Eduardo Piñate: mi libro es para la autocrítica y el debate en el PSUV

“Este libro es un análisis crítico y autocrítico, para estimular el debate en el PSUV y en las filas revolucionarias”, afirma de entrada Eduardo Piñate, diputado a la Asamblea Nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), por Caracas, docente, profesor de historia y autor del libro El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y su relación con el movimiento de masas.

—En su libro habla del PSUV en lo político, en lo organizativo y en lo ideológico. ¿En cual de esos campos ha sido más exitoso el partido?—En lo político, y eso tiene que ver con dos cosas: una, el PSUV tributa con bastante fuerza a la visión electoralista de la política. Es una deficiencia, pero al mismo tiempo una virtud.

—¿Por qué una virtud?

—Porque este proceso revolucionario, por decisión del pueblo venezolano, se legitima a través de permanentes procesos electorales. Y nadie puede negar que el PSUV es una formidable maquinaria para ganar elecciones. Y en lo político, porque desde 2002, 2003 y parte de 2004, ha mantenido una constante ofensiva en lo político, no solo nacional sino internacional, contra el imperialismo y la burguesía.

EL GRAN SALTO

—En su libro plantea que el PSUV es demasiado electoralista…

—El salto que debe dar (el PSUV) es convertirse en un partido que gane todas las elecciones, pero al mismo tiempo sirva para la construcción de la conciencia revolucionaria de nuestro pueblo.

—¿Se está construyendo teoría revolucionaria en las comunas y las comunidades?

—Creo que hay una práctica y una experiencia de construcción desde el Poder Popular, desde las comunidades. Lo que falta, a mi modo de ver, es un esfuerzo serio de sistematización de esas experiencias para construir teoría, conocimiento nuevo.

—¿Solamente en las comunas y comunidades?

—No, también deben ser recogidas en otros espacios: el Estado, el gobierno, sobre todo desde el pueblo llano, hay millones de experiencias cotidianas que no están siendo sistematizadas y ese es un problema serio que tiene la Revolución y en general los revolucionarios venezolanos.

—También critica el distanciamiento entre el PSUV y las masas. ¿Por qué ocurre eso?

—Creo que el PSUV estuvo muy permeado por la ideología del reformismo y el electoralismo.

—¿Y qué hace el reformismo?

—Propicia cambios que no cambian la esencia de la explotación capitalista y la dominación imperialista.

—¿Sabe el partido que eso está ocurriendo?

—Sí, y eso comienza a cambiar a partir del Primer Congreso Extraordinario con la producción de tres documentos fundamentales: la declaración de principios, las bases programáticas y los estatutos. Y luego, con las Líneas Estratégicas de Acción Política. En el PSUV cada día hay más conciencia de que es necesario un gran esfuerzo de integración partido-pueblo.

—A lo largo de todo su libro abundan citas de los pensadores revolucionarios clásicos. ¿Aportan algo nuevo al proceso?

—Toda revolución verdadera debe ser original y la Revolución Bolivariana lo es, pero sería anticientífico obviar las propuestas de gente que construyó el socialismo como Marx, Engel, Mao, Lenin, el Ché, Rosa Luxemburgo. Debemos estudiarlos, no copiarlos. Ese fue el gran error de la izquierda venezolana y latinoamericana en general.

—¿Cómo ve el futuro del PSUV?

—No hay duda de que, en medio de marchas y contramarchas, va a en camino de ser cada vez más revolucionario, más socialista.

______________

Citas citables

> “Hay que controlar el cumplimiento de las decisiones (del PSUV) de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba”

> Nuestras patrullas socialistas tienen que ser órganos de elaboración política y no simples cumplidoras de órdenes”

> “La presencia en todos los niveles de la dirección partidaria de funcionarios de Gobierno se convierte muchas veces en un obstáculo al proceso”

> “La primera cuestión que queda clara es que el PSUV no es el “centro” de lucha por el socialismo, por esa vía no puede sustituir al pueblo, que es el verdadero sujeto de la revolución”

> “La izquierda tuvo una acertada visión política para derrocar la dictadura, pero no la tuvo para garantizar el poder”

> “El partido debe invertir recursos, tiempo y fuerza material e intelectual en la política de formación de cuadros”

> “El PSUV no es un partido de gobierno, es un partido en el Gobierno, para luchar dentro y fuera de este”

> “Los militantes provenientes de las organizaciones de izquierda revolucionaria representaron una significativa minoría en la composición inicial del PSUV”

> “Necesitamos avanzar en la construcción del Estado comunal, lo cual precisa ir edificando la nueva institucionalidad revolucionaria”

RAÚL PINEDA/ CIUDAD CCS
FOTO F. TORREALBA