Regocijo en Bolivia por sesión de Corte Internacional de Justicia

La Paz, 12 jun (PL) El gobierno de Bolivia consideró hoy motivo de regocijo para el país la celebración en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya de una sesión para definir alegatos y cronogramas por la demanda marítima a Chile.

En una conferencia de prensa para analizar los resultados negativos de la selección boliviana de fútbol en las eliminatorias para el Mundial de Brasil 2014, el presidente Evo Morales consideró que la jornada de este miércoles es histórica por haber llegado con la demanda por primera vez ante un organismo mundial.

«Hoy es un día histórico. Yo diría que deberíamos estar de regocijo porque ya se admite la demanda, a eso se debe la reunión de los dos agentes», dijo.

La reunión entre las partes en la CIJ concluyó esta tarde (hora de Holanda), después de un debate a puertas cerradas de aproximadamente una hora de duración.

El organismo internacional convocó a los dos países desde inicios de mayo a presentarse este miércoles en su sede, como parte de la primera etapa del proceso legal, resultado de la demanda boliviana por la devolución de los territorios costeros perdidos en una guerra a finales del siglo XIX.

A la sesión de la Corte acudieron los embajadores designados para el juicio: Eduardo Rodríguez Veltzé, por la parte boliviana, y Felipe Bulnes, por la chilena, quienes fueron los encargados de presentar los argumentos para justificar las posiciones de cada nación.

Por Bolivia participaron además el canciller David Choquehuanca, el asesor del equipo legal Héctor Arce y el director de la Dirección de Reivindicación Marítima, Juan Lanchipa.

La sesión del miércoles tuvo lugar en medio de un ambiente de acusaciones mutuas y tensión diplomática entre las dos naciones, acentuadas por declaraciones de los presidentes Evo Morales y Sebastián Piñera.

Morales aseguró que su par chileno miente al mundo respecto a los argumentos por el diferendo marítimo, mientras Piñera descalificó los motivos de la demanda y las acusaciones del boliviano.

La tensión verbal y diplomática entre los dos países se acentuó desde abril pasado, cuando Bolivia presentó una demanda ante la CIJ con el objetivo de negociar la devolución de sus territorios costeros en el Pacífico.

En 2011, el mandatario boliviano anunció la decisión de su nación de acudir a la Corte para reclamar una salida soberana al mar, ante el fracaso de un diálogo bilateral entre La Paz y Santiago.

Bolivia demanda a Chile la devolución de sus puertos desde una guerra en 1879, cuando perdió a manos del país trasandino todo su litoral: 400 kilómetros de costas y 120 mil kilómetros cuadrados de territorios ricos en recursos minerales.

JH