Cumbre del Alba aprobó declaración sobre independencia de Puerto Rico

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) aprobaron este domingo en la segunda sesión de la XI Cumbre del Alba la declaración especial sobre el derecho inalienable del pueblo de Puerto Rico a su autodeterminación y su plena independencia.En dicha declaración, leída por el presidente de la República Bolivariana de Los jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Los Nuestra América (Alba) aprobaron este domingo en la segunda sesión de la XI Cumbre del Alba la declaración especial sobre el derecho inalienable del pueblo de Puerto Rico a su autodeterminación y su plena independencia.

En dicha declaración, leída por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, se recordó que Puerto Rico es una nación latinoamericana y caribeña, con su propia e inconfundible historia, cuyos derechos a la soberanía son violados por la tutela colonial impuesta por Estados Unidos durante más de un siglo

Además, se destacó que la causa de la independencia de Puerto Rico es un asunto que concierne a la región de América Latina y el Caribe, y a sus foros de concertación y cooperación política, en especial la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

En el documento también se manifestó el reclamo de la libertad de los presos políticos que cumplen condena por luchar por la independencia y la autoderteminación de Puerto Rico.

El Alba nació de un acuerdo suscrito entre Venezuela y Cuba, en 2004, sobre ideales de integración para superar los esquemas tradicionales de libre comercio y lograr un intercambio más justo con las asimetrías económicas; desarrollar políticas conjuntas de atención social y adoptar mecanismos financieros y económicos independientes de organismos como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, entre otras premisas.

Progresivamente se han ido sumando Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Dominica, Antigua y Barbuda y San Vicente y Las Granadinas. Nuestra América (Alba) aprobaron este domingo en la segunda sesión de la XI Cumbre del Alba la declaración especial sobre el derecho inalienable del pueblo de Puerto Rico a su autodeterminación y su plena independencia.

En dicha declaración, leída por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, se recordó que Puerto Rico es una nación latinoamericana y caribeña, con su propia e inconfundible historia, cuyos derechos a la soberanía son violados por la tutela colonial impuesta por Estados Unidos durante más de un siglo

Además, se destacó que la causa de la independencia de Puerto Rico es un asunto que concierne a la región de América Latina y el Caribe, y a sus foros de concertación y cooperación política, en especial la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

En el documento también se manifestó el reclamo de la libertad de los presos políticos que cumplen condena por luchar por la independencia y la autoderteminación de Puerto Rico.

El Alba nació de un acuerdo suscrito entre Venezuela y Cuba, en 2004, sobre ideales de integración para superar los esquemas tradicionales de libre comercio y lograr un intercambio más justo con las asimetrías económicas; desarrollar políticas conjuntas de atención social y adoptar mecanismos financieros y económicos independientes de organismos como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, entre otras premisas.

Progresivamente se han ido sumando Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Dominica, Antigua y Barbuda y San Vicente y Las Granadinas. Nuestra América (Alba) aprobaron este domingo en la segunda sesión de la XI Cumbre del Alba la declaración especial sobre el derecho inalienable del pueblo de Puerto Rico a su autodeterminación y su plena independencia.

En dicha declaración, leída por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, se recordó que Puerto Rico es una nación latinoamericana y caribeña, con su propia e inconfundible historia, cuyos derechos a la soberanía son violados por la tutela colonial impuesta por Estados Unidos durante más de un siglo

Además, se destacó que la causa de la independencia de Puerto Rico es un asunto que concierne a la región de América Latina y el Caribe, y a sus foros de concertación y cooperación política, en especial la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

En el documento también se manifestó el reclamo de la libertad de los presos políticos que cumplen condena por luchar por la independencia y la autoderteminación de Puerto Rico.

El Alba nació de un acuerdo suscrito entre Venezuela y Cuba, en 2004, sobre ideales de integración para superar los esquemas tradicionales de libre comercio y lograr un intercambio más justo con las asimetrías económicas; desarrollar políticas conjuntas de atención social y adoptar mecanismos financieros y económicos independientes de organismos como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, entre otras premisas.

Progresivamente se han ido sumando Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Dominica, Antigua y Barbuda y San Vicente y Las Granadinas. Venezuela, Hugo Chávez, se recordó que Puerto Rico es una nación latinoamericana y caribeña, con su propia e inconfundible historia, cuyos derechos a la soberanía son violados por la tutela colonial impuesta por Estados Unidos durante más de un siglo

Además, se destacó que la causa de la independencia de Puerto Rico es un asunto que concierne a la región de América Latina y el Caribe, y a sus foros de concertación y cooperación política, en especial la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

En el documento también se manifestó el reclamo de la libertad de los presos políticos que cumplen condena por luchar por la independencia y la autoderteminación de Puerto Rico.

El Alba nació de un acuerdo suscrito entre Venezuela y Cuba, en 2004, sobre ideales de integración para superar los esquemas tradicionales de libre comercio y lograr un intercambio más justo con las asimetrías económicas; desarrollar políticas conjuntas de atención social y adoptar mecanismos financieros y económicos independientes de organismos como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, entre otras premisas.

Progresivamente se han ido sumando Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Dominica, Antigua y Barbuda y San Vicente y Las Granadinas./AVN

RM