Revista Time: La fachada de unidad de la oposición está claramente agrietada

 La revista Time publicó un análisis en el que destaca los efectos de la enfermedad del presidente Chávez en la unidad de la oposición. Las divisiones internas dentro de la MUD se han hecho visibles de acuerdo al análisis y podrían sacar a las fuerzas opositoras de juego en caso de una nueva elección presidencial.A continuación el texto completo de la publicación norteamericana:

Según informaciones oficiales, el presidente Hugo Chávez se encuentra en el piso nueve del hospital militar de Caracas Dr Carlos Arvelo, en donde se puede ver un poster gigante del primer mandatario. Sin embargo, a pesar de su regreso al país, son muchas las incertidumbres que rodean el futuro de Hugo Chávez.

Su bienvenida el pasado lunes, después de dos meses de convalecencia en Cuba, no estuvo llena del histrionismo y la oratoria que siempre caracterizó al comandante. Muy al contrario de eso, Chávez ha permanecido en silencio, no se ha visto, ni se ha escuchado desde su llegada y solo se han publicado unas fotografías que fueron tomadas el 14 de febrero en La Habana. Un contraste bastante marcado con respecto a las bienvenidas antes dadas al Presidente de la República.

El julio del 2011, tres semanas después de su primera cirugía del cáncer, Chávez salió al Balcón del Pueblo vistiendo su uniforme militar y dijo: “Es un milagro que esté aquí, considerando cómo estaba”. El pasado abril, durante una misa de acción de gracias por su salud, el primer mandatario dijo: “Dame tu corona cristo, dámela, que yo sangro, dame tu cruz, cien cruces, pero dame vida, porque todavía me quedan cosas por hacer por este pueblo y por esta patria, no me lleves todavía…”. Esa súplica puede ser incluso mucho más profunda ahora que el 2021 parece mucho más lejos debido a su enfermedad terminal.

Mientras tanto, y con el escenario actual, la oposición venezolana no ha sabido sacarle provecho a los rumores sobre la gravedad de la enfermedad de Chávez y, muy al contrario, parece estarse dividiendo. En una reciente concentración que se llevó a cabo en una plaza del municipio Chacao, algunos líderes de la oposición dijeron que el país carecía de gobierno y mostraron su desacuerdo con la reciente devaluación de la moneda, a pesar de que economistas de ambos lados habían hablado ya de la necesidad del ajuste cambiario.

Sin embargo, su tema de conversación más autodestructivo ha sido quizá el de la demanda de un nuevo líder. Henrique Capriles Radonski, el hombre que aunque no pudo derrotar a Chávez en las elecciones presidenciales de octubre, logró unificar por primera vez a una oposición fracturada, no está siendo lo suficientemente fuerte en su crítica. De hecho, durante la concentración, muchos de los presentes gritaban “Capriles, Capriles, ¿Donde está Capriles?”.

El gobernador siempre ha estado consciente de que la unidad entre las filas antichavistas era esencial si se quería lograr algún resultado. Así mismo lo dijo hace un año en una entrevista con la revista Time antes de ganar las elecciones primarias de la oposición: “Si no nos unimos, se acaba el juego”. El gobernador del estado Miranda también le ha hecho un llamado a algunos líderes opositores a que se calmen, ya que está bien consciente de que sus gritos alejarán a los antiguos o descontentos chavistas en una próxima elección.

Por ahora, Chávez continúa siendo el hombre del gobierno. Sus ministros al menos parecen seguir detrás de un líder: Nicolás Maduro, el heredero nombrado por Chávez. Independientemente de los escenarios posibles, si Chávez vuelve para gobernar o si se se le inhabilita para poder continuar con el mandato, o inclusive si llegase a morir, es probable que su revolución bolivariana sea capaz de soportarlo.

De acuerdo a un análisis del discurso de Maduro el día de la toma de posesión de Chávez, en la que el Presidente no estuvo presente, se muestra como el Vicepresidente se aferra a los pilares del chavismo. Las palabras más usadas son Chávez, pueblo y comandante”. Tanto Maduro como Diosdado Cabello se pararon frente a una gran imagen de Chávez para dar sus discursos, utilizando a su líder como un símbolo de unidad a pesar de las obvias diferencias entre ellos.

De acuerdo a Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, existen tres escenarios posibles de lo que podía suceder; el hecho de que Chávez esté en el país para morir, que haya regresado para apoyar a Maduro en una nueva elección o que efectivamente esté acá para regresar al poder. León aseguró que este es un momento difícil para la oposición porque hay muchos partidos en contra de la idea de postular a Capriles nuevamente como candidato, sin embargo, también acotó que la posibilidad de que gane otro candidato diferente a él, es prácticamente nula.

De ser alguno de los dos primeros escenarios, en unas nuevas elecciones se enfrentaría Maduro contra el candidato electo por la oposición, probablemente Capriles todavía. Cabe destacar que, durante la concentración de la oposición hace una semana, el alcalde Antonio Ledezma también pidió un nuevo candidato para la oposición. Por su parte, Leopoldo López, se mantuvo diplomático con respecto al liderazgo: “Tenemos que llegar a un acuerdo. Siempre hay posiciones distintas. El gobierno del 2012 no es el mismo del 2013 y nuestro candidaro del 2013 no necesariamente tiene que ser el mismo del 2012”. Aunque Capriles se ha negado a responder preguntas sobre el tema, la fachada de la unidad está claramente agrietada.

Carlos Romero, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Central de Venezuela, dijo que la división de la oposición es peligrosa y que no tendrá mucho tiempo para sus luchas internas si, como predicen los analistas, se convocan las elecciones pronto. Con respecto al posible escenario de las elecciones, León dijo que Capriles tiene que ser el candidato porque de no ser así, la oposición iría dividida a la contienda electoral, cosa que los dejaría fuera del juego.

Por su parte, Alberto Ramos, analista de Goldman Sachs en Nueva York, no cree que el chavismo muera con Chávez: “El Chavismo probablemente durará por generaciones. La conexión emocional de Chávez con la gente es única y no hay nadie más que se le acerque, sin embargo, el chavismo como una idea y como un movimiento político sobrevivirá”. Incluso si la fuente de esa idea quede fuera de la vista, escondida detrás del aura de su poder.

Con información de la Revista Time

Foto: Noticias24