL GARCIA MÁRQUEZ CUANDO LE FUE ENTREGADO EL PREMIO NOBEL DE LITERATURA.
    CON ESA MISMA INTELIGENCIA SE PUDIESE RECONOCER QUE LA IGNORANCIA JAMÁS NOS PERMITIRÁ VER EL PODER QUE SE CONCENTRA EN LA PLANIFICACIÓN Y EN LAS ESTRATEGIAS CON ACTIVIDADES QUE COMPROMETEN LA PARTICIPACIÓN DE LA IDENTIDAD DE LOS PUEBLOS Y SU CAPACIDAD DE CREER PARA ENCONTRAR SOSIEGO Y ESPERANZA CON PAZ Y AMOR.
    SI LLEGÁSEMOS A ACEPTAR QUE LAS POTENCIALIDADES DE LAS INTELIGENCIAS QUE HACEN OPOSICIÓN DENODADA TIENEN LARGOS ALCANCES PARA REINVENTAR EL DISCURSO, LA ORGANIZACIÓN Y LA PUJANZA DE LA POLÍTICA, ENTONCES PUDIÉSEMOS TAMBIÉN IMAGINAR ESA MISMA FUERZA SOLUCIONANDO LOS GRANDES MACRO-PROBLEMAS DE ESPAÑA, JAPÓN, EEUU, ISRAEL EL VATICANO ENTRE OTROS: POR EJEMPLO LA PEDOFILIA; LAS HAMBRUNAS; EL DESASOSIEGO, LOS DESPLAZAMIENTOS, LA MIGRACIÓN DE NIÑAS Y NIÑOS; LAS MASACRES Y EXTERMINIO DE PUEBLOS EN PALESTINA, UCRANIA, IRAK Y OTROS EN ÁFRICA.
    ME EXPRESO HONESTAMENTE, QUE ES LA MEJOR MANERA DE SER RESPETUOSO, SIN EMBARGO DEBO DECIR QUE UN INTELECTUAL INVESTIGADOR NO ES UN INVESTIGADOR INTELECTUAL CUANDO LE SOBRA LA MEDIOCRIDAD Y SE EXPRESA SIN LA RECIPROCIDAD QUE LE DEMANDA SU IDENTIDAD Y SU SER SOCIAL UNIVERSAL.

    Me gusta

  2. Pudiese usted convertirse en una obra con muchos libros de un creador original que tuvo la pertinaz inteligencia de sentarse, como millones de personas en el mundo, a escuchar y ver la trascendencia de un hombre que ha superado su propia inconformidad para convertirse en un creador de emociones, palabras, oraciones y diálogos.
    Los pobladores del mundo preferimos sentarnos a escuchar y ver que se nos ofrecen estrategias con actividades para vivir en paz y convivir empujados por procesos que nos permiten integrarnos, pensar, hacer y ser en armonía con el mundo, que ponernos frente a un televisor («Mago con cara de vidrio/Eduardo Liendo) a escuchar y ver como matan niñas y niños con las promesas de paz de Obama y Francisco.
    Queremos escuchar y ver noticias sobre cómo construir la convivencia y la participación en colectivo, corresponsablemente y con protagonismo para imaginarnos las intenciones con las cuales podemos cambiar el mundo y evitar las masacres, las grandes hambrunas y desplazamientos.
    No queremos escuchar y ver frente a un televisor como le dicen mentiras a las mujeres en Irak mientras bombardean sus casas con sus hijos en una cuna, con el cuento que se les protege, cuando en realidad lo que están cuidando son los intereses de las grandes corporaciones de las armas, del petroleo, de la cocaina y otros.
    Debemos, al menos, presentir que hemos obtenido ganancias extraordinarias, cuando encontramos en discursos y textos otras posibilidades para pensar en la existencia y no en el exterminio humano.

    Me gusta

    1. Hacer lo mismo es repetir la conducta de Israel y de EEUU.
      Hacer lo mismo es sentarse a esperar nada, mientras asesinan a las mujeres por su fluorescencia.
      Hacer lo mismo es pensar que la solución está en las manos de otros homicidas de niños.
      Hacer lo mismo es pensar que la Iglesia católica no es culpable de las muertes de nuestros aborígenes y las conductas oprobiosas de curas pedófilos que se han formado en universidades católicas con profesores pederastas y encíclicas que ordenan la esclavitud.
      Hacer lo mismo es creer que Europa nos perdona el asumir nuestra libertad, soberanía, independencia y emancipación con propiedad y reciprocidad; además de nuestra fuerza para construir cadencia, ritmo y capacidad de dialogar con la historia.
      Hacer lo mismo es estacionarse en el Atlántico o Pacifico en una nave cargada de odio hacia nuestralatinoamericanidad, con discursos de jueces españoles y sentencias de políticos gringos. Hacer lo mismo es ser imaginarse a Leopoldo López gobernando una República liberada del imperio español por un genio como Bolívar.
      Hacer lo mismo es creer que la doctrina de Chávez tiene propiedad intelectual más allá del ingenio popular venezolano.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.