Las preocupaciones del amigo Juan por la campaña de Ratonsky

Por. Basem Tajeldine
Analista Internacional, Voces Contra el Imperio
Al día siguiente de la gran marea roja que desbordó varias calles del centro capitalino del país, por la inscripción del candidato de la Revolución Bolivariana, camarada Presidente Hugo Chávez Frías, me encontré, por casualidad, con un viejo amigo y camarada quién contento, pero a la vez muy pensativo, me dijo sentirse confuso y no entender la postura “triunfalista” y “despreocupada” de la canalla burguesía ante la inminente derrota que le espera el 7 de Octubre. El camarada Juan me explicaba que la cantidad de personas, el furor y las expresiones de amor del pueblo venezolano por su líder autentico, y que pudo apreciar en aquella concentración, superaba con creces a la concentración de la oposición que había sido convocada el día anterior por la infame “mesa de la unidad” (MU$). El amigo Juan trataba de reflexionar conmigo acerca de la estrategia que de ahora en adelante podría desarrollar la MU$ para atraer a los indecisos.
Ambos reflexionábamos sobre la incapacidad del candidato de la canalla entreguista “venezolana” en hilvanar un discurso serio que pudiera durar, por lo menos, durar 5 minutos; en su carencia de liderazgo y de ideas que pudiera plantear algún otro proyecto “alternativo”, aunque sea vago; en su falta de simpatía y carisma, etc. Mi amigo Juan bromeaba de Ratonsky, y me decía riendo que “cuando le hablaba a su gente, el majunche sionista Enrique Capriles Ratonsky parecía que estaba “twitteando” porque sus palabras no pasaban de 140 caracteres, y no decía nada”. El discurso del sionista Ratonsky siempre se ha caracterizado por los lugares comunes, las banalidades y estupideces que no se corresponden con el nivel de consciencia política alcanzado por el pueblo de Venezuela en estos años de revolución. Pero sucede algo -decía Juan.
Si no es presisamente el “liderazgo” y “carisma” de Ratonsky y la MU$ lo que moviliza a aquellas personas  auto-consideradas de “oposición”; si la derecha carece de un proyecto nacional, y en su lugar propone el crimen de la entrega del país a los intereses transnacionales, entonces, -se preguntaba Juan, ¿Qué motiva a la mal llamada “Clase Media” y los lleva a la locura de arropar a su propio enemigo? Pensativo Juan, profundizaba en su reflexión y me decía confuso, “Basem, algo psicológico, y cuidado sino, psiquiátrico tiene que estar jodiendo las mentes de aquellas persona que aún no gustándole aquél siniestro personaje, de dudosa personalidad y conducta, van a votar ciegamente por el”. De hecho, no estaba equivocado mi amigo. Sus observaciones habían “dado en el clavo” de la verdadera estrategia de la reacción.
La canalla siempre ha comprendido que no posee, y le será muy difícil encontrar, un liderazgo demagogos y farsantes capaz de manipular a las masas populares y de enfrentar la sinceridad, autenticidad e ideas del camarada Chávez. Por ello, desde un principio, siempre ha apelado a la difamación de la figura del Presidente y a las mentiras para incentivar los sentimientos de odio y miedo contra la revolución de modo que despierten conductas irracionales y fascistas entre los desprevenidos y mentalmente inestables de la Clase Media venezolana.  El macabro juego psicológico de la reacción busca mutilar las mentes de muchos para convertirlos en agentes estúpidos e irracionales que actúen contra sus propios intereses y a favor de sus inquisidores. Por ello, la estrategia de la reacción no consiste en buscar la “calidad” y “liderazgo” del candidato contrincante para capitalizar votos a su favor, sino en incentivar el odio y los temores para que los enajenados voten contra la reelección del Presidente Chávez.
El bajo nivel e incapacidad del candidato opositor alegraba al camarada Juan, pero a la vez  preocupaba a mi sabio amigo porque intuía, al igual que muchos, que el imperialismo y sus lacayos de la MU$ no se quedarán de brazos cruzados e intentarán, también, desestabilizar el país para responsabilizar el Presidente Chávez y capitalizar votos a favor para la venidera contienda electoral.
About these ads

Los comentarios están cerrados.