Venezuela /Hanson: Curriculum educativo fomenta cultura de paz de forma permanente

 Valores como el trabajo liberador, respeto a los derechos humanos y fomento de la cultura de paz vertebran el currículo educativo bolivariano con miras a desarrollar permanentemente valores en los niños y jóvenes, enfatizó este jueves la ministra de Educación, Maryann Hanson, durante su intervención en el foro «Violencia Escolar», organizado por el diario Últimas Noticias.«Yo no creo en campañas educativas, pues son acciones puntuales; para erradicar la violencia y generar la cultura de paz y respeto por la dignidad humana hay que hacerlo a través de la formación permanente, formando continuamente valores», dijo.

En ese sentido, destacó la labor preventiva que el despacho que preside ha estado haciendo, con la ayuda tanto de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) – dirigida a prevenir el consumo de estupefacientes entre los estudiantes – como del Dispositivo Bicentenario de Seguridad (Dibise), el cual no sólo se ha limitado a dictar charlas, sino a hacer una labor de vigilancia en las instituciones en las que hay mayor posibilidad de que se generen hechos violentos.

«La seguridad dentro del plantel también depende mucho de la directiva y de los vigilantes que tenemos allí. Evitamos el vandalismo y estamos fortaleciendo la solidaridad y el sentido de pertenencia a través del programa Una gota de amor para mi Escuela, con el que hacemos mantenimiento preventivo de mano con los mismos estudiantes. También evitamos la discriminación por razones de sexo, etnia y necesidades especiales, todo esos factores son claves en la cultura de paz y en la perspectiva ética del currículo bolivariano», enumeró.

Resaltó además el papel que juega el programa Canaima Educativo, toda vez que, a la par de garantizar el acceso a las Tecnologías de Información y Comunicación (Tics) a los niños de las familias populares, minimiza, a través de los contenidos de la computadora, la agresividad intra y extra familiar, así como impulsa el desarrollo del deporte. «Pocos muchachos practican deporte a pesar de todos los esfuerzos que estamos haciendo para fomentar la actividad física, que es importantísima para prevenir el ocio y la violencia».

Durante su intervención, Hanson mostró resultados de una investigación financiada por Unicef, que revela la responsabilidad de los padres y representantes en los casos de violencia escolar.

De acuerdo a las conclusiones de este estudio que evalúa la percepción de 10.757 adolescentes (entre 12 a 18 años de edad) de los 24 estados del país, el 73% de los adolescentes dijo que no recibían castigo por parte de sus padres si descubrían que tenían un arma, mientras que el 69% afirmó no recibir sanción alguna si se escapaba de su casa.

«Esto nos habla de una laxitud en las normas de la familia», advirtió la ministra. El estudio presentado por el ministerio apuntó también que solo 38% de los padres van a la reuniones escolares y apenas 12% busca la boleta de calificaciones de sus hijos.

«Los adolescentes están pasando de la heteronomia (diversidad de referencias en las normas) a la autonomía en la que asumen su propia norma por ausencia de la orientación de los padres, madres y representantes», aseguró Hanson./AVN