Salida de Venezuela del Ciadi no afectará inversiones petroleras

El diputado al Parlatino, Ángel Rodríguez, afirmó que la salida de Venezuela del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), no afectará las inversiones petroleras en Venezuela, pues el país continuará siendo un destino muy atractivo para las grandes transnacionales, debido a que posee las reservas probadas más grandes del planeta, con 296 mil 500 millones de barriles de crudo.“Venezuela aumentará su importancia en el mercado internacional de combustibles en un futuro cercano. Hay estudios que demuestran que la producción de Rusia, China, Irán, México, Emiratos Árabes Unidos y Noruega va a decaer. Se espera que el bombeo de Kuwait e Irak permanezca estable y, sólo 6 de los 15 grandes exportadores, podrán elevar los volúmenes ofrecidos actualmente”.

El parlamentario enfatizó que cada vez es más difícil para los consorcios privados occidentales acceder a proyectos atractivos en el sector. Se han percatado de que los pozos accesibles se acabaron. Ante la escasez de descubrimientos, han tenido que aumentar sus incursiones en zonas inexploradas en aguas profundas, donde los costos y riesgos aumentan.

“Es el caso de Exxon Mobil, que cada vez afronta mayores apuros para hallar nuevos yacimientos. La compañía presenta una caída progresiva de sus reservas, que en los últimos 10 años han disminuido 5%. De allí el interés que ha mostrado el gigante corporativo por el Ártico, que es una de las zonas más peligrosas del globo terráqueo para taladrar”, sostuvo.

El diputado aseveró que en este contexto la Faja Petrolífera del Orinoco es parte del lomito del mercado. Por eso el Gobierno Bolivariano no caerá en el chantaje de la doctrina neoliberal.

“Es mentira que los países emergentes no atraen capitales foráneos, si no aceptan la jurisdicción del CIADI. Como ejemplo se pueden citar a China y Brasil, que tienen economías poderosas y apuntalaron un modelo de crecimiento sostenido, a pesar de que nunca aceptaron a este organismo como árbitro”.

Descartó la imparcialidad del CIADI. Como pertenece al Banco Mundial, la institución está subordinada a los intereses de sus cinco accionistas principales, que son Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia y Reino Unido, sede de muchas de las empresas que se ven favorecidas con los fallos de este centro. Además, muchas de estas transnacionales son clientes directos del ente multilateral.

Otro problema mencionado por Rodríguez es la trayectoria de los jueces. La mayoría son estadounidenses, franceses y británicos. Si tienen otra nacionalidad, simpatizan políticas neocoloniales de las poderosas oligarquías, o han tenido vínculos laborales con importantes grupos económicos.

“La adhesión de Venezuela al Ciadi en la IV República estuvo enmarcada dentro del conjunto de recetas del Fondo Monetario Internacional, que impuso la entrega del control de nuestras riquezas naturales, a la explotación irracional de los grandes consorcios extranjeros, así como la apertura indiscriminada de la economía y la privatización de los servicios públicos, en condiciones sumamente desventajosas para el pueblo”, concluyó Ángel Rodríguez.

Parlatino