Chávez exhorta a organizaciones de izquierda a continuar el cambio en el mundo

 Caracas, 06 Jul. AVN.- Este viernes, el TeatroTeresa Carreño en Caracas, fue el escenario para que cerca de 600 delegados de movimientos sociales de izquierda y casi 100 representantes de partidos políticos progresistas clausuraran el XVIII Foro de Sao Paulo.

En el referido encuentro, la izquierda mundial insistió en la necesidad de unificar sus luchas antiimperialistas en Latinoamérica, para lograr la consolidación de un sistema alternativo al capitalismo, siendo la vía del socialismo un acuerdo de común denominador.

El presidente de la República, Hugo Chávez Frías, quien presidió el acto de clausura del XVIII Foro de Sao Paulo, exhortó a los partidos políticos, movimientos sociales y organizaciones de la izquierda mundial a continuar propiciando un cambio en el mundo.

Comentó que Latinoamérica ha venido asimilando el movimiento de izquierda «porque las experiencias van enseñando» e hizo referencia a la manifestación de esta postura en Bolivia, Ecuador, Argentina, Brasil, Nicaragua y Venezuela.

Asimismo, destacó que el pueblo venezolano posee una pulsión heroica que pervive y «pervivirá para siempre en el alma del pueblo venezolano, en sus entrañas».

Al acto de cierre del XVIII Foro de Sao Paulo asistieron, además, el canciller de la República, Nicolás Maduro; el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, así como integrantes del tren ministerial revolucionario, diplomáticos y representaciones del Poder Popular.

Hacia la sociedad nueva

En este contexto, el presidente Chávez expresó que, sin caer en triunfalismo, se está ganando la batalla histórica de lograr la transición hacia el mundo nuevo en Venezuela.

Dijo que en ello, ha sido determinante la articulación con los gobiernos revolucionarios de América Latina y las instancias de integración como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), así como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), respetando la visión de cada uno de los movimientos, organizaciones, partidos y líderes presidenciales.

Enfatizó en la necesidad de evitar el aislamiento del resto de las naciones hermanas. «Yo siento, desde mi puesto en la batalla, que vamos ganando en verdad, sin caer en triunfalismo, esta batalla histórica y no me refiero a las elecciones, sino a algo mucho más importante que es la batalla histórica de la transición hacia el mundo nuevo en Venezuela», añadió Chávez.

El mandatario nacional comentó que en Venezuela hay un pueblo que se manifiesta a través de la voluntad popular e indicó que si existieran intenciones de desestabilización, los factores adversos se sorprenderían de la respuesta que daría el pueblo organizado.

Subrayó que es un redistribuidor del poder para el pueblo, al tiempo que reiteró que su candidatura a las elecciones presidenciales del 7 de octubre, representa la continuidad del proceso revolucionario en el país.

«Nosotros lo que significamos en verdad es la continuidad del proceso revolucionario. Ellos (la derecha venezolana) son el continuismo y representan la pretensión del continuismo de la oposición. Que nadie se equivoque», añadió.

Ratificó que Venezuela goza de un sistema democrático, avalado por la realización, cada seis años, de comicios presidenciales.

Hizo referencia a los objetivos planteados en el Plan de la Nación 2013-2019 que asegura la transición al socialismo, que permite la vida humana y la respuesta a las reivindicaciones de los pueblos.

Apoyo de Lula a Chávez

En la clausura del XVIII del Foro de Sao Paulo, se proyectó un video en el que el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, envió un mensaje a Hugo Chávez Frías.

«Gracias, compañero por todo lo que has hecho por América Latina. Tu victoria será nuestra victoria», expresó en el mensaje difundido.

Lula enfatizó que sólo con el liderazgo de Chávez el pueblo venezolano ha tenido conquistas extraordinarias. En el breve mensaje, recordó que cuando su partido, Partido de los Trabajadores, promovió en 1990 el surgimiento del Foro de Sao Paulo «ninguno de nosotros imaginó que en apenas dos décadas llegaríamos a donde llegamos. En aquella época, la izquierda sólo estaba en el poder en Cuba».

El ex presidente brasileño dijo que 20 años después del foro hay una gran cantidad de gobiernos progresistas, en especial en países como Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Brasil, que están cambiando el rostro de América Latina.

JH