¿FUNCIONA LA JUSTICIA EN VENEZUELA? ¿ES LA FISCAL CHAVISTA O ESCUÁLIDA?

Javier del Valle Monagas
Javier del Valle Monagas

No escribo para atacar al proceso en si, si no las desviaciones y sus consecuencias nefastas. Tampoco lo hago para complacer tendencias. Solo quiero una revolución que revolucione.

   Nadie puede acusarme  de escuálido (Termino para ofender a la indigna oposición venezolana).  Pero en Venezuela vienen pasando cosas que son muy peculiares – por decir menor cosa – entre otras, con la denominada justicia y su aplicación practica.   Es cierto que  el fenómeno de la ceguera de la dama de la justicia viene desde tiempos pasados, nació antes del capitalismo, con las primeras experiencias de dominación del hombre por el hombre. Aquí en Venezuela, continuó en la cuarta república. Cuando las tribus judiciales decidían los casos y señalaban a los jueces cuales deberían ser las sentencias según fuere el imputado  y los intereses que representaban.  Eso era así, por que eran ellos quienes designaban a los jueces. Así en la época de los adecos, David Morales Bello y su tribu judicial, una de cuyos representantes es Cecilia Sosa (además de otros dinosaurios que van por allí posando de rectos, cuando no llegan ni a duodeno y llevan a cuestas un largo prontuario).  Una asidua mercantilista, tarifada y tarifadora de esa justicia chueca.  Entre otros bufetes, tenían más poder que la misma Corte Suprema de Justicia de la época. Institución que lógicamente estaba conformada por miembros de la mafia político judicial gobernante. Pero los copeyanos también tenían su clan delictivo para garantizar la impunidad de sus miembros y sus aliados ¿recuerdan aquel diputado copeyano,  Pedro Miguel Reyes, José Antonio Pérez Díaz, Abdón Vivas Terán, Pedro Pablo Aguilar, etc. que desde el congreso organizaban las tribus judiciales que favorecían la impunidad de los delincuentes de tendencia del partido de caldera? Por eso es que ahora viven viendo fantasmas y vivientes por doquier.

        En la quinta república. Creíamos que eso cambiaría. Que la justicia seria otra, la verdadera a partir de la revolución. Pero con Velázquez Alvaray, se demostró que no era así, que solo hubo un desplazamiento de un grupo por otro.  Es de esa forma que nos encontramos hoy, con una justicia que imputa, sanciona y castiga a los débiles jurídicos, económicos y desapadrinados.  Una justicia  que hace del retardo procesal, de la violación al debido proceso o ala inacción una oda a la impunidad.
         En estos días, encontramos a un sistema judicial que expulsa (una forma burda de dar libertad) a un espía – CIA – Norteamericano, Timothy Tracy, disfrazado de cineasta, y capturado con suficientes evidencias de estar implicado en la planificación de las acciones terrorista de los malandros de la oposición (Javu), que culminaron con el asesinato a mansalva de 15 venezolanos en acatamiento a las instrucciones precisas y públicamente difundidas por medios de información masiva de Enrique Capriles Radosnki – MOSSAD -, un judío sionista, reincidente en actos vandálicos y de violación de las leyes, de igual forma fue liberado el general traidor y cobarde agente encubierto de la CIA: Antonio Rivero, con similares evidencias probatorias de promoción del terrorismo. Todo eso en tiempo record de menos de dos meses.  Como esos, puedo citar cientos de casos en los cuales  la impunidad y el perdón mal concebido, han dejado sin sanción a asesinos que han enlutado cientos de hogares venezolanos desde el año 2002 hasta hoy.   Hogares todos, del pueblo chavista.
       El dinamismo, lo diligente y lo presto que se pone esa fiscalía venezolana y los tribunales no tiene comparación cuando de actuar por denuncias de la oposición se trata.  Solo veamos el caso de Mario Silva  y el montaje de videos hecho por los patrones de Ismael García.  Allí sale velozmente la fiscal por todos los medios a decir que el animador debe comparecer ante la justicia. ¿Qué pasa con el video del Papá de Capriles, cuando chantajea y  presiona para que le paguen en efectivo los futuros favores que hará su hijo en caso de ser electo presidente al otro corrupto Gustavo Zinc? ¡AHH! eso no se procesa.  O, ¿Que pasa con el caso del compañero luchador social, hombre de la canción protesta y que no ha cometido delito en Venezuela ni en otro lado Julian Conrado? Al cual se le ha violentado todo el derecho procesal que lo ampara y permanece por más de 2 Años en prisión, secuestrado por una madeja de silencio, chantaje e inacción que lo tiene consumiéndose en una injusta prisión. He allí la diferencia entre la diligencia por los espías y su liberación y los revolucionarios y su sanción injusta ¿Donde están los asesinos de Sabino Romero y Julio Fernández ¿los asesinos son de otro planeta o son los mismos que el mismo Sabino identificó con pelos y señales en un video antes de su pre anunciado asesinato?
        Paso a creer que esa señora en la fiscalía es alguna de tres cosas: Es ficha oposicionista, que se disfrazó de chavista para obtener un cargo. O es una ignorante del derecho. O quizás una cobarde que teme aplicar la ley a los asesinos terroristas de la derecha.   Han transcurrido ya casi 2 meses y un individuo usando los medios televisivos, radiales y escritos, desconoció el estado de derecho e incitó públicamente a la violencia aquel 14 de abril del 2013 y de cuya resulta hay hoy en Venezuela entre once y quince hogares enlutados, al ser asesinados sus miembros en acatamiento a la orden que dio Enrique Capriles Radosnki aquella tarde magra y aun permanece impune, sin ser imputado, viajando por Venezuela y en el exterior, buscando apoyo, para generar nuevas situaciones de violencia y muerte en Venezuela.
       La justicia no puede funcionar  como un comodín que se activa cuando hay emergencias políticas o electoreras, para acallar los reclamos circunstanciales que la misma ineptitud genera. Pero que se desactiva cuando pasa la tormenta publica.  Dejando todo como estaba. Eso no es revolución, eso se llama engaño, ineficiencia, traición al pueblo ¿Quien desconoce los escollos mafiosos de las notaria públicas y registros de toda Venezuela,  acaso es un secreto la forma como incluso rechazan algunos documentos, para que los buitres en las áreas circundantes y cómplices, estafen al ingenuo que cae en sus manos? ¿No es de dominio público que los presidentes de los colegios de abogados en casi todos los estados de Venezuela, tienen a familias, esposas, hermanos, etc., en cargos claves de esas notarias o registros?
     Es cierto que algunas cosas han mejorado o cambiado. Pero no es suficiente,  es necesario acabar con el tráfico de influencias. Con los padrinazgos, con las inclusiones de fichas sin cualidad ni calidad moral y ética, que solo por ser yernos, cuñados, sobrinos, primos o hermanos etc. entran a un sistema de justicia, sin ser probos ni estar calificados.   Yo no quiero alarmar, pero la gente se está cansando de todo, de unos y de otros. ojo  ¿Quieren una prueba?  Esperan los resultados de las elecciones de Diciembre. Ya verán.
(*) Abogado con patria

Un comentario sobre “¿FUNCIONA LA JUSTICIA EN VENEZUELA? ¿ES LA FISCAL CHAVISTA O ESCUÁLIDA?

  1. Camarada Javier mas acertado no pudo estar con su escrito es cierto y pensar que la señora fiscal en sus tiempos de Juventud luchaba por la justicia que no teniamos ni tenemos y es verdad el pueblo se está arrechando y están buscando que este tome la justicia por su propia mano

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.