EE.UU. incapaz de impedir cierre de Ormuz, asegura Irán

Teherán, 16 ene (PL) Irán destacó hoy su potencial militar y subrayó que Estados Unidos carece de capacidad para impedirle cerrar el estratégico Estrecho de Ormuz, al tiempo que confirmó haber recibido una carta de Washington sobre ese particular.

El vicejefe de Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas iraníes, brigadier general Massoud Jazareyi, señaló que con independencia de las campañas publicitarias y la propaganda belicista, «los estadounidenses son incapaces de enfrentarse a las acciones iraníes». Tal desventaja, según explicó Jazareyi, se da en distintas esferas, «incluido el plan potencial (por parte de Teherán) de cortar el tránsito por Ormuz, si se ve obligado a tomar esa medida», como alertó si se aplican sanciones a su sector petrolero.

El militar de alto rango aseveró que «el principal objetivo» del país persa en toda la región es «reducir tensiones», y consideró que «proteger y garantizar la seguridad en el Golfo Pérsico» está entre las principales políticas defensivas del país.

Sin embargo, advirtió que «si los intereses nacionales del país se ven amenazados, las fuerzas armadas de Irán utilizarán sus capacidades defensivas para defender la soberanía» del territorio.

El pasado 27 de diciembre, el primer vicepresidente del país, Mohammad Reza Rahimi, advirtió que «si ellos (Estados Unidos y Occidente) imponen sanciones al petróleo iraní, ni una gota de petróleo se permitirá pasar por el Estrecho de Ormuz».

A ello siguió un día después, en plenas maniobras militares «Velayat 90», la afirmación del jefe de la Armada iraní, contraalmirante Habibollah Sayyari, de que cerrar Ormuz «es muy fácil para las fuerzas navales», pues Teherán tiene «pleno control de esa estratégica vía».

El vicecomandante del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), Hossein Salami, remarcó el 29 de diciembre que el Pentágono estadounidense no estaba en posición de impedir a Irán clausurar el Estrecho de Ormuz.

Por su lado, el secretario de Defensa norteamericano, Leon Panetta, respondió hace ocho días subrayando que «queremos dejar muy claro que Estados Unidos no tolerará el bloqueo del Estrecho de Ormuz», y empezó a movilizar la Quinta Flota basada en Bahrein.

A su vez, el portavoz de la cancillería iraní, Ramin Mehmanparast, confirmó ayer que el gobierno persa recibió -por tres canales distintos- una carta del gobierno estadounidense sobre el tema, la cual «está estudiando y responderá si lo cree necesario».

En medio de la creciente tensión, Irán sugirió a las naciones árabes petroleras del Golfo Pérsico abstenerse de incrementar sus producciones petroleras, porque serán responsables de las consecuencias de cualquier perjuicio para Teherán por presiones europeas y norteamericanas.

lac/Ucl//vc/jhd