LA GODARRIA PERVERTIDA, LADRONA Y ASESINA

Javier del Valle Monagas
Javier del Valle Monagas

La godarria es, según el Diccionario de Americanismos, el «conjunto de godos o conservadores». Es decir, aquellos grupos, personas y partidos que veneran el capital, proclaman el lucro como filosofía, combaten la presencia reguladora del Estado, ceden el control de nuestras vidas a los mercados, desconfían de los pobres. meten a Dios en la cama y defienden valores de clase, intolerancia, no creen en la solidaridad y promueven la discriminación.

En Venezuela el término “godarria” viene de godo, usado para referirse a la clase gobernante, a los propietarios, empresarios, y hacendados, usualmente conservadores; en Venezuela godo siempre ha significado oligarquía, conservador, rico, poderoso, las familias gobernantes, que siempre han disfrutado de buena vida, privilegios, y son poco dados al progreso social y económico de las grandes masas populares.todo lo que poseen es producto del trabajo ajeno.
El combate en la Venezuela actual no es solo una batalla por el poder político en si. Es una guerra abierta y con todas las implicaciones que ella tiene. Me atrevería a afirmar que es la continuación de aquella guerra en la cual Boves asumió el mando de los oprimidos de la colonia, para avanzar contra la godarria y sus consecuencias. Sin temor a equivocarme y a pesar de las posibles reacciones. Justifico la furia con la que el pueblo en armas arremetió contra el falso orden instituido entonces y mediante el cual el pobre era simplemente mercancía y bestia de trabajo. Era un pueblo cobrando las históricas afrentas de unas elites macabras, cuyos bienes y posesiones se sustentaron en la muerte, dolor y sufrimiento de los humildes. No es asunto de venganza. Diría más bien, que es cuestión de justicia social, económica y política.María Corina Machado (la Suripanta) y Enrique Capriles Radonski (el Abyecto) son hoy parte representativa de esa godarria contra la cual el pueblo y Boves se levantaron en el pasado. No es casual, que hoy. Ante el avance popular en materia política, social y económica. Esa elite malvada, ladrona y asesina se juegue su resto a los fines de preservar los pervertidos privilegios, que les sigan permitiendo robarse el trabajo, sudor y vida del pueblo. Mientras ellos en su flojera e indigna incapacidad de generar riquezas y bienes, se apropiaron de todo lo que produjo el pueblo. La táctica era muy macabra: ellos se constituyeron en gobierno, en religión, en jueces, en legisladores, en banqueros, en dueños de los medios de comunicación, en comerciantes. A partir de esas instancias todo lo que hacen es en beneficio de sus intereses de clase.

Sus acciones para preservar el poder son criminales. Pero las disfrazan de justicia, engañaron y dividieron al pueblo para que se convirtiera en policía y ejército que reprimiera a sus propios hermanos de clase. Las leyes se hicieron de manera tal que sancionan a la pobreza y exculpan al rico, sin importar el delito. Aun hoy en tiempos que llaman de “revolución” en Venezuela, las leyes y sus aplicaciones, pese a tener espíritu de justeza, solo sanciona y castiga al pobre. Los funcionarios “revolucionarios” se vuelven torpes, ciegos, sordos y pesados ante el delito de la godarria, pero muy diligentes contra el desposeído. Para muestra tenemos los asesinatos de abril del 2002, 2003, 2013, DONDE HOMBRES, NIÑOS Y MUJERES DEL PUEBLO FUERON ASESINADOS por inducciones directas, Abiertas y publicas de la godarria y permanecen impunes, tenemos una fiscalía que es poder mediático y actúa contra los pobres. Pero cuando les tocan a unos de los de sus bandas malvadas elitezcas, entonces esos funcionarios, esa justicia sectaria, y los jueces se vuelven eficientes e implacables.

No es novedad que la Suripanta María Machado, se vaya al pentágono a implorar un carnicería en Venezuela. Esa pervertida godarria nunca ha tenido sentimientos de compasión hacia el pueblo. Siempre han despreciado a los pobres que ellos mismos generan por sus dictatoriales conductas de clase explotadora. La culpa de sus propias incapacidades, son desahogadas en maltrato al pueblo. Así se comportan esos enfermos acomplejados e inútiles criminales impotentes. La godarria es una elite corrupta, corruptora, traidora, chantajista, perversa, pervertida, pervertidora, macabra, sanguinaria, expoliadora, cobarde, mitómana, apátrida. Para ellos lo único que cuenta es la riqueza fácil y abundante, no importa el precio que tenga que cobrar a los demás. El caso típico de Guillermo Zuloaga Machado y María Machado. Es el ejemplo viviente de la indignidad hecha en forma de personas. Es la godarria en cuerpo y sin alma. Al ver sus imágenes dantescas no se ven a un hombre o una mujer: Se observan bestias demoniacas poseídas por la avaricia y la gula, incapaces de generar nada útil, pero si de arrebatar y despojar a los inocentes e incautos que se les acercan o les creen ¿Que pueden engendrar o procrear esas alimañas? Ellos se reproducen tal y como se reproducen los buitres (Con el perdón de los honorables y útiles buitres) es por ello que la godarria se mantiene en manadas elitistas. Es asunto de instinto y de especie.

Nuestro problema como pueblo, es que no hemos sabido neutralizar a esas bestias. No hemos comprendido que a cada gesto de humanidad y respeto de nosotros hacia ellos. Solo hemos obtenido maldad, muerte, persecución, represión, tortura y despojo. Debemos entender que esas alimañas solo respetan la fuerza y el trato que ellos dan. En sus odios, creen que lo justo es debilidad y por lo tanto siempre acechan y destrozan cuando pueden. Solamente haciendo lo que se hizo en Cuba con esos godos es posible hacer justicia humana verdadera. Lo contrario es tener al enemigo acumulando fuerzas para de nuevo arrebatar. No es posible la convivencia de una sociedad basada en la justicia social, la libertad, la solidaridad, el respeto colectivo, los derechos colectivos y humanos con la godarria. Ellos son la antítesis de todo aquello. Con esas alimañas solo funciona, eliminarlos, neutralizarlos definitivamente. No hablo de matarlos a todos, pero si de someterlos a un proceso de reeducación intensivo y de mantenerlos ocupados en cosas útiles. Algo difícil, pero posible.


 Godarria:  http://buscon.rae.es/drae/srv/search?val=godo

Ven. Que pertenecía al partido conservador del sigloXIX, y, por ext., de ideas conservadoras. Apl. a pers., u. t. c. s.
*
(*) Abogado con patria