Generar una crisis política: ¿la estrategia de la oposición?

 José Luis Carrillo

jess_silva_y_axel_capriles2Generar una crisis política para provocar un golpe de Estado o un autogolpe como salida a la actual situación nacional. Tal es el planeamiento que habría expresado el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ramón Guillermo Aveledo, al Departamento de Estado de EEUU, de acuerdo al audio de la diputada María Corina Machado, que presentó este miércoles el alcalde de Libertador, Jorge Rodríguez. Ante este escenario, los politólogos Axel Capriles y Jesús Silva explican sus posibilidades como estrategia política.

El profesor de Estudios Politicos de la UCV, Jesús Silva, asegura que el audio evidencia la existencia de un sector de la oposición que, ante una serie de derrotas electorales, insiste en buscar salidas políticas fuera del marco de la Constitución nacional.

Silva explica que generar una crisis politica consistiría en intentar crear una situación de ingobernabilidad y caos social en el país, una angustia colectiva que desemboque en un estallido social con revueltas y disturbios, para que eso produzca una fractura en las fuerzas políticas del Gobierno. Tal escenario podría conllevar a unas elecciones adelantadas y la conformación de un consejo consultivo que preste tareas de apoyo al Ejecutivo o a que sectores de la Fuerza Armada Nacional, que estuvieran en combinación con la oposición intenten un golpe de Estado para apartar al chavismo del poder.

La otra posibilidad, la del autogolpe, consistiría a juicio del catedrático en que esa situación de caos social lleve al Gobierno a suspender las garantías constitucionales y ejercer acciones de represión. Silva aclaró que el objetivo de provocar esto es que el Gobierno quede frente al mundo como represor y pierda de esta forma su legitimidad democrática lograda a través de las elecciones, lo que sería un escenario perfecto para justificar una acción por parte de potencias extranjeras en combinación con los sectores de ultraderecha venezolanos.

Escenario peligroso. Desde otro punto de vista el profesor de psicología económica de la UCAB Axel Capriles considera que un escenario hipotético donde se plantee un autogolpe o golpe de Estado no beneficiaría a la oposición en su lucha por posicionarse como fuerza política del país.

“Con el golpe de Estado la oposición tiraría por la borda todo el lineamiento y esfuerzo que han tenido como masa unitaria que apela a las vías electorales. La otra teoría, del autogolpe, es más descabellada porque eso se origina desde el mismo gobierno para hacerse de todo el poder de la Nación”, dijo.

Una hipotética acción extranjera para derrocar al gobierno, es considerada por el analista como “muy perjudicial”, pues, considera que un hecho de ese tipo neutralizaría el liderazgo opositor y posicionaría a actores civiles o militares de segunda línea que no darían cabida a las figuras que hoy dominan la escena política.

En un escenario hipotético, más no imposible, Capriles considera que un colapso del país sería el motor para impulsar un cambio. “De movimientos populares pueden surgir nuevos liderazgos que pueden cambiar el panorama actual. Hasta ahora no se ve una salida ni desde el modelo del gobierno ni del de la Unidad opositora”, puntualizó.