Crecimiento de flota de buques de PDVSA fortalece soberanía petrolera

yare(6)El ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, destacó este miércoles que la llegada de cuatro buques petroleros al país es una muestra de la consolidación de la industria petrolera venezolana y la garantía «de que nosotros nunca más estaremos en la situación de que puedan atentar contra nuestra soberanía».Este miércoles fueron recibidos cuatros nuevos buques petroleros en el muelle de Guaraguao, de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), en Puerto La Cruz, estado Anzoátegui. Las nuevas embarcaciones, que forman parte del plan nacional de soberanía petrolera, llevan por nombre: Yare, Tamanaco, Terepaima y Paramaconi. Todas se encuentran totalmente operativas y la tripulación es venezolana.

En el acto estuvo presente el presidente de la República, Nicolás Maduro, quien realizó una inspección a las nuevas embarcaciones petroleras, acompañado por el ministro Ramírez, el gobernador de la entidad, Aristóbulo Istúriz, la procuradora general de la República, Cilia Flores, la ministra para el Despacho de la Presidencia, Carmen Meléndez.

«Estamos orientados a manejar el 40% de nuestra producción, de nuestras exportaciones con nuestra propia flota», expresó el titular de Petróleo y Minería, en contacto en vivo por Venezolana de Televisión.

Ramírez recordó que en el año 2002, durante el paro petrolero, la oligarquía venezolana de la mano del imperialismo realizó el bloqueo de las costas venezolanas, generando que el transporte industrial quedara en sectores privados.

A raíz de esa situación recordó que el presidente de la República Hugo Chávez instruyó el desarrollo de una capacidad propia de transporte de petróleo. Así se comenzó la construcción de 42 buques petroleros.

El ministro indicó que los buques recibidos este miércoles forman parte de un total de 26 buques que están en etapa de construcción.

Estas unidades fueron adquiridos con una inversión de 312.000.000 de dólares, a través de la empresa asiática Maruven, bajo un convenio bilateral con Japón.

De igual manera su funcionamiento permitirá el enlace de rutas económicas y viables a destinos importantes como China, Japón y la India.

Por su parte el presidente Maduro destacó: «Ahora estas son instalaciones patrias. Se logró la recuperación de toda la capacidad productiva de la industria petrolera venezolana. Gracias a los trabajadores de Pdvsa hoy tenemos una industria petrolera fortalecida en los aspectos financieros, productivos, organizativos».

Recuperación de soberanía petrolera

Maduro destacó el avance que ha registrado Venezuela en el ejercicio de la soberanía en materia petrolera, puesto que ya no depende de Estados Unidos para realizar operaciones en la industria petrolera.

También recalcó la necesidad de un Gobierno que abogue por el sostenimiento de una política petrolera que respete la soberanía nacional y los interés del pueblo venezolano.

«Necesitamos un Gobierno soberano, un Gobierno que no sea débil a las transnacionales ni a la burguesía parasitaria y corrompida que gobernó al país en el siglo XX. Eso es imposible, sencillamente porque entregan Petróleos de Venezuela (Pdvsa) a los privados», recalcó.

Recordó que prueba de ello, es el paro petrolero de 2003, cuando un grupo de gerentes y la plana mayor de Pdvsa protagonizó acciones de desestabilización en contra del pueblo venezolano.

«Uno de sus capos mayores salió huyendo de este país y terminó en la oficina de la Casa Blanca, como asesor de (expresidente de EEUU) George Bush, un señor de apellido (Luis) Giusti (quien fue presidente de Pdvsa y después del paro es asesor de energía del Gobierno estadounidense)», explicó Maduro.

Clase obrera gobernará a Venezuela

La clase obrera hoy y siempre será Gobierno en la patria venezolana, expresó el presidente encargado de la República.

Aprovechó la oportunidad para ratificar «que la política petrolera soberana de la Venezuela de (Hugo) Chávez continuará para los próximos años con la fuerza del pueblo y, sobre todo, con la fuerza y el trabajo de la clase obrera petrolera».

Le trasmitió el reconocimiento, amor y solidaridad a los trabajadores y trabajadoras de la industria petrolera, columna vertebral del desarrollo económico del país.