Un territorio insular nace en Venezuela

Caracas, (PL) Con el anuncio realizado por el presidente venezolano, Hugo Chávez, acerca de la creación de un nuevo territorio federal llamado Francisco de Miranda, un nuevo espacio para el desarrollo del país salió a la luz.

El archipiélago Los Roques, la Isla de Aves, La Orchila y los islotes de la Península de Paraguaná formarán parte de esa jurisdicción refrendada mediante una Ley habilitante promulgada por el Jefe de Estado.

«Tenemos que ejercer soberanía plena sobre el mar territorial y la zona económica exclusiva, una de las más grandes del mundo, y para ello debemos asentarnos en el territorio marítimo e insular, actualmente disperso», precisó el mandatario al abordar el tema.

Ubicado a 120 kilómetros de tierra firme, con una superficie terrestre de unos 150 mil kilómetros cuadrados y constituido por 72 dependencias federales, esa zona juega un importante papel dentro del desarrollo de la nación.

El sostén jurídico para esta decisión se encuentra en la Constitución de Venezuela, en particular en los artículos 10 y 11, los cuales explican el alcance del territorio nacional y toca aspectos relacionados con la soberanía de la República.

Al respecto, precisa que ese principio es ejercido en los espacios continental e insular, lacustre y fluvial, áreas marinas interiores, históricas y vitales y las comprendidas dentro de las líneas de base recta adoptadas por la República.

La administración de Francisco de Miranda contará con el respaldo del gobierno venezolano para desplegar planes de desarrollo socioeconómicos a corto y mediano plazo en beneficio de sus casi dos mil habitantes.

De acuerdo con el decreto, el gobierno será ejercido por un Jefe en representación del Ejecutivo Nacional, quién se encargará de la organización y administración del grupo de islas.

También establece que la sede de los órganos gubernamentales del Territorio Insular Francisco de Miranda estará en la Isla El Gran Roque, ubicada en el Archipiélago del mismo nombre.

Para Chávez, la creación de la nueva entidad, tiene gran dimensión geopolítica y económica y provocará repercusiones internacionales por tratarse del nacimiento de un nuevo espacio geográfico considerado por muchos como libre, «pero es territorio venezolano».

Como jefe político del archipiélago, el mandatario designó al almirante Armando Laguna, quien destacó el gran potencial de los sectores pesquero y turístico del territorio.

Las autoridades venezolanas evalúan la creación de otra dependencia insular formada por La Tortuga, La Blanquilla y el archipiélago Los Testigos, al noroeste de la isla de Margarita y a 90 millas náuticas de Puerto la Cruz.

mem/ema