Canadienses exigen repatriar joven preso por EE.UU. en Guantánamo

Ottawa, 17 jul (PL) Un total de 16 mil 788 canadienses firmaron hasta hoy una petición al Gobierno para que cumpla el acuerdo judicial sobre la repatriación de Omar Khadr, preso desde los 15 años en la base estadounidense de Guantánamo.

El texto, publicado en Internet por el senador liberal Romeo Dallaire, demanda al ministro de Seguridad Pública, Vic Toews, no demorar más el traslado del joven y permitirle terminar aquí el resto de la sentencia, impuesta bajo los cargos de asesinato, conspiración y apoyo al terrorismo.

Khadr enfrenta una condena de ocho años tras declararse culpable de lanzar la granada que mató a un soldado de Estados Unidos en julio de 2002 en Afganistán.

El documento recuerda que las autoridades de Ottawa mantienen una actitud indolente ante el caso aunque en la última década a Khadr se le negó el derecho a un juicio justo y protección de prácticas de tortura.

En ese sentido, urge a Toews a respetar el convenio alcanzado con el Departamento norteamericano de Estado en 2010 para que el reo concluya su condena en Canadá.

Los abogados de Khadr presentaron el viernes anterior un recurso ante una corte federal con vistas a presionar al gobierno conservador del primer ministro Stephen Harper a solucionar el caso.

Dicha entidad judicial dio 10 días al Ejecutivo para pronunciarse al respecto.

Esa acción responde a recientes declaraciones de Toews, quien reiteró que no había nada nuevo sobre la repatriación de Khadr, considerado el prisionero más joven de la base-prisión que Washington mantiene en la bahía de Guantánamo, Cuba, contra la voluntad de las autoridades del país caribeño.

«Todavía no he tomado una decisión. Lo haré conforme a la ley», puntualizó el titular de Seguridad Pública

Sus palabras reafirmaron la aparente renuencia de Ottawa a extraditar al chico, cautivo en la instalación militar hace casi 10 años y sometido a crueles y degradantes modalidades de tormento.

Canadá mantiene esa postura pese a los continuos llamados de defensores de derechos humanos del país y organizaciones internacionales como Lawyers Rights Watch, asentada en Ginebra.

El mes pasado, la Organización de Naciones Unidas presentó un informe en el cual acusa a la nación norteña de exponer a sus ciudadanos a prácticas de tortura, principalmente por el caso de Omar Khadr.

JH