Multitudinaria manifestación a favor de independencia de Cataluña

Madrid, 11 sep (PL) Cientos de miles de catalanes salieron hoy a las calles de Barcelona para reclamar su independencia de España, con motivo de la celebración de la Diada, fiesta nacional de esa comunidad autónoma.

Bajo el lema Cataluña, nuevo Estado de Europa, un millón y medio de personas, según la Guardia Urbana, colapsaron las principales arterias de la ciudad Condal para exigir al gobierno conservador de Mariano Rajoy un pacto fiscal más justo para esa región del noreste español.

Aunque fue convocada por la plataforma independentista Asamblea Nacional Catalana (ANC), la multitudinaria manifestación fue alentada desde el Ejecutivo regional, presidido por el partido Convergencia y Unión (CyU, derecha nacionalista catalana). Con el argumento de que Cataluña aporta al Estado español 16 mil millones de euros más de los que recibe -cifra que otros analistas rebajan a 12 mil millones-, CyU demanda a Rajoy un nuevo pacto fiscal para la región más rica de España en términos de PIB per cápita.

«No hay batalla más urgente ni reto más importante que la soberanía fiscal de nuestro país. Y más en estos momentos», afirmó el presidente de la Generalitat (Gobierno catalán), Artur Mas, en su discurso previo a la celebración de la Diada.

Si no hay acuerdo en este sentido, «el camino de Cataluña hacia la libertad está abierto», y la manifestación independentista de esta tarde (por la de esta noche) en Barcelona constituirá una clara prueba de ello, advirtió Mas en declaraciones a reporteros.

Recordó que él, por el cargo que ocupa, prefiere no asistir a la marcha, pero anticipó que sí estará muy atento a los acontecimientos.

«Todo lo que vaya en la línea de una expresión catalana sin complejos, de un proyecto catalán con mayúsculas que tienda hacia la plenitud nacional de Cataluña, es nuestro proyecto», subrayó.

Durante la manifestación, que transcurrió de manera pacífica, se enarbolaron banderas de esa autonomía y pancartas en las que podían leerse consignas como España, este expolio es genocida o Vuestro odio es nuestro adiós.

También se vieron otros carteles en inglés con lemas tales como Yes we can o Catalonia is not Spain.

La protesta independentista fue criticada por Rajoy, quien aseguró que no es momento para este tipo de reivindicaciones cuando la economía nacional y la regional tienen problemas.

No estamos en España para grandes algarabías, manifestó el presidente del Gobierno en una entrevista concedida la víspera a la televisión pública.

Para el también líder del conservador Partido Popular, el pacto fiscal no resolverá nada y la única vía a seguir es la de la austeridad para reducir el déficit presupuestario del Estado y de las comunidades autónomas, a las cuales impuso severos recortes del gasto público.