El diario Público, victima de la crisis en españa

Desaparece la edición en papel del diario Publico. Foto: Cristina Bejarano/ La RazónDesaparece la edición en papel del diario Publico. Foto: Cristina Bejarano/ La Razón

El número 1.599 del diario «Público» del viernes pasará a la historia como el último de la cabecera editado en papel. Y es que, finalmente, Mediapubli, empresa editora del periódico, no ha logrado la financiación necesaria para mantener a flote la cabecera, que, echa el cierre después de cuatro años y medio, según comunicó ayer el propio administrador judicial al comité de empresa al mediodía. La empresa, sin embargo, tenía la intención de que la cabecera saliera al mercado hasta el domingo, fecha en que debía salir el último número. Sin embargo, los trabajadores del diario «Público» decidieron en asamblea que el periódico ya no salga hoy a los kioscos.

No obstante, el periódico mantendrá su edición digital en Internet, que cuenta con un amplio seguimiento y 5,5 millones de usuarios únicos, que la sitúan como la cuarta web de información general en España. La decisión tampoco afecta, de momento, a la empresa editora de «La Voz de Asturias». El cierre de «Público» llega después de que el pasado 3 de enero, Mediapubli presentara ante el Juzgado Número 9 de lo Mercantil de Barcelona la solicitud de concurso voluntario de acreedores, ante las dificultades para sacar adelante la cabecera. No en vano, «Público» registraba unas pérdidas de 80 millones de euros, y una deuda de otros 20 millones, la mayoría de pagos a proveedores.

La empresa justificó la medida en el recrudecimiento de la crisis publicitaria y en las dificultades encontradas para acceder a financiación. Los administradores concursales establecieron entonces un plazo «razonable» para buscar un socio que aportara una cantidad que permitiera garantizar la viabilidad del proyecto. El presidente de Mediapro, Jaume Roures -accionista de referencia- habría mantenido negociaciones en las últimas semanas con un grupo iberoamericano para que entrara en el capital de «Público», algo que finalmente no se ha producido.

«Pérdida de una voz crítica»

La plantilla del periódico estaba formada actualmente por unas 150 personas, tras la última reducción  en septiembre, que afectó a 39 trabajadores y que incluía además una reducción salarial por tramos de remuneración. Una plantilla que lamentó a través de un comunicado el cierre de la edición de papel, ya que «supone la pérdida de una voz crítica indispensable para la pluralidad informativa y de pensamiento». Asimismo, confían en que la empresa les ofrezcan las mejores condiciones laborales posibles. «Esperamos que, dado que la plantilla y los colaboradores han estado a la altura de las circunstancias, Mediapubli sea fiel a sus pretendidos principios progresistas y ofrezca a los trabajadores las mejores condiciones para su salida», añaden.

Numerosas personalidades se hicieron ayer eco del cierre del diario. Desde la política, lamentaron ayer la pérdida de una cabecera de tirada nacional. Casi todos a través de la red social Twitter, como el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, que colgó el siguiente tuit: «Lamento el cierre de “Público” y envío un saludo muy afectuoso a   toda su plantilla, deseándoles la mejor suerte». Más allá fue el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.  «Que cierre un periódico es una mala noticia; que cierre “Público”, todavía peor», aseguró en su Twitter.

Asimismo, la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) lamentó  el cierre de la versión impresa y señaló que se trata de «un triste capítulo más de la tremenda sangría que está sufriendo la profesión, con una enorme pérdida de puestos de trabajo de periodistas en los últimos años». Y en la misma línea, la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) afirmó que el cierre supone «la desaparición de una voz de la libertad de expresión y representa una pésima y triste noticia para todos aquellos» que   luchan por mantener un «sector periodístico dinámico, rico y plural».

Apoyo masivo en Twitter

El cierre de la edición impresa de «Público» cayó ayer como un jarro de agua fría en la red social Twitter. No en vano, el perfil del periódico en esta red cuenta con un amplio seguimiento y suma más de 185.000 seguidores. Tal fue la repercursión que el «hashtag» #Público se mantuvo durante horas en los primeros puestos de los Temas del Momento en España, más conocico como «Trending Topic», debatiéndose en algunos momentos entre el primer o el segundo puesto. Mensajes como «otro día malo para el periodismo. Mucho ánimo para los compañeros de #público», escrito por el usuario @begourbon,   es una prueba del apoyo.

(Con información de La Razón, España)/cubadebate

RM