A ALFONSO CANO LO MATARON LOS JUDÍOS.

MAURICIO PABÓN LOZANO.

El martes once de octubre se reunió en un apartamento del norte de Bogotá un asesor del Servicio de Inteligencia de Israel (Mossad), con el Comandante de las Fuerzas Armadas, para coordinar una operación que había comenzado en Tel Aviv, en el mes de octubre también, pero del año anterior, y que debía terminar el tres de noviembre, de este año, pero la noticia, con todo el despliegue espectacular en agencias “amigas” de noticias nacionales e internacionales, había que darla el cuatro. El Jefe de las Fuerzas Armadas recibió una llamada el día anterior, el diez, a las 8:00 de la mañana, donde le garantizaban que sus hijos estarían bien toda la tarde. Este hombre se fumó un cigarrillo importado, y le confesó a su secretario que esa noche no jugaría a Black Jack porque “tenía cosas que atender”.

El Presidente de la República que es el hombre más solapado de Colombia, y que tiene una obsesión personal bastante marcada con las Fuerzas Guerrilleras, en extremo superior a su antecesor; llamó ese día; once de Octubre, a Washington, para cerciorarse en persona de los servicios prestados por el Mossad en Colombia.

Él; conoce bien como opera el Servicio de Inteligencia de Israel.

El éxito que se anotó con la violación de la soberanía de la República del Ecuador, en su condición de Ministro de Defensa, donde murió en un bombardeo aéreo criminal un Jefe guerrillero, y varios civiles de nacionalidades múltiples, fue planeado por Israel; grupo de vándalos tan distante de nuestro país; pero, que al parecer dominan nuestro servicio secreto de inteligencia, y, lograron con la violación de esa soberanía( acto criminal realizado por Israel a nombre de Colombia), perfilar al doctor Juan Manuel Santos, para introducirlo en la Casa de Nariño.

(Quiero decir que el triunfo de JMS al vencer en una batalla electoral de carácter presidencial, no tuvo nada de mérito, como pareció ser: JMS, toda su vida ha sido un mantenido y oportunista; jamás se ha ganado la vida por sus propios méritos, llegó donde llegó porque su familia es rica, hay que averiguar cómo su familia consiguió tanto dinero, para tener a la cloaca EL TIEMPO, como el periódico de mayor influencia en Colombia. Ver mi artículo “Juan Manuel Santos y los prostíbulos de Cartagena de Indias”, que aparece en mis papeles, y publicado en su momento en el portal internacional de noticias COLAREBO. Así que ser millonario, tener un periódico, varios millones de dólares donados por los judíos, para financiar la campaña presidencial; sugiere una pregunta; ¿dónde está lo heroico? Así cualquier imbécil puede ser Jefe de Estado. Bueno, así es esa familia, la número tres, de las siete que mandan con plenos poderes, en un país de cincuenta millones de habitantes).

Ello lo sabía el rector de la Universidad Nacional de Colombia, que es judío y no entiendo porqué agentes foráneos dirigen nuestra principal casa de estudios. También lo sabía la Secretaria de la Presidencia, también judía. Porque ahora se quiere decir: “El ejército de Colombia mató a Alfonso Cano”. No es así. Lo mató Israel y su tecnología. Como también mató Israel y su tecnología a Raúl Reyes.

Es como decir que al coronel Gadafi lo mató el pueblo libio; donde hasta el más estúpido sabe que lo mató una banda de mercenarios contratados por la OTAN.

Los judíos se adueñaron de Colombia. Estos perros (pido perdón a los verdaderos perros) manejan nuestras Fuerzas Armadas y les dan órdenes a nuestros oficiales. Yo no estoy de acuerdo con los métodos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo(FARC-EP); pero sé como colombiano, como escritor, como latinoamericano, como simple ciudadano de a pie; que sostenerse sesenta años en resistencia, tiene que llevar consigo un apoyo popular que habla el lenguaje de los campesinos, el lenguaje de los trabajadores más desarrollados, el lenguaje de los estudiantes progresistas, y, un apoyo abierto de los intelectuales que no tienen precio.

Se equivoca la tesis de matar la cabeza para que se desplome el monstruo.

Cada Jefe guerrillero que desaparece del plano físico es sustituido en el acto por otro Jefe guerrillero y así hasta siempre. Ello lo sabe cualquiera que estudie la Guerra de Guerrillas.

Y más allá; Santos, no es matando el contrario que se resuelven los problemas de los colombianos.

Esa reunión en el norte de Bogotá deja claro hasta donde llegan los tentáculos de Israel en Colombia.

El reciente voto de Colombia en contra de la formación del Estado Palestino en la ONU; manifiesta que Israel no solo controla nuestras Fuerzas Armadas; también controla nuestras decisiones internacionales.

Yo soy partidario de la existencia de Israel como pueblo; además, no estoy sugiriendo que salgamos a matar a cuanto judío encontremos en la calle, solo pido atender el problema de los judíos en Colombia. No podemos permitir que fuerzas foráneas sean los que decidan cómo tenemos que vivir, como tenemos que pensar y; a quien hay que matar y a quien hay que dejar vivir. La muerte de Cano supone un obstáculo de alto nivel para encontrar una salida negociada al conflicto político-militar en Colombia; y, con esta muerte sale Israel de nuevo implicado en un problema que corresponde solucionar a los colombianos. Allí está el carácter abusivo de los judíos. Porque no hay duda que los judíos son abusivos.

Los recibimos hace cincuenta años porque estaban con una mano adelante y otra atrás. Y; abusaron. Abusan, porque saben que somos hospitalarios.

 Pero a esa hospitalidad le está llegando un límite.

RM

2 comentarios sobre “A ALFONSO CANO LO MATARON LOS JUDÍOS.

  1. A quien se le debe pedir rendición de cuentas sobre la presencia del Mossad en Colombia, es a Juan Manuel Santos, no al gobierno israelí.
    De la derecha del gobierno y el Servicio de Inteligencia de Israel podemos esperar cualquier cosa (ojo! del gobierno israelí, no del pueblo judío).

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.