La perversión israelí

laila 1 En enero de 2009 todos fuimos testigos del horror contra la población palestina en Gaza, la política genocida de Israel no ha cesado, al contrario, se mantiene y es solapada por las grandes corporaciones mediáticas, estados aliados y organizaciones internacionales, quienes trivializan y omiten la historia de exterminio contra la población palestina.

Web

En 1947, 33 estados de la ONU decidieron, a través de la Resolución 181, la división del territorio palestino en dos, uno palestino y otro israelí, quedándole a  la población originaria palestina, formada por más de 1.450.000 habitantes, el 46% de sus territorios; y a la población de emigrantes europeos convertidos al judaísmo y de judíos originarios, constituida por un poco más de 550 mil habitantes, el 54% del territorio palestino. Esta diabólica resolución marcó el inicio del drama de ese pueblo.
Actualmente, la entidad genocida de Israel, a través de masacres, violaciones, robos descarados y despiadados, controla prácticamente el 100% del territorio palestino, existiendo solo pequeños guetos (especie de campos de concentración) donde se agrupa a los palestinos, que además se encuentran en ausencia de todos los servicios indispensables para la subsistencia de cualquier ser humano (como el agua, la electricidad, los  alimentos, entre otros). Dentro de esta suerte de cárceles se cometen ejecuciones extrajudiciales, contrarias a las normas del Derecho internacional.
Apenas a finales de 2013, el relator especial de la ONU para los derechos humanos,  Richard Falk, nos describía la situación de la población de Gaza, sometida desde el año 2006 a un férreo bloqueo por el Estado de Israel, y explicaba que es catastrófica, ya que solo acceden a seis horas de servicio eléctrico al día, lo que golpea la ya precaria infraestructura de atención médica, suministro de agua y sanidad, además, informó que para ese momento “más de tres mil seres humanos, entre ellos niños, habían tenido que convivir en el barrio de Az Zeitoun con calles inundadas de desperdicios, luego de la saturación de la principal procesadora de aguas negras de esa área, por los cortes eléctricos”.
Así mismo, el relator de la ONU aseveró en su informe: “No podemos olvidar que la causa central de este escenario en Gaza es el ilegal bloqueo israelí” y pidió tomar medidas inmediatas para resolver la catástrofe.
Hoy nuevamente la población palestina en Gaza padece del ataque despiadado por parte de Israel, quien justifica su inhumanidad por el lanzamiento de misiles y el supuesto secuestro de tres personas. Lo que sí es cierto, y reconocido por los propios colonos israelíes, fue el secuestro, la tortura y posterior incineración de un joven palestino, lo que alteró fuertemente a la desamparada población palestina.
Igualmente, Estados Unidos, de forma descarada, ha salido en defensa del Estado Israelí y justificó el derecho a atacar a los palestinos para preservar la  “seguridad territorial”.
Todos conocemos el enorme poderío económico, mediático y militar que tiene Israel en todo el mundo, pero también debemos reconocer que ese poder no ha impedido que el mundo los reconozca y señale como los herederos del nazismo y los genocidas de la actualidad.
¡¡Viva Palestina libre!!/Ilustración: Ciudadccs

@LailaTajeldine