Espero estar equivocado y ocurra algo que detenga la agresión imperial contra Siria

Basem Tajeldine*

Todo parece ya inevitable. El imperio no dejará pasar esta ocasión para intervenir de forma directa en Siria. Aunque ya sus mercenarios (wahabíes y Salafíes, con los Hermanos Musulmanes y AlQaeda al frente) hacen su parte de «Cabeza de Playa» imperial, ahora, bajo los mismos pretextos «humanitarios» utilizados contra Libia, y ante la derrota militar de estos grupos armados (agrupados en el denominado “Ejercito Libre Sirio”) por parte de las fuerzas del Estado sirio, pero también frente a la derrota diplomática recibida por EE.UU. enla ONU(gracias al veto de Rusia y China), la secretaria de Estado Hillary Clinton habla ya de ignorar ala ONUy accionar militarmente contra Siria bajo una coalición internacional (la OTANy junto algunos países vasallos de la región).Hoy parece repetirse la misma penosa historia dela Jamahiriya Libia, para ello pretenden valerse  de similares mentiras construidas por las grandes transnacionales mediáticas (AlJazzera y Alarabiya, BBC, CNN entre otras) utilizadas en el pasado contra Libia, esta vez acusando al gobierno sirio de haber bombardeado objetivos “civiles” en Homs matando a más de 200 «civiles inocentes». Puras patrañas!!! Lo más patético es que aun conociendo la reciente historia de mentiras utilizadas contra Libia -donde la propia Clinton admitió que nunca existieron tales bombardeos de Gaddafi que acabaron con la vida de más de 10000 libios en Benghazi, y que fuera el justificativo principal que promovió la resolución 1973 del Consejo de Seguridad -, hoy muchos olvidan esa historia y caen como ingenuos en la misma trampa. Nosotros no olvidamos!!!

Estados Unidos e Israel necesitan romper el eslabón que une a la República Islámicade Irán con el Líbano (particularmente con la resistencia chií del Hizballah quienes ya han probado con éxitos sus misiles contra Israel en la guerra del año 2006) antes de inmiscuirse en una guerra frontal contra Irán. Ese eslabón es Siria. Si Estados Unidos e Israel logra acabar con su gobierno de Bashar Al Asad estaría así rompiendo con el cordón umbilical que alimenta con armas a la resistencia del Líbano y de Palestina ocupada contra Israel en la región. Para ello la canalla imperial promueve la misma política maquiavélica empleada contra Irak de guerras inter-religiosas entre hermanos árabes (sunítas contra chiita, alawitas, cristianos y drusos) apoyando a los Hermanos Musulmanes (sunítas-salafísta) y a sus engendros mercenarios de AlQaeda -tal como lo hizo también en Libia- para ir desgastando al gobierno sirio y crear las condiciones y justificativos “mediáticos” que permitan una intervención imperial ya más directa contra ese hermano país.

El gobierno sirio siempre ha estado abierto al dialogo interno. Pero los Hermanos Musulmanes han rechazado desde un inicio sus llamados. A los mercenarios no les paga EE.UU. para negociar sino para destruir al gobierno de Bashar Al Asad. El contrato imperial con estos grupos no estipula esta posibilidad.

Espero estar equivocado con mi apreciación y pase algo que detenga al imperio en sus pretensiones contra Siria.

Urge una movilización internacional que detenga al imperio.

*Miembro del Centro de Saberes Africanos

@BasemTajeldine

RM